Hasta un máximo de 100 pequeños comerciantes podrán ponerse al día en la transformación digital de sus negocios gracias a la ampliación de la última edición del proyecto de digitalización puesto en marcha por el Ayuntamiento. A través de la Dirección General de Comercio y Hostelería adscrita al Área de Economía, Innovación y Empleo, se abre una nueva convocatoria del programa de ‘Transformación digital del pequeño comercio de la ciudad de Madrid’ con el apoyo de la Fundación IE y J.P. Morgan y en colaboración con Orange.

Este proyecto, que comenzó en 2019, ha impulsado la digitalización de pequeños comercios durante la crisis económica y sanitaria de la COVID-19 con el objetivo de ayudarles a gestionar el impacto de la crisis a corto, medio y largo plazo. Los comercios que se apunten a esta nueva convocatoria tendrán la posibilidad de desarrollar su estrategia en el mundo digital desde el próximo mes de marzo y hasta finales de diciembre de 2022 en el Centro de Innovación Social y Sostenibilidad adscrito a la Fundación IE.

Los asistentes recibirán formación y apoyo personalizado en el desarrollo de estrategias de posicionamiento online con el objetivo de establecer una formación sólida en el ámbito digital, aprender nuevas herramientas y finalmente reforzar la estrategia de ventas de forma coherente con su modelo empresarial. Así, podrán desarrollar su tienda online, optimizar sus páginas web, mejorar la presencia en redes sociales, en plataformas digitales de ventas y de gestión, entre otras posibilidades.

La formación, al igual que en anteriores convocatorias, es personalizada a través de tutores especializados que ofrecen apoyo tanto en grupos sinérgicos como a nivel individual durante todo el recorrido del proyecto. Además, los comerciantes recibirán apoyo por parte de estudiantes del Máster en Medios Audiovisuales y Marketing Digital y Grado en Comunicación y Marketing de IE University en la consolidación de sus estrategias en la fase final del proyecto.

La convocatoria, que está abierta hasta el 7 de marzo, está dirigida a los propietarios de un negocio que tenga menos de nueve empleados a cargo, que estén abiertos al público desde hace al menos dos años y que tengan intención de digitalizar el comercio. Las plazas son limitadas y se priorizan los negocios ubicados en las áreas que han sufrido un mayor impacto durante la pandemia.