El presidente de EWTN España, José Carlos González Hurtado, reflexiona sobre la campaña #QueNoTeEutanasien que acaban de poner en marcha.

¿Por qué EWTN España ha lanzado la campaña #QueNoTeEutanasien y qué objetivos pretenden?

El objetivo de EWTN es salvar familias, y la eutanasia las destruye. Queremos poner de relieve la crueldad e inhumanidad de la eutanasia y el riesgo que representa para todos, pero sobre todo para los más vulnerables. Para los mayores y para los enfermos.

Los países que han legalizado la eutanasia se cuentan con los dedos de una mano, y España es uno de ellos. Y se puede comprobar que los países que apuestan por la eutanasia no invierten en cuidados paliativos. No son compatibles, lo que es natural… ¿Para qué invertir en cuidados paliativos si podemos matar al paciente?

En España hay 75.000 personas que no van a poder elegir entre cuidados paliativos y muerte, y lo que queremos hacer ver es que mañana una de ellas puede ser tu madre o tu abuelo y pasado mañana es posible que seas tú.

La ley de la eutanasia en España se aprobó por la puerta de atrás, irónicamente cuando muchos morían por el Covid y todos estábamos confinados. Queremos que los católicos y no católicos de buena voluntad se movilicen para pedir la derogación de una ley que nadie pidió y que a la inmensa mayoría nos asquea. De todas las maneras posibles, con cartas al director de tu periódico habitual, con comentarios en las redes sociales, con peticiones de testamento vital etc. Lo que pretendemos es ayudar a crear la presión social para que esa ley sea derogada por el próximo gobierno, sea cual sea su color.

¿En qué consiste básicamente la campaña?

Las mentiras se propagan en el caldo de la ignorancia. Queremos que la gente conozca la verdad. Nadie de buena fe que sepa la verdad de la eutanasia la defiende.

Por ejemplo, ¿sabías que algunas compañías de seguros pagan hasta 3000€ por paciente eutanasiado en Holanda?. Claro, es más barato acabar con la vida de alguien enfermo que pagarle los cuidados…

Los españoles tienen que saber que la eutanasia es un negocio. Alguien se beneficia de la muerte de una persona, será la compañía aseguradora, o el sobrino segundo que va a heredar o el estado que prefiere aliviar sus siempre gigantescos gastos, precisamente donde más falta hacen. Esto lo oirán en el testimonio de Jordi Sabaté enfermo de ELA.

Los españoles tienen que saber que la eutanasia no es una muerte indolora. Presentamos el testimonio del doctor Joel Zivot, profesor de anestesiología de la Emory University de Atlanta que ha publicado en la revista Spectator una investigación que demuestra que en la mayoría de los casos los eutanasiados sufren una muerte muy dolorosa, en muchas ocasiones mueren por asfixia y se dan cuenta que están muriendo. Les proporcionan relajantes musculares, paralizantes por lo que no pueden manifestar dolor, pero lo sienten. Esto lo ha demostrado realizando autopsias y viendo que habían sufrido edema pulmonar mientras agonizaban, con los pulmones anegados. Una muerte larga y dolorosa.

 

 

Los españoles tienen que saber que la experiencia holandesa demuestra que aunque les hayan dicho que la eutanasia tendrá garantías y es sólo para pacientes terminales, la realidad es que acaba aplicándose a niños y a personas que sufran de cualquier malestar que subjetivamente consideren grave. Debemos oír todos el testimonio de Jordi Sabaté, paciente de ELA al que en España, le ofrecieron eutanasiar aquellos quienes tenían que cuidarle.

Los españoles deben entender por qué es importante hacer un testamento vital para evitar que nadie tome su vida cuando ellos no lo quieren.

Todo esto lo vais a poder ver en los programas de EWTN España, que se puede ver a través de todas las plataformas de TV de España y también en nuestra web. Toda la información de la campaña está ahí en: https://ewtn.es/encuentros/

Además vamos a tener un programa en directo a través de nuestra web y el canal de YouTube para que los televidentes puedan intervenir y preguntar. Será el próximo 29 de septiembre a las 19:30 con el profesor Martinez-Sellés, Presidente del Colegio de Médicos de Madrid. Hay que apuntarse aquí:https://ewtn.es/encuentros/eutanasia/

¿Por qué la legalización de la eutanasia demuestra que se ha tocado fondo en el intento de degradación de la sociedad?

Una gran mentira es que las personas toman la decisión de acabar con su vida libremente. Eso es falso. Nadie quiere acabar con su propia vida, lo que se quiere es acabar con un sufrimiento que se considera insoportable en aquel momento. En alguno de nuestros programas “Documentos EWTN” mostramos la experiencia de profesionales de cuidados paliativos que llevan décadas trabajando con enfermos graves y terminales y nos confirman que ninguno. NINGUNO de esos pacientes bien tratados jamás ha manifestado la voluntad de acabar con su vida.

También hay estudios que demuestran que el 90% de las personas que manifestaron intención de suicidarse y no lo consiguieron, estaban felices de estar vivos apenas un año después.

Una persona que está enferma y sufre y se siente abandonada y no puede costearse su tratamiento y a la que se empuja a acabar con su vida no es libre para tomar una decisión. Y hacer eso con las personas más vulnerables es la manifestación de lo que el Papa Francisco llama la “cultura del descarte". Hacer eso con nuestros padres y abuelos y amigos enfermos es deleznable.

Además en algunos medios se presenta la eutanasia como algo positivo, casi como un “un acto de misericordia", eso es perverso, es dar la vuelta a la realidad, algo a lo que ya deberíamos estar acostumbrados, porque pasa muy frecuentemente, pero considerar como bueno lo que es malvado es una de las características del hacer diabólico.

¿Por qué es importante que la sociedad tome conciencia de que la eutanasia no es algo lejano que no va con ellos, sino que puede tocar a alguien cercano de su familia?

Si me aceptas la comparación, permitir la eutanasia pensando en contenerla es como dejar entrar un cerdo en una frutería y esperar que sólo se comerá las berenjenas. No pasa. El cerdo terminará con toda la fruta y estas leyes terminaran con todas nuestras familias. El caso holandés lo demuestra. La eutanasia se aprobó en 2002, entonces hubo poco más de 1800 eutanasiados. En 2017 ya se mataron por este medio casi 6600 personas, y además se suicidaron otras 1900 personas y además a otras 32.000 se les aceleró la muerte con sedación terminal. Es decir que quince años después de la aprobación de la ley de la eutanasia más del 25% de todas las muertes en Holanda eran inducidas por la mano humana.

Yo he vivido en Alemania, es bien sabido que muchos pacientes y ancianos holandeses se desplazan a los hospitales alemanes porque temen entrar en hospitales holandeses y no salir. Y no por su propia decisión, sino por alguna consideración de los médicos, aseguradoras, herederos o jueces. Esa dinámica es bien conocida, el mal no se satisface con un poco de mal. Quiere más. Es lo que se llama “pendiente resbaladiza de la eutanasia” que es más bien un agujero negro. Negro y siniestro.

Que toda la sociedad se comprometa con la vida sería fabuloso, ¿Hasta qué punto confía en que campañas como estas ayuden a cambiar las cosas?

Las cosas malas en general no pasan porque “los malos” hacen su trabajo sino porque “los buenos” no hacen el suyo. Hay un cierto fatalismo entre algunos católicos que no acabo de comprender y del que no participamos en EWTN España. Por un lado sabemos que Jesucristo ha vencido al mal. Ya lo ha hecho. Eso nos da una perspectiva optimista pero es que por otro lado lo que hemos aprendido es que nada cambia sin esfuerzo.

El 22 de enero de 1973 se aprobó el aborto en Estados Unidos - con una decisión inicua de su Tribunal Supremo-. Eso desconcertó a muchos entonces, pero luego se creó casi espontáneamente el movimiento pro-vida y todos los años en Washington D.C, la capital de Estados Unidos se organizaba la marcha por la vida. Millones de personas se manifestaban en defensa del no nacido, muchas veces sufriendo temperaturas bajo cero, o tormentas. Las temperaturas en Washington en enero son gélidas. EWTN siempre animó esas marchas y apoyó ese movimiento. En junio de 2022, aquel Tribunal Supremo en una decisión luminosa, abolió el aborto como “derecho” en todo Estados Unidos. Han pasado casi 50 años pero gracias a esas campañas y a la constancia (y a las innumerables oraciones) se ha conseguido lo que muchos escépticos o desanimados dudaban que pasara.

Por eso animamos a la gente a informarse, a debatir y rebatir a todos los que de buena fe y por ignorancia apoyen la eutanasia, a convertir de uno en uno o de muchos en muchos y también a unirse a esta campaña.

Te repito el lugar para ver el encuentro: https://ewtn.es/encuentros/eutanasia/

¿De qué maneras se puede colaborar con esta campaña?

Participa y pásalo.

Participa viendo los programas y conociendo el problema. Participa en los coloquios y programas en directo que organizamos. Participa haciéndote y haciendo que otros hagan el testamento vital.

EWTN España se puede ver en todas las plataformas de TV ( en el canal 143 de Movistar, en el 212 de Vodafone, en el 92 de Orange, en el 965 de Euskaltel, en el 79 de Telecable en el 114 de Yoigo o de Masmóvil etc)

También se pueden ver nuestros programas en directo a través de nuestra web en

https://ewtn.es/en-directo/

Y en diferido a través de la televisión a la carta https://ewtn.es/tv-a-la-carta/

Y también en nuestro canal de YouTube https://www.youtube.com/c/EWTNESPA%C3%91A

(esperamos que esta vez no suframos ningún boicot)

Y toda la información de la campaña y del testamento vital etc. en https://ewtn.es/encuentros/

Pásalo a amigos a parientes a compañeros de trabajo. Haz que los tibios vean los testimonios que emitimos en nuestros programas “Documentos EWTN", que participen en el encuentro en directo: https://ewtn.es/encuentros/eutanasia/

Y rezar. Rezar por nosotros en EWTN España, y por el fin de la eutanasia en nuestro país. Sólo sé que no sé el inmenso poder de la oración, pero lo intuyo. Así que rezar. Que Dios te bendiga y a todos los lectores.