Alcanzar la luna ciega en las comisuras de los acantilados del eterno firmamento que desprende espinas, que descalzas deambulan por el pebetero de tu cristalina alma que habita en la memoria silente de nuestros pasos. La aldaba del tiempo llama silenciando heridas nacientes. Vivir y morir cada día en tu mirada, eso es El Rocío chico...
 
Para conocer la génesis de esta festividad hay que remontarse al año 1813. La razón es la lucha mantenida contra las tropas francesas por parte de la población de Almonte. Como consecuencia de la invasión de España por el ejército de Napoleón.
 
El año 1810, el 17 de agosto, treinta y nueve almonteños dieron muerte al capitán Douseau y a cinco soldados cuando asaltaron el cuartel de la localidad donde estaba instalado el ejército de Napoleón. "Dicen" que el resultado fue beneficioso para este rincón onubense gracias a la intercesión  de la Virgen  del Rocío. "Afirman" que con motivo de las oraciones que le dedicaron los devotos no llegaron a entrar en el pueblo los ochocientos infantes franceses que desde tierras sevillanas habían enviado con la finalidad de exterminar a los habitantes del municipio. 
 
En la entrada a la Sala de Juntas de la Hermandad Matriz está colocado el portón de madera de aquella casa donde se puede ver la abertura ocasionada por uno de los disparos.
Cuando definitivamente terminó la contienda, el pueblo de Almonte estaba impaciente por dar gracias a Dios, así que el Clero, Ayuntamiento y Hermandad Matriz, deseosos de agradecerle al Todopoderoso su ayuda decidieron por unanimidad hacer un Voto de acción de gracias que se celebraría la madrugada del 19 de agosto en El Rocío (esto es el Rocío chico) y por la mañana en la Ermita una Solemne Misa. 
 
Los actos comienzan del dieciséis al dieciocho de agosto con un triduo preparatorio, la noche del dieciocho, por las calles del Rocío, Procesión del Santo Rosario. El día diecinueve por la mañana, Solemne Función Votiva, en la que se reitera el Voto de acción de gracias, después en los alrededores del Santuario una Procesión Eucarística, con el Santísimo bajo palio.
A diferencia de otros festejos rocieros el Rocío Chico es un encuentro personal, profundo con la Virgen.
El bicentenario del Rocío Chico se conmemoró en 2013, hecho que originó la concesión, por el Papa Benedicto XVI.
 
Este año, el segundo consecutivo, que por motivos derivados de la pandemia no se ha celebrado en El Rocío, ha sido en Almonte.    
 
Viaje sin retorno, entrega total. Itinerario sin cadenas donde el silencio es esculpido en la ceniza agonizante, atravesando los confines de la fe... Eso es El Rocío Chico.
 
Durante casi una semana la Parroquia de la Asunción de Almonte ha acogido los cultos del Rocío Chico. 
Pedro Miguel Aceitón, delegado de culto de la Hermandad Matriz de Almonte, ha resaltado la capacidad de reciclaje de todos.
 
- El 16 de agosto, Javier Montes Maury, superior de la Comunidad Jesuita San Ignacio de Loyola en Bilbao, ha sido el encargado de predicar el Triduo, acompañado por el grupo Los Marismeños.
- El 17, José Antonio Castilla Rodríguez, vicario parroquial de la Iglesia de la Asunción en Almonte, relevó a don Javier, con las voces del coro de la Hermandad del Rocío de Huelva.
- El 18, Francisco Miguel Valencia Bando, párroco de la iglesia de la Asunción, rector del Santuario de Nuestra Señora del Rocío y director espiritual de la Hermandad Matriz fue el encargado de pregonar el acto del Juramento. A las doce de la noche se rezó el tradicional Rosario en el interior de la Iglesia, en circunstancias normales se hubiera realizado por las calles del pueblo.
- El 19, el obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra presidió la Solemne Función de Voto, estuvo acompañado por el coro de la hermandad.   
 
Se ha creado la asociación Amigos del Camino del Rocío a Santiago de Compostela, el presidente es Carlos Quintero, de cuna onubense, ya son más de 70 socios, la presentación se ha llevado a cabo en el Museo de la Villa, en Almonte.
La idea surgió de un grupo de ciudadanos de Huelva que decidieron hacer este camino a caballo. Es una asociación civil y está a la espera de que la Junta de Andalucía emita el registro oficial.
 
Con motivo de las restricciones sanitarias lo están haciendo a tramos, esperan culminar la experiencia en este mes.
La finalidad de esta asociación es que se reconozca  el camino desde El Rocío a Santiago. Después formará parte de la federación española de asociaciones para para que admitan este recorrido como camino oficial.
En el proyecto colabora activamente la Hermandad Matriz.
Santiago Padilla, presidente de la institución rociera ve esta iniciativa como difusión de la devoción a la Virgen del Rocío.
 
"Tu nombre, Virgen del Rocío, suena/ y el aire enrededor, Blanca Paloma,/ nos trae del campo el inefable aroma,/ menta, romero, salvia y yerbabuena.../ Tu nombre, Virgen del Rocío, llena/ de luz el alma. Las pasiones doma,/ y alegre y puro, como sol que asoma,/ nos limpia el corazón de toda pena./ Del monte en los lentiscos y los brezos,/ mana su Santuario paz y amores/ como entre piedra y piedra nace el río,/ y en las bocas las coplas y los rezos,/ entonando los Gozos y Loores/ de la serrana Virgen del Rocío. (Autor: Manuel Machado).
 
* (Se lo envió Manuel a Jesús Arcensio, amigo y poeta onubense, para la Revista La Romería del Rocío, de 1946. El original es propiedad del pueblo de Almonte ya que en noviembre de 2006 fue donado al Ayuntamiento por el profesor y poeta José Baena, albacea de Jesús Arcensio.
El texto que fue publicado en la revista presenta dos modificaciones:
Verso nº 9: De la marisma entre retama y brezos.
Verso nº 14:de la morena Virgen del Rocío.
 
 Pilar Redondo participando en los actos de la Hermandad.