Son la nueva tendencia en decoración para el hogar o la oficina y sobran los motivos para que así sea: versátiles, personalizables, antideslizantes y muy fáciles de limpiar.  En este artículo, todas las ventajas y características de las alfombras vinílicas.

Para que un determinado producto se instale como tendencia decorativa, tiene que reunir más de un atributo. Por empezar, tiene que agradar estéticamente, convivir armónicamente con los diferentes estilos de interiorismo, ser práctico para quienes viven o trabajan en esos ambientes y tener un infinito abanico de posibilidades de personalización.

Todos y cada uno de estos atributos cumplen las alfombras de vinilo y su extensa gama de opciones: alfombra vinilo cocina, para paredes, ideales para oficinas, prácticas para un comedor, etc.

A continuación, todo lo que deseas conocer sobre las alfombras de vinilo y algunos consejos e ideas para sumarlas a tu hogar o espacio de trabajo.

Alfombras vinílicas: 10 cosas que no sabías

1- Están fabricadas en PVC y algunas con PVC reciclado.

2- También reciben el nombre de lineleum o lineleo.

3- Son antideslizantes.

4- No acumulan suciedad ni polvo.

5- Son muy fáciles de limpiar.

6- Resultan una buena alternativa para personas alérgicas y niños.

7- Están especialmente recomendadas en hogares con mascotas.

8- Son resistentes y duraderas, incluso si hay patas de muebles y sillas sobre ellas.

9- Producen aislamiento térmico, protegiendo tanto del frío y como del calor.

10- Son acolchadas y tienen unos 2,2 milímetros de espesor.

Algunas ideas para sumar vinilo a tu hogar u oficina

En tiendas especializadas como Andiar.com, el catálogo de opciones es prácticamente infinito. Resulta imposible no encontrar una alfombra que se adapte a nuestros gustos y estilo.

Una de las tendencias imperantes en el último tiempo son las alfombras de vinilo tipo azulejo o cerámica, que simulan los típicos patrones, pero con un toque original y moderno. También se imponen las alfombras de vinilo con motivos de la naturaleza, infantiles o geométricos.

Pero además, unas alfombras de vinilo que se pueden complementar con la decoración con vinilos pared. Estos últimos también llevan algún tiempo dando nueva vida a cualquier tipo de muro, sin necesidad de obras ni pintura.

En efecto, los vinilos de pared son un estupendo elemento decorativo donde pueden incorporarse frases, dibujos y otros motivos. Muy fáciles de colocar e incluso se adhieren en gotelé.

“Ya sea que se trate de colocar un nombre, un dibujo en particular, emplear un color determinado o un tamaño específico, los vinilos pueden ayudarte a darle un toque único y distintivo a lo que sea que tenga una superficie adecuada, por lo que emplearlo será una opción provechosa que te permitirá darle la configuración ideal a un espacio o lugar”, aseguran los especialistas de vinilosparedes.es.

Simple y fácil: así se instala una alfombra vinílica

En realidad, una alfombra vinílica no se instala: solo se coloca sobre cualquier superficie lisa. Debido a que son antideslizantes, no requiere nada más. Sin embargo, si se la va a dejar siempre fija en algún sitio, se puede utilizar cinta de doble cara para que no se mueva.

También es posible cortarla para adaptar el tamaño o la forma al lugar donde queremos ubicarla. Para ello, “podrás cortarla con unas tijeras o un cúter a la medida que necesites o incluso si tienes que hacer alguna forma especial en alguna esquina”, indican desde Andiar.com. “Esta acción no la deshilachará, ya que nuestras alfombras de vinilo tienen un tejido especial compacto que hace imposible esto”, aclaran.

Una alternativa a las obras

Muchas personas desean dar un nuevo aire a los espacios de su hogar u oficina, pero desean evitar los gastos y molestias que ocasiona una obra cuando se trata de cambiar el suelo.

Por ello, las alfombras vinílicas se presentan como una alternativa low-cost, sin problemas de instalación, práctica y duradera. Como explicamos en el punto anterior, cualquier persona puede cortarlas y adaptarlas a las características del lugar donde van a colocarse, por lo que no se necesita contratar a profesional especializado ni asumir una gran inversión para tener un suelo nuevo y que se adapte a nuestros gustos.  

Consejos de limpieza y mantenimiento

Una de las ventajas de las alfombras de vinilo es la facilidad para limpiarlas. “Se pueden limpiar con agua y jabón o productos similares que sean poco abrasivos con las tintas. También se puede utilizar lejía, aunque siempre lo haremos con mucho cuidado y a poder ser rebajada en agua”, recomiendan los expertos.

Con el debido mantenimiento y cuidado, una alfombra de este tipo puede durar muchos años. Para alargar su vida útil, como cualquier producto, lo ideal es exponerlo lo menos posible a los agentes que pueden deteriorarlo.

En el caso de muebles o patas, lo ideal es colocarles un poco de fieltro o felpa para que la alfombra sufra lo menos posible. Otro punto importante es no doblarla cuando está en desuso. Si no va a utilizarse por un largo periodo de tiempo, lo ideal es guardarla enrollada en un tubo que provea el fabricante de la misma.

Ideas personalizadas únicas y originales

Tal y como mencionábamos anteriormente, entre las virtudes de las alfombras de vinilo como elemento decorativo, está su posibilidad de personalización. Aquí van algunas ideas tomadas del catálogo de Andiar.com: “No hay límites, solo la creatividad, una imagen de buena resolución o vectorial y un ancho máximo de 1,95 metros. Si quieres tu alfombra de vinilo personalizada contacta con nosotros y te hacemos tu alfombra PVC realidad al igual que cuando hacemos tus vinilos decorativos personalizados”, aseguran estos especilistas.

  • Estrella de Hollywood con tu nombre.
  • Fotografía con tus seres queridos.
  • Escena favorita de una película o serie.
  • Alguna frase que te motive.

Realmente, estamos ante un lienzo en blanco que puedes personalizar y elegir como si se tratara de un tatuaje. Al fin y al cabo, esa es la misión de una alfombra de vinilo como elemento decorativo: crear ambientes más agradables, versátiles y acogedores.