Todas las personas llega un determinado día en el que comienzan a pensar en hacer su testamento, para dejar sus propiedades y bienes a sus seres más queridos. Normalmente, aunque no solemos pensar demasiado en ellos, todos tendríamos que tener hecho nuestro testamento por lo que pudiera pasar, sin embargo, a menudo cuando queremos hacerlo se nos llena la cabeza de dudas. 

Normalmente, la mayoría de las preguntas van encaminadas hacia cuánto cuesta hacer un testamento, qué pasos se deben seguir, dónde realizarlo o que documentación se debe presentar para hacerlo legal. Sobre todo esto hablaremos en el post de hoy, en el que nos hemos propuesto resolver todas vuestras dudas acerca de este tema para que podáis completar todos los trámites sin ningún tipo de problema. 

Hacer un testamento es, en realidad, una tarea sencilla, en la que únicamente tendremos que llevar a cabo ciertos protocolos para conseguirlo de manera legal, por lo que aquí os explicaremos paso a paso todo lo que debéis hacer para dejarlo listo. 

¿Qué es un testamento?

Básicamente, un testamento es un documento mediante el cual una determinada persona expresa sus voluntades acerca de cómo deben repartirse sus bienes y propiedades, siempre una vez que haya fallecido. De este modo, se suele dejar por escrito un inventario de los bienes de dicha persona y de quién pasarán a ser propiedad una vez que el titular del testamento haya muerto. 

Se trata de una manera natural, particular y madura de tratar un tema que, tarde o temprano, todos debemos afrontar. Además, es una manera muy práctica para ahorrar trabajo a nuestros seres queridos después de nuestra muerte. 

¿Cuánto cuesta hacer un testamento?

Hacer un testamento es verdaderamente barato, teniendo en cuenta lo sumamente importante que puede llegar a ser este documento en la mayoría de los casos. El coste de un testamento puede ir desde cero euros si lo hacemos de nuestro puño y letra sin ningún tipo de certificación, hasta los 80 o 100 euros en las notarías más caras

No obstante, lo normal es que el coste de un testamento ronde entre los 35 y los 40 euros con carácter general, por lo que no se trata para nada de un servicio caro o inaccesible. 

Tipos de testamento que podemos hacer

Según cómo se haya elaborado el testamento o su certificación, podemos hablar de tres tipos básicos de testamentos: ológrafos, cerrados y abiertos. 

Testamento escrito a mano

Este testamento es el menos fiable de todos, ya que puede ser fácilmente desestimado, saboteado o perdido. Además, para que se considere legal, el documento debe estar redactado a mano (no se admitirán testamentos ológrafos escritos a ordenador), con nuestra tipografía y totalmente libre de borrones

Este tipo de testamento es el menos recomendado, ya que suele perderse con muchísima facilidad, es difícil de encontrar por parte de los herederos y, además, puede dar lugar a errores, equivocaciones y se puede desestimar con bastante facilidad. 

Testamento cerrado

El testamento cerrado es una de las opciones más utilizadas para redactar testamentos. En este caso, el interesado en realizar el testamento, redactará sus voluntades en un documento que entregará a la notaría que haya escogido en un sobre cerrado. De esta forma, la notaría tendrá constancia de la entrada de este documento y lo custodiará hasta la fecha necesaria. 

Se levantará un acta para realizar el procedimiento de manera legal, se archivará y posteriormente se guardará hasta que sea necesario ser consultado o hasta que se quiera realizar alguna variación en él. En este caso, la notaría no sabrá qué contiene el testamento. 

Testamento bajo notario

Finalmente, el testamento abierto es realmente la opción más solicitada a la hora de hacer un testamento. La persona interesada en realizar este documento acudirá a un notario junto con el que redactará el testamento, siendo el notario totalmente consciente de lo que se incluye en él. 

De esta forma, será el propio notario el que redacte lo que el solicitante demande, guardando la copia de manera legal con todas las garantías. 

Requisitos y trámites para elaborar un testamento

Para poder realizar cualquier tipo de testamento de los anteriormente comentados únicamente es necesario ser mayor de 14 años y estar en plenas facultades físicas y psicológicas para hacerlo. 

Además de esto, si vamos a realizar el testamento en una notaría, también necesitaremos llevar con nosotros nuestro DNI, de forma que todo pueda quedar certificado a nuestro nombre. 

¿Por qué es interesante realizar un testamento en una notaría?

Realizar un testamento en una notaría, en vez de realizarlo de nuestro puño y letra en un simple folio es, más que nada, una garantía de seguridad. Haciéndolo bajo notario (tanto en fórmula abierta como cerrada) nos aseguramos de que todo el proceso se hará bajo los parámetros legales necesarios, salvaguardando tanto nuestros derechos como los derechos de nuestros herederos. 

Además, realizando el testamento bajo notario, será este el encargado de conservarlo y archivarlo en el Registro de Últimas Voluntades, donde se extraerá en el momento adecuado también bajo la más estricta legalidad vigente. 

Finalmente, la última de las ventajas de realizar siempre un testamento bajo notario es que este documento será siempre secreto y la confidencialidad estará garantizada por la notaría hasta el momento del fallecimiento, en el que el notario será el encargado de comunicar lo estipulado en el documento a las personas interesadas.