La Coruña ha acogido este 13 de mayo el acto por el 178 aniversario de la Guardia Civil y, ante la falta de medallas para entregar a los agentes, han sido ellos quienes se han encargado de llevarlas

 

En la Guardia Civil ha sufrido este pasado 13 de mayo una situación humillante. En la celebración del acto por el 178 aniversario de la Fundación de la Benemérita, los Guardias Civiles de la Escala de Cabos y Guardias, que han sido condecorados, han tenido que llevar su propia medalla en el acto de entrega de las mismas. Es una exigencia que se les ha requerido.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles y su Delegación de La Coruña considera que no hay motivos de celebración: Se nos imponen turnos de segunda y en un número mínimo de unidades, la falta de personal provoca intervenciones de mayor riesgo, continuamos sin avanzar en la equiparación salarial, no termina de completarse el catálogo de puestos de trabajo para el personal en situación de reserva, no se nos dota del material necesario… Primero debe haber avances y después ya habrá tiempo para celebraciones.