A la hora de solicitar los servicios de un cerrajero, llegan normalmente las maldiciones. O hay quejas referidas al precio, o que para lo que se cobra se ha estado muy poco tiempo. La cuestión es que no se tiene en cuenta de que se trata de un servicio profesional, con personal altamente cualificado y formado y que es capaz de solventar situaciones urgentes en el menor plazo posible. Y no, no solo abren puertas, la labor de los cerrajeros Barcelona va mucho ás allá, por lo que invitamos a que las conozcas.

 

Cerrajeros, un oficio versátil

Tal y como nos comentan en en esta empresa de cerrajeria de Sabadell, la labor de un cerrajero ha ido variando con el paso del tiempo. Los origenes de la cerrajería se remontan a la necesidad de guardar objetos, bienes o incluso animales. Desde que el sentimiento de propiedad y de pertenencia acompañan al ser humano, la cerrajería ha ido evolucionando. Es con la Revolución Industrial cuando empieza a tomar un alto grado de sofisticación, de tal forma que hay cerraduras de aquella época cuyos mecanismos se siguen utilizando actualmente,

En el siglo XXI, un cerrajero es un profesional que además de acudir a un domicilio a abrir una puerta causando el menor daño posible, es capaz de aconsejar sobre un buen sistema de alarma, propone medidas de seguridad para un domicilio o negocio. Es capaz de instalar y desinstalar todo tipo de cerraduras, hacer duplicados de llaves, o encargarse de las cajas de seguridad de una entidad bancaria. 

Sin embargo, estos especialistas en cerrajeria zona Sabadell también han de lidiar con la mala imagen que, de manera injusta, pesa sobre ellos. Acudir a un cerrajero para abrir una puerta de madrugada suele ser incluso un ejercicio de alto riesgo. Al tratarse de una emergencia, no se tiene presente que se está prestando un servicxio especial, que requiere de unas técnicas para poder realizar la apertura. Un buen cerrajero sabe cómo efectuar su trabajo y puede resolver el problema en pocos minutos. Además, muchos de ellos vinculan la prestación de sus servicios a empresas de seguridad o de seguros, por lo que echar un vistazo a la póliza puede resolver la duda de si tenemos el servicio incluido.

 

El intrusismo, un problema añadido

Tal y como nos recomiendan en portal cerrajeros Hospitalet SL, conviene estar muy atentos a los diferentes servicios de los cerrajeros piratas, meros estafadores, que se anuncian en cualquier lugar y que llaman la atención con unos precios muy asequibles. En primer lugar, los servicios de un cerrajero profesional no tienen por que ser caros, pero si el precio de uno de ellos es sospechosamente bajo, quizás mejor desconfiar. Igualmente, una empresa de cerrajería tiene siempre una sede, ya sea un local comercial o una oficina a la que poder acudir. Entregan una factura con su IVA y servicios que se han detallado, y ofrecen una garantía por los trabajos realizados.

A la hora de la verdad, un cerrajero no profesional no es más que un intruso que va a realizar la tarea con poca destreza, empleando más tiempo, provocando mas daños, y no ofreciendo ninguna garantía. Generalmente los precios están muy por encima de lo que se cobra, y en el peor de los casos, puede tratarse de alguien que va a manipular la cerradura para tratar de entrar al domicilio en cuanto no haya nadie. Como se puede comprobar, no merece la pena tratar de ahorrar algo de dinero en estos servicios, la jugada saldrá probablemente mal.

La cerrajería profesional ya no solo es un arte, se trata de una ciencia que pone sus conocimientos en mejorar los sistemas de seguridad, haciéndolos más eficientes y precisos. Las cerraduras actuales son cada vez más complejas de violar, y una de las labores de un cerrajero es la del asesoramiento en las diferentes medidas de seguridad. Por ejemplo, qué tipo de puerta instalar, cómo proteger las ventanas, cuáles son las mejores alarmas para un domicilio o negocio. Incluso un cerrajero pone a su disposición sus conocimientos para hacer de los sistemas de cierre algo más seguros, Todo sea en pos de adelantarse a las tretas y técnicas que emplean los ladrones.

De cara a la temporada estival, es muy importante seguir algunas medidas de seguridad para evitar robos, como no publicar fotografías en redes sociales cuando estemos fuera, dejar a alguien encargado de recoger el correo del buzón o dejar las persianas medio bajadas, no del todo para no alertar de nuestra ausencia. Entre estas simples pero efectivas medidas, y la instalación de una buena cerradura y alarma, les estaremos poniendo a los ladrones más dificultades para que nos roben. Mucho mejor invertir en prevención que tener que lamentar. Haz caso a los consejos de tu cerrajero y apuesta siempre por la profesionalidad.