Rogelio González Andradas, coronel (R) del Arma de Infantería perteneciente a la XXVII Promoción de la Academia General Militar de la que salió con el empleo de Teniente en 1972, cuenta entre sus destinos más destacados la Brigada Paracaidista, la Agrupación de Tropas Nómadas del Sáhara, el Regimiento de Infantería Wad-Ras nº 55, Policía Armada y Nacional, Regimiento de Infantería San Marcial nº 7, Regimiento de Infantería Acorazado Alcázar de Toledo nº 61, Cuartel General Subregional de la OTAN (Retamares). Está en posesión de una Cruz del Mérito Militar con distintivo de 1ª Clase, de la Medalla del Sáhara (zona de combate), época en la que se le concedió el «Valor Acreditado» por sus actuaciones en los yacimientos de Fos-Bucráa y Medalla de la Paz de Marruecos. Es Caballero de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo (Cruz, Encomienda y Placa) y Caballero del Monasterio de Yuste. Realizó los cursos de Mando de Unidades Paracaidistas, Profesor de Educación Física, Especialista en Guerra NBQ, Mando de Unidades Acorazadas, Heráldica Militar, Uniformología, Vexilología Militar Española, Fortificación y Poliorcética. Es autor de los libros El Manifiesto de los Cien, La Evolución Histórica de España en las Últimas Décadas, Campaña del Rif. Final de un Soldado Español en Monte Arruit y Semblanza de un Héroe de la Guerra de África. Capitán de Ingenieros Luis Ostáriz Ferrándiz.

¿Por qué un libro sobre la historia de las guerras de España en Marruecos?

Debido a mi afición a la Historia en general, pero principalmente a la de España como es natural y precisamente a esta etapa de las campañas de España en Marruecos, pues es un tema, del que, al margen de que el silencio familiar imperaba durante mis años jóvenes, algo sí trascendía de vez en cuando. Mucho influyó la permanencia en el territorio de mi abuelo paterno desde 1909 hasta 1930, así como la de dos tíos abuelos, uno de ellos muerto en el asedio a Monte Arruit y también, cómo no, el nacimiento de mi padre en Melilla sitiado en 1921 y que con astucia me inculcó la afición desde muy temprano con sus relatos vividos e imaginados a la manera de un joven de unos 12 años de edad que él tenía.

Se relatan las siete guerras ocurridas entre 1859 y 1927, ciertamente son excesivas ¿Por qué España ha tenido tantos conflictos en Marruecos?

España estuvo en el Territorio 464 años. Un primer periodo claramente hostil desde 1497 a 1956 fecha en la que fue reconocida su independencia como reino de Marruecos y un segundo periodo de “relativa tranquilidad” hasta 1961 fecha en la que las últimas unidades del Ejército español abandonaron definitivamente aquellas tierras.

Durante las campañas ocurridas en ese primer periodo no hay que olvidar que España -a excepción de la guerra de 1860-, combatió en defensa del sultán del momento contra las numerosas tribus enemigas de España y Francia como ocupantes de la zona, como también del sultán por considerar que lo toleraba, por lo tanto habría que preguntar a los líderes rebeldes del momento por qué fueron excesivas… Al margen de esto yo pienso que en casi medio siglo no hubo excesivas campañas si una situación larga de peligro constante. España no hizo más que defenderse y tratar de civilizar y enseñar a ese Pueblo para que estuviera preparado una vez llegado el día de su independencia cumpliendo así el mandato internacional al que se comprometió desde 1912.

Existe un “grave error” de concepto histórico muy generalizado, España no combatió al sultán de esa zona, todo lo contrario, como ya he dicho anteriormente, España -a excepción de la campaña de 1860-, combatió en defensa del sultán del momento, especialmente en sus últimos años de permanencia, en casi toda nuestra presencia nunca hubo conflictos bélicos contra los sultanes y menos aún en la última fase a partir de 1912.

¿Cuáles han sido a su juicio las campañas más importantes?

Desde mi punto de vista la campaña más importante fue la que dio la victoria final que permitió alcanzar la definitiva y deseada paz, fueron las campañas del Desembarco de Alhucemas y la de la Ofensiva Final, ambas unidas muy estrechamente pues, aun con sus diferencias, la segunda fue consecuencia de la primera.

Si la pregunta va dirigida a la más importante por el número de bajas y trascendencia en España sin lugar a dudas la campaña conocida popularmente como El Desastre de Annual, ocurrido en 1921.

¿Tuvo la guerra de Marruecos algún beneficio para España?

Toda operación militar ordenada por los gobiernos de turno supongo que debe responder a un premeditado juicio que sea beneficioso para los intereses de sus naciones y no meramente a un capricho… Es de suponer y quiero pensarlo así. Refiriéndonos a éste del NO del continente africano, podría enumerar algunos que saltan a la vista, pero no otros que pudieran considerarse como ocultos y que siempre tienen difícil trascendencia al pueblo llano aunque nunca escapan a su sagacidad, intereses personales, ambiciones, etc…

Desde el punto de vista de beneficios podrían citarse de forma muy general los derivados de la minería allí existente aunque su rendimiento no respondiera a lo que antes de iniciar la expedición de 1497 podría esperarse y también los recursos pesqueros. Nuestra presencia y aceptación de los mandatos de las potencias europeas, aparte de lo ya expuesto también responde a los deseos de España de seguir perteneciendo al concierto europeo a lo que siempre estuvimos acostumbrados y que peligró con la pérdida de nuestras colonias americanas y Filipinas.

¿En términos geoestratégicos, qué suponía dominar esa región?

Refiriéndome a términos o ventajas geoestratégicas, no debemos olvidar que desde que el mundo es mundo los países han practicado el raro deporte de la Expansión Territorial, motivos económicos, estratégicos o tácticos muchas veces con el disfraz de Guerra Santa los han hecho actuar de este modo, en el presente ahí tenemos el caso Rusia-Ucrania. En el caso de nuestra ocupación de Ceuta y Melilla mucho antes de la existencia del país de Marruecos allá por 1497 y que derivó en otra expansión territorial y sus correspondientes consecuencias por casi todos conocidas, también influyo el deseo de dominio y control del Mediterráneo. Mar infectado de piratas que partiendo principalmente de las costas africanas, acosaban y entorpecían el libre comercio mediterráneo, vía importantísima desde aquellos años. Los continuos ataques a las costas sur del continente europeo, entre ellas muchas españolas, también animaron a España a ocupar esos futuros puertos de Ceuta y Melilla desde donde contrarrestar estos ataques.

¿Qué nos puede decir del famoso Expediente Picasso?

El desarrollo del famoso y comprometido Expediente Picasso desde mi punto de vista y al margen de que alcanzara de forma completa los fines deseados a los que la Política puso muchos palos en las ruedas, mirando a través de un aspecto histórico, ha servido para conocer mucho mejor lo que ocurrió en aquel triste 1921. Posiblemente sin él hoy sabríamos muy poco como ocurre con otras facetas históricas de nuestra Patria. Respecto al general Picasso, fue un hombre honrado y cumplidor de su deber aunque desde algunos puntos de vista se le considerara como contrario al corporativismo profesional, en este caso corporativismo militar.

¿Hasta qué punto estas guerras estuvieron marcadas por las atrocidades y el horror?

Todas las guerras estuvieron, están y estarán marcadas por atrocidades, salvo nobles gestos ocurridos en la Edad Media o incluso en la 1ª Guerra Mundial, en general la guerra es guerra e inciden en ellas sentimientos encontrados y determinadas circunstancias que desembocan en esas “atrocidades”, “puede llegar a ser común en todas las guerras”.

En el caso presente es muy posible que comenzaran a iniciarse por el enemigo pues -no olvidemos- que es parte de sus costumbres.

¿Qué aporta este libro en relación a todo lo que se había escrito al respecto?

Me decía un historiador amigo mío que la Historia no es exactamente lo que se cuenta ni tampoco se cuenta todo lo que fue y es cierto, pues se refería a la gran dificultad de relatar todo con exactitud pues no se está en todas las fases de ella y además influyen circunstancias humanas que sin mala intención omiten por desconocimiento u otras circunstancias innumerables.

Respecto a mi libro he tratado de ser lo más ecuánime e imparcial posible aún en situaciones que sinceramente iban contra mi deseo. He investigado por numerosos archivos y bibliotecas buscando hechos y datos nuevos que aportaran diferencias a lo que ya reiteradamente se ha escrito. Realmente descubrí unas cuantas que he reflejado en el texto aunque lo básico no puede ni debe alterarse pues es lo que nos ha llegado desde diferentes fuentes de crédito. Si tuviera que concretar en ciertos detalles podría destacar el desarrollo de las heroicas actuaciones relativas al regimiento de Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería, hechos que sin disminuir un ápice los grandes derroches de valor y cumplimiento de su deber, según relato difieren sensiblemente de lo que habitualmente se cuenta, dos libros más de prestigio que yo conozca coinciden con mi versión apoyada precisamente en las declaraciones ante el Expediente Picasso de protagonistas de las famosas cargas del río Igan.

Otra característica de mi libro y que no es fácil encontrar es el desarrollo de la campaña “Ofensiva Final” desarrollada después del desembarco de Alhucemas, realmente es de una gran complejidad por cómo se desarrollaron los hechos y también debido a la falta de croquis existentes en los que figuraran las localidades o puntos geográficos para la interpretación de los movimientos desarrollados por las unidades españolas. Todo ello me obligó durante años a recabar planos antiguos de mi abuelo y diferentes archivos hasta disponer de los suficientes para poder ordenar el rompecabezas que constituyó esta campaña, su desarrollo fue complicado y por lo tanto también es complicado conseguir exponerla de manera fácil y comprensible. Con lenguaje sencillo y exposición fácil, el libro está pensado para aquel que por las circunstancias que sean no ha tenido la oportunidad de acceder a esta parte de nuestra Historia. Considero también muy útiles para investigación la existencia de datos y detalles producto de un continuo buscar e interpretación de determinados hechos. Creo que después de muchas vueltas lo conseguí.