Decenas de empresas del sector ya han mostrado su interés por ayudar de forma altruista a la Sanidad Española.

Tras el avance del COVID-19 en España han sido cientos las empresas que han hecho su propio aporte altruista para ayudar a esta emergencia sanitaria que afecta a todos a nivel global.

Desde grandes empresas hasta pymes y autónomos que, ya no sólo han apoyado el movimiento #quedateencasa desde el principio, sino que han aportado material y cedido espacios para ayudar a la sanidad española.

Entre todas ellas hay que mencionar a las pymes, pequeñas empresas que, a pesar de no contar con beneficios millonarios, también han querido aportar su granito de arena para paliar una situación tan nueva como esta.

Pequeñas empresas de todos los sectores se han volcado en ayudar a que la situación mejore en España, demostrando en estos momentos todo lo que es capaz de hacer el ser humano por los demás.

Ejemplos de ello son Tahe Fertilidad o MC360, clínica de microinjerto capilar situada en pleno centro de Madrid. Dada su ubicación y la tecnología de la que disponen, han cedido su espacio sanitario voluntariamente para ayudar en todo lo posible en la situación actual. Cabe mencionar que fueron la primera clínica de su sector en ofrecer su apoyo completo a la sanidad española.

16eacf34-d176-4ef6-80a0-30f3e6f643f2

Al contar con 7 espacios quirúrgicos, neveras de refrigeración, materiales sanitarios y aparatos de medición de temperatura y presión arterial, consideraba necesario ceder todo esto a Sanidad de forma voluntaria por un bien común”, comenta Óscar Mendoza, CEO de MC360.

La clínica capilar adapta así su forma de trabajar. A pesar de haber cedido su espacio y estar actualmente a la espera de una confirmación por parte de Sanidad, MC360 ofrece sus servicios de asesoría y atención al paciente de forma online, haciendo especial hincapié en las videoconferencias.

En cuanto a Tahe Fertilidad, empresa afincada en Murcia, que también ha cedido su espacio clínico a Sanidad. Asociada a la Unión Murciana de Hospitales (UMHC), todos los pertenecientes a la misma han puesto a disposición del Estado todos los hospitales, clínica y personal que forman parte de ello.

Como ambas, son varias las pequeñas y medianas empresas que han cambiado su forma de trabajar, ofrecer servicios al cliente y a la vez apoyar en el estado actual, incluidas las clínicas estéticas privadas que han decidido optar por las mismas medidas. Una vez más, España demuestra su capacidad de unión frente a las adversidades.

Madrid a 17 de marzo de 2020

Gabinete de Prensa