Los avances tecnológicos están alcanzados niveles no experimentados ni soñados hace tan sola una década. Quien más o quien menos accede diariamente a la red de redes con lo que eso conlleva en términos de seguridad para que todo marche según lo previsto. En este sentido, las Red Privadas Virtuales (VPN) se han convertido en una tecnología que hace aumentar la seguridad de todos los internautas para no poner en riesgo algo tan valioso como sus datos personales.

Sun funcionalidad radica en la extensión segura de la red de área local sobre una red pública o no controlada como Internet. Es decir, poner nuevos cortafuegos o medidas de para autentificar a un usuario real, alejando así a los bots de los procesos cotidianos. No todas estas aplicaciones son iguales, y sin duda VPNpro se ha convertido en una de las alternativas líderes del sector, por los resultados y característica que ella alberga.

Pero estas redes privadas virtuales van mucho más allá de cumplir y aumentar la seguridad que se requiere en la red de redes. Por todos es conocido que el consumo televisivo también se ha modificado desde la generalización de internet. Hace tan solo unos años era impensable poder disfrutar de televisión en otro soporte que no fuera la pequeña pantalla. A día de hoy, el paradigma televisivo ha cambiado ostensiblemente, siendo plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime las que han acercado y han hecho accesible sin límite alguno a nuevas formas de entretenimiento en buena parte de los hogares del país.

De la mano de estas plataformas de streaming ha surgido la nueva forma de consumo audiovisual de la mano de la IPTV. Este término que parece tan avanzado, no es nada más que disfrutar de numerosos canales de televisión a través de IP. Son muchos los operadores que aprovechan esta nueva herramienta para ofrecer sus emisiones en todo el planeta, y es que lejos queda ya esa oferta analógica a través de antena, o incluso la Televisión Digital Terrestre que vino para ofrecer una mayor variabilidad de opciones que se adapten a los gustos y preferencias de buena parte de la sociedad.

Muchos de los canales que emiten por internet, están destinados a ofrecer su programación para un determinado territorio. Para poder sobreponerse a esas barreras, es aquí donde entra un VPN de calidad. Con ello, podemos enmascarar nuestra IP y convertirla a ojos del proveedor de servicios en una que se suponga que físicamente se encuentra en esa nación. Basta con la obtención de una App de esta naturaleza y tras una correcta configuración, los servicio IPTV pueden estar a tu alcance, para así poder disfrutar de una infinidad de canales que conformen una oferta televisiva soñada.