Desde la llegada del coronavirus hemos visto como no solo los ciudadanos se llenan de preocupación por su salud, sino también por sus negocios, que se estarían viendo afectados por las medidas de distanciamiento y cuarentena que han aplicado gobiernos locales y nacionales de todo el mundo.

Sin embargo, habría una industria que no estaría pasándola tan mal: los supermercados.

En un ambiente cada vez más limitado para industrias como la moda, la tecnología y los vehículos, el consumo mayorista y minorista estaría viendo uno de sus mejores momentos en varios años, no solo en el frente físico, sino también en el Online (1). Pero, ¿cómo está creciendo esta industria y qué están haciendo sus actores para sacarle el máximo provecho?

Supermercados y lo "positivo" de la crisis

Si bien hablar de cosas “positivas” durante una crisis tan compleja como la del coronavirus, en la que cientos de miles de vidas se han perdido en tan solo unos meses, la realidad es que el comercio en tiendas y supermercados no podría calificarse de otra forma.

Desde el consumo en una tienda física, hasta la adopción de canales alternativos como el e-commerce, el comercio ha crecido de manera significativa desde que se decretara la cuarentena en nuestro país hace algunos meses.

Algo muy similar estarían viviendo los comercios de proximidad (o tiendas pequeñas) que han comenzado a ganar popularidad entre consumidores que desean realizar compras pequeñas, y que no quieren exponerse a los grandes números de personas que puede haber en un supermercado. Hablamos así de un crecimiento generalizado del comercio mayorista y minorista.

El caso Lidl, y sus inversiones

Un ejemplo de esto es el de la cadena alemana Lidl, que ha comenzado un proceso de inversión importante para el desarrollo de estrategias comerciales, de mercadeo, y de expansión. No solo hablamos de los 45 millones de Euros que invertirá en la apertura de un buen número de tiendas, sino también de sus nuevos catálogos, y sus campañas de responsabilidad social empresarial (2).

Del mismo modo, los folletos de Lidl también estarían viendo una expansión significativa de la mano de las inversiones en el desarrollo del catálogo para el verano, con la empresa promocionando sus catálogos de bañadores y bikinis a precio de descuento, y demostrando que mientras muchos aún piensan en la cuarentena, las tiendas de gran tamaño ya se enfocan en los próximos meses.

Por otro lado, los folletos de Lidl también promocionan productos para la realización de actividad física, la temporada de pescados frescos, e implementos para remodelar nuestro hogar durante las vacaciones.

De cara al futuro

El futuro de las cadenas de supermercados no es incierto, sino todo lo contrario, es muy fácil determinar lo que las grandes empresas estarán haciendo. La respuesta corta es que continuarán potenciando sus inversiones de cara a los próximos meses, ya sea mediante la apertura de tiendas o el desarrollo de campañas promocionales.

Esto ya puede verse en distintos ejemplos, desde Carrefour hasta la misma Lidl, que estaría invirtiendo más de 70 millones de Euros para seguir con su proceso de expansión dentro del territorio español. Como estas dos, muchas otras seguirán cosechando los beneficios generados durante la pandemia para fortalecer su presencia en el país.

En estos últimos meses solo hemos visto los cambios que estaría atravesando la industria del consumo masivo, sin embargo, en el futuro próximo veremos las acciones que sus actores toman para seguir creciendo en un contexto complejo. El 2020 quedará en la historia como uno de los mejores años para los supermercados en la historia reciente.

Fuentes:

(A) Reportaje sobre el crecimiento del e-commerce en España, publicado por lavanguardia.com

(2) Reportaje sobre las inversiones de Lidl en España, publicado por expansion.com