Las traducciones juradas tienen algunas particularidades únicas que las diferencian de otros tipos de traducciones. En primer lugar, se diferencia por el objetivo final que tienen, y en segundo lugar, la manera en que los traductores trabajan sobre ellas.

La traducción jurada tiene varios nombres en español, según el país en que se realice, tales como oficial, pública o legal. Lo que hace que las traducciones juradas sean diferentes a otras traducciones técnicas es su carácter oficial, lo que le brinda una validez específica para realizar ciertas gestiones.  Sin embargo, se la debe diferenciar de las jurídicas, un nombre que se aplica a las traducciones de documentación legal (públicas o privadas).

Las traducciones juradas solo serán válidas en caso de haber sido traducidas por un traductor jurado (público o certificado). Esto se debe a que el traductor debe firmar y sellar cada hoja de la traducción, de la manera que indique el organismo regulador para estas traducciones. No obstante, para poder llegar a este punto, el traductor debe cumplir con ciertos requisitos previos.

Un traductor es traductor jurado cuando ha finalizado sus estudios universitarios, registrado su firma y sello en el organismo que los regule y realice la certificación de las traducciones, y también haber pagado su matrícula o licencia que le permite trabajar como tal.

Contratar el servicio adecuado

En el caso de que se necesite traducir documentación y esa traducción deba ser jurada, entonces existen dos posibilidades para llegar a esa meta: contratar a un traductor jurado independiente o a una agencia de traducción.

A veces, puede resultar difícil decidir quién va a brinda el mejor servicio de traducción jurada, pero a continuación se incluyen algunos detalles sobre ambas opciones.

  • Traductor jurado independiente. Actualmente, existen miles de traductores que brindan un excelente servicio por cuenta propia. Solo es importante, buscar uno por recomendación o que tenga experiencia comprobable.
  • Agencia de traducciones. Formadas por equipos de traductores que trabajan de forma individual o en grupos. Las ventajas más destacadas de contratar a una agencia son la rapidez con la que pueden cotizar y entregar la traducción terminada, y la posibilidad de comprobar la calidad de su trabajo más fácilmente a través de sus redes sociales y oficinas virtuales.

¿Quiénes necesitan una traducción jurada?

Las personas privadas o las empresas que necesitan traducir un documento de esta forma cuando tengan que ser presentados ante un organismo como parte importante para completar un trámite o gestión.

Por ejemplo, en algunos trámites es necesario traducir un certificado (de nacimiento, muerte, casamiento, universitario, etc.) para ser presentado ante un organismo oficial de otro país cuando se desea emigrar.

Conclusión

Las traducciones juradas son traducciones que los traductores especializados realizan todos los días. Esto se debe a que la comunicación y el intercambio entre países se presentan en todos los niveles de la vida como políticos, educativos, económicos, culturales, y muchos otros.

Por eso, cuando se requiere una traducción jurada se debe elegir adecuadamente al profesional o a la empresa que brindará el servicio, para que el resultado sea tan bueno como se espera.