La pandemia del coronavirus ha incrementado el precio de los entierros en nuestro país.

Según los últimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Sanidad, en España han fallecido más de 30.000 personas a causa del COVID-19, algo que ha repercutido de forma directa en los entierros. Y es que las funerarias han tenido que intensificar la actividad, sobre todo, después de las saturaciones que se vivieron durante los meses más duros de la pandemia -marzo, abril y mayo-.

A pesar de haber reforzado las medidas de prevención y seguridad, los rebrotes y los contagios siguen presentes en nuestro país, de manera que el número de fallecidos no deja de crecer. Por ello, cada vez son más las personas que tienen que organizar un entierro, un acontecimiento cargado de tristeza al que cuesta asistir, puesto que nadie quiere dar el ‘último adiós’ a un ser querido.

Ante esta situación, no es extraño que la gente se plantee cuál es el coste del entierro, ya que la crisis sanitaria del coronavirus, también ha tenido un enorme impacto en la economía de las familias. Según indican algunas empresas funerarias, el entierro de una persona cuesta aproximadamente unos 3.500€, sin embargo, este gasto es mayor si ha fallecido a causa del COVID-19.

 

¿Cuál es el coste de un entierro?

Generalmente, la mayoría de los españoles cree que los gastos de un funeral son muy altos, ya que como se ha comentado anteriormente, el entierro de una persona cuesta de media unos 3.500€. Esta cantidad varía en función de las comunidades autónomas, por lo que se puede decir, que no es lo mismo enterrar a una persona en Zamora que en Madrid.

El precio de los entierros en Madrid es especialmente reseñable, puesto que según los datos aportados por la OCU -Organización de Consumidores-, un servicio mínimo de entierro o incineración cuesta casi 2.000€, mientras que un sepelio completo tiene un coste superior a los 6.000€. Una cifra muy alta, que puede ir a más si la persona ha fallecido por coronavirus.

Hay que tener en cuenta, que las personas fallecidas por COVID-19 requieren un trato especial, ya que por ejemplo, los trabajadores del servicio funerario tienen que usar equipos de protección personal -EPIs-. Pero este no es el único gasto extra, debido a que también hay que sumarle el coste del sudario, de la desinfección y del tratamiento de los residuos, por lo que puede llegar a suponer un desembolso de hasta 500€.

 

¿En qué provincias son más caros los entierros?

Recientemente, UNESPA -Unión Española de Entidades Aseguradoras- ha publicado un nuevo ranking, en el que detalla cuál es el coste de un entierro en cada provincia española. Para realizar este listado, UNESPA ha analizado los costes que se asocian al fallecimiento de las personas. Según este ranking, Girona, Madrid y Barcelona son las provincias españolas donde es más caro enterrar a una persona.  

A estos tres lugares les siguen Lérida y Huesca, aunque con un coste bastante menor. Pero, ¿en qué provincias españolas son más baratos los entierros? Según UNESPA, Zamora, Santa Cruz de Tenerife y Palencia son los lugares más económicos a la hora de celebrar un entierro en España. A estas tres poblaciones, les siguen muy de cerca Soria y Cuenca.

Este listado que ha elaborado UNESPA, también analiza el coste del entierro en las ciudades, donde hay alguna que otra sorpresa. Por ejemplo, Madrid, Vigo y Valencia son las ciudades españolas de más 250.000 habitantes donde los funerales son más caros, mientras que Bilbao, Murcia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba y Málaga son las poblaciones donde los entierros tienen un menor coste.

 

Principales gastos de un entierro

Sin ninguna duda, los españoles no andan desencaminados cuando dicen que el coste de un entierro es bastante alto, ya que los gastos del funeral suelen ser superiores a los 3.500€. Todo depende de la funeraria en cuestión, pero cualquier servicio mínimo incluye el entierro -o incineración-, el féretro, el coche fúnebre, la recogida, el traslado del cuerpo, el centro de flores, la preparación estética del cadáver y la tramitación de la documentación.

Es decir, una serie de servicios funerarios que se traducen en gastos del entierro, los cuales pueden ser superiores, si se contrata un funeral íntegro. Cuando hablamos de un sepelio completo, nos referimos a un servicio en el que se incluye un velatorio 24h, una sábana sudario, una corona de flores y algunos servicios religiosos. Además, este servicio especial también puede incorporar un traslado de hasta 50 kilómetros.

Dentro de los costes funerarios, el féretro es el apartado más caro, puesto que por lo general, un modelo común suele rondar los 1.200€ -aunque hay modelos más baratos-. Por su parte, el precio del tanatorio y de la inhumación varía según cada provincia, ya que este suele responder a las tasas municipales. De media, el coste del tanatorio en España es de 500€, mientras que el de la inhumación se sitúa en los 600€.