La marca china Xiaomi, que comenzó lanzando smartphones con un tremendo éxito, ha seguido diversificándose hasta abarcar desde televisores y rúters, hasta relojes inteligentes. En este último punto, la marca ha conseguido combatir, e incluso en algunos casos superar, incluso a las firmas más destacadas y vendidas del sector.

Superando a la competencia

El mundo de la telefonía móvil está sujeto a una fuerte competencia, una carrera en la que toda marca que quiera resaltar en el sector lucha por innovar frente a las demás. Los avances tecnológicos, que a partir de un nuevo hito suceden casi de forma vertiginosa, se suman a gran velocidad a las distintas firmas para, año tras año, sorprender con sus productos. Y entre la vasta gama de marcas que destacan del sector de la telefonía, es preciso mencionar la china Xiaomi. Con aparición en 2011, ofreciendo un modelo de smartphone, la diversificación de productos de esta empresa pasa tanto por teléfonos móviles, televisores y rúters hasta relojes.

En esta última línea, un reloj Xiaomi confiere toda una gama de posibilidades. Sirviendo tanto a modo de reloj inteligente o reloj corriente, como también a modo de pulsera para controlar nuestras pulsaciones o como reloj deportivo, destacando en ello su servicio GPS integrado. Xiaomi, bajo la premisa de ofrecer productos de altísima calidad a un precio verdaderamente asequible, ha ganado muchísima notoriedad entre los usuarios. Especialmente entre los jóvenes, siendo casi imposible encontrar a alguien de este sector generacional que no posea o no haya escuchado nada acerca de la marca. Marca que, en 2018, aumentó su alcance en un 30% respecto al año anterior con 118 millones de smartphones vendidos alrededor del mundo.

Los relojes de Xiaomi: Máxima calidad al mejor precio

Los productos de Xiaomi, como se ha mencionado, destacan por la simbiosis perfecta de su precio y calidad. Con un público acostumbrado a otras marcas cuyo astronómico coste se atañe más al diseño que a los componentes, Xiaomi ha encontrado una gran acogida entre los usuarios más jóvenes. Así como también se ha convertido en una potente marca multidisciplinar, con el sector de los televisores y los relojes inteligentes como baza. En este último punto, cada modelo de reloj se adapta a un tipo de usuario diferente, tanto en cuestiones de estética como de prestaciones. Oscilando entre una apariencia moderna o clásica y una utilidad estandarizada o concreta.

Las plataformas web de comparaciones como Pulsometrosinbanda.com esbozan un detallado análisis sobre los mejores modelos de reloj de Xiaomi. Algunos modelos, como el Amazfit GTS gozan de una duración de la batería de hasta 45 días, una capacidad maravillosa para evitar que lo electrónico se someta a la necesidad de carga. Por otra parte, el Amazfit Stratos 3, junto con otros, gozan de una memoria de 4 Gb para escuchar música, además de la posibilidad de incluir aplicaciones. Asimismo, incluyendo GPS y un pulsómetro integrado con sensor óptico. En los parámetros de elección, no obstante, cabe decidir si la premisa para la compra es la asequibilidad, la funcionalidad o, simplemente, la estética del reloj.

Aquí, sin embargo, lo que realmente llama la atención es el bajo coste de estos relojes inteligentes de Xiaomi. Si tomamos otra marca a modo de comparación, incluso la apariencia de ambos relojes es muy similar. No obstante, la diferencia radica en que Xiaomi, entre otras, no sobrecarga el precio de sus productos por la gracia de incluir su logotipo. Además, y como sucede con otros modelos, los smartwatch de Xiaomi se sincronizan perfectamente con el teléfono móvil del usuario, sus correas son intercambiables para un mayor juego y los idiomas del sistema incluyen español. Todo, recalcando su coste, pensado para brindar la máxima capacidad al mejor precio.

De la mochila al smartphone y al smartwatch

El surgimiento de los smartwatch o teléfonos inteligentes ha supuesto todo un cambio en los dispositivos tecnológicos. Sirviendo como apoyo del teléfono móvil, donde poder consultar mensajes y otros parámetros mediante la sincronización, su todo en uno los convierten en un complemento ideal para cualquier circunstancia. A ello, por tanto, cabe añadir la posibilidad de instalar aplicaciones con las que ir mucho más allá de cualquier reloj convencional. Del mismo modo, su gran variedad de diseños, como los mencionados de Xiaomi, permiten que la estética del reloj inteligente se adapte, desde la sutileza, a prácticamente cualquier estilo del usuario.

Si bien la gran cantidad de dispositvos que debíamos llevar a cuestas para distintos propósitos era, sencillamente, un despropósito, los teléfonos móviles consiguieron aunar desde música y fotografía, hasta mapas, radio o mensajería. De forma similar, los relojes inteligentes son una alternativa a recurrir al móvil demasiado a menudo. Permitiendo gestionar muchas de sus prestaciones mediante la sencillez de un dispositivo atado a la muñeca, cómodo y que pasa desapercibido. El futuro, como siempre, depara muchos más avances tecnológicos que quizá, a la larga, dejen muy lejos a todo lo que hoy conocemos como tecnología punta. Sin embargo, y hasta entonces, un smartwatch de Xiaomi es la representación de un futuro que ya ha llegado.