Quizá hayas oído hablar de los estores noche y día pero no sepas bien en qué se diferencian con los estores screen, los estores traslucidos o los estores opacos, entre otros. Pues bien, a continuación te acercamos las claves que debes conocer al respecto.

Qué son los estores noche y día

Los estores noche y día son un tipo de cortina enrollables que presentan un mecanismo de subida y bajada vertical, pero se diferencian de otros modelos porque presentan dos caídas, formando dos franjas, una transparente y otra que resulta más opaca. De este modo, lo que se permite es regular el paso de la luz en función de lo que se necesite en ese momento.

Así, en el momento en el que requieras que pase más luz podrás colocarlo en el modo día, y si, por el contrario, quieres que apenas entre luz, sólo tendrás que colocarlo en modo noche. Los  estores noche y día son perfectos para los espacios en los que, en determinados momentos, quieres conseguir intimidad. Su limpieza es sencilla y bastará con llevarla a cabo con la ayuda de una esponja o trapo humedecido, no recomendándose el uso de detergentes para no alterar el color del estor.

Diferencias entre los estores noche y día y los estores translúcidos

En cuanto a las diferencias que hay entre los estores noche y día y los estores translúcidos vemos que los modelos traslúcidos son estores de formato enrollable que permiten que pase la luz, en su totalidad o una parte, en función del modelo. En cualquier caso, son opciones que sirven para suavizar el paso de la luz, ofreciendo privacidad. 

Con los estores noche y día de puntogar, se puede conseguir ese efecto si se colocan las franjas oscuras de ambos claros para que la luz pase precisamente solo por las franjas claras. Pero aquí en los estores noche y día hay que tener en cuenta que se seguirán viendo las franjas oscuras, y esto restará luz. 

No obstante, lo cierto es que los estores noche y día permiten que pase luz entre las franjas consiguiendo un efecto muy estético, perfecto para las ventanas que gozan de una buena iluminación. Mientras, en cambio, los modelos traslúcidos son opciones mejores para las ventanas que cuentan con una menor iluminación.

Diferencia entre los noche y día y los opacos

Los estores opacos son una buena solución para dormitorios porque tienen un efecto sobre la luz muy similar al de las ventanas, siendo capaces de impedir totalmente el paso de la luz al interior de la habitación. Eso sí, enrollado sí se permitirá el paso de la luz, con la pérdida de privacidad que ello puede conllevar. 

Esto no ocurre con el estor noche y día porque éste lo que hace es graduar el paso de la luz, lo que lo convierte también en una opción perfecta para usar no sólo en el lugar de trabajo, sino también en el salón, etc. Esto es así porque evita que se produzca la fatiga visual con las consecuencias que ello tiene. Eso sí, no hay que olvidar que con un estor noche y día nunca se obtiene una opacidad absoluta porque entrará algo de luz entre las bandas por poca que sea.

Diferencias entre los estores screen y los noche y día

Los estores screen también son enrollables, pero cuentan con un material de fabricación diferente. Están realizados a base de hilos de resina y cubiertos por PVC o poliéster. Por lo que presenta una composición algo diferente a los estores noche y día, que normalmente están realizados a base de PVC y poliéster, por lo que tienen otras cualidades, aunque esto dependerá, en cualquier caso, de la proporción que haya de cada material en el estor en concreto.

En cualquier caso, los screen ofrecen un mayor aislamiento térmico, permitiendo también un mayor ahorro energético, no se calientan al sol y también son ignífugos, contando con filtro UV.

Estos estores se pueden  encontrar ofreciendo diferentes grados de transparencia, es decir, permitiendo un menor o mayor paso de la luz y grado. Eso sí, se ha de tener en cuenta que en los estores screen no hay bandas opacas y traslúcidas como sí ocurre en los estores noche y día, de tal modo que no se permite regular el paso de la luz en función del momento del día.