A raíz de la crisis sanitaria provocado por la pandemia del COVID-19, muchas de las empresas se han visto obligadas a cerrar, pero muchas otras realizan su actividad desde casa, lo que se conoce como teletrabajo.

Por ello, cada vez son más las empresas que exigen un buen firewall en los ordenadores de sus empleados, que les permita teletrabajar de manera rápida y, sobre todo, segura.

Para conseguirlo, es necesario contar con una buena empresa de mantenimiento informático que gestione la seguridad de los datos de la empresa, ya que, la realidad es que, las redes informáticas están en constante riesgo de ser vulneradas. Desde hurtos de información hasta filtración de esta.

Por suerte, existen muchas empresas como GRUPO LINKA que entre sus servicios ofrecen la seguridad informática y el mantenimiento informático para empresas, que permiten proteger los datos las redes informáticas de forma inmediata.

¿Cómo lo hacen? A través de la implantación de firewalls o cortafuegos. La oferta de ellos en el mercado actual es muy variada y, por eso, se recomienda elegir empresas expertas que satisfagan la necesidad particular de cada negocio. En este sentido, una de las marcas más reconocidas en cuento a firewalls para empresas es Fortinet, cuyo recorrido empresarial es muy grande a nivel mundial.

 

La necesidad de un buen firewall en la red empresarial

 

La necesidad de protección de los datos de una empresa es un aspecto muy importante a tener en cuente para el correcto funcionamiento de ella. Por ello, se requieren firewalls sólidos que cumplan su función en toda la red empresarial que pueda tener la empresa.

Empresas como GRUPO LINKA ofrecen el soporte perfecto de protección contra softwares e intrusos maliciosos a la red. Esta organización ofrece los firewalls fortinet que, principalmente, bloquean el acceso a webs clasificadas como potencialmente dañinas y consiguen mejorar el rendimiento del sistema operativo.

La solución innovadora que ofrece esta empresa reside en el hecho de poder alquilar el firewall de la conocida marca Fortinet. Este partner fortinet ofrece un plan de pago con grandes ventajas. Por un lado, su beneficio más llamativo es la no necesidad de una inversión inicial a la hora de contratar el firewall, ofreciendo un pago a plazos, en función de la necesidad de la organización. Y, por otro lado, la oferta de una garantía ilimitada en el tiempo y una asesoría también continua, incluyendo la sustitución del mismo en casa de avería y el soporte del fabricante. Además, el firewall completo puede ser cambiado por otro, lo cual es una ventaja muy importante, ya que, si las necesidades de la empresa cambian, la marca te asegura evitar la obsolescencia de los sistemas de protección de red con la sustitución del aparato sin recurrir de nuevo a invertir dinero en él.

En cualquiera de los casos, ya sea comprando un firewall fortinet o pagando por su uso, queda demostrado que es la mejor opción disponible actualmente en el mercado. Su alta velocidad y su sistema operativo fiable ofrecen la mejor solución a pequeñas y medianas empresas para solucionar los aspectos relacionados con la seguridad de su red informática durante el teletrabajo. Recordar un distribuidor oficial en España de la marca es GRUPO LINKA, tanto en compra como en alquiler de este cortafuegos.

Por último, cabe enumerar las medidas y acciones necesarias para garantizar la protección de la red una vez implementado el firewall para el negocio. La función esencial de estas medidas es proteger la información tanto de la empresa como de los clientes, llevando a cabo un correcto cumplimiento de la ley de protección de datos.

 

Así, las acciones se pueden resumir en seis:

En primer lugar, contar con un servidor propio en la empresa, sobre todo para la preservación de la información de mayor relevancia para misma.

En segundo lugar, disponer de un dominio que pueda permitir la administración del servidor y de la red local, así como disponer de un sistema operativo que sea fiable y de confianza.

En tercer lugar, contar con un antivirus que esté actualizado en todos los puntos de la red local, incluso en el servidor.

En cuarto lugar, establecer una buena política de contraseñas. La más común es establecer una caducidad de las contraseñas, obligando al usuario de la misma a cambiarlas de forma muy regular. De este modo, se permite validar la conexión de cada empleado a la red con una contraseña personal que cambia cada poco tiempo.

En quinto lugar, diseñar un sistema de mantenimiento correctivo y preventivo de los ordenadores, en relación al mantenimiento de los equipos informáticos.


Y, por último, manejar de forma adecuada las licencias de los softwares utilizas por la empresa. De este modo, el empresario estará atento a las actualizaciones que sean precisas y podrá obtener la información que esté disponibles en caso de necesitarlo.