En septiembre de 2020, el New York Post revelaba que el FBI había obtenido un ordenador[6] ‎perteneciente a Hunter Biden con pruebas de su implicación en negocios ilícitos ‎en Ucrania y en China. En esos momentos, su padre, Joe Biden, era vicepresidente de ‎Estados Unidos. Sin embargo, las agencias de inteligencia norteamericanas atribuyeron esta noticia a ‎una “maniobra rusa” para desestabilizar el país. ‎No obstante, dos años más tarde, el 16 de marzo de 2022, el The New York Times declaraba que el ordenador y su información eran auténticos[7]. Desde entonces, el hasta ahora “discreto” Hunter Biden, se ha convertido en el centro de todas las miradas.

El disco duro del portátil contenía una gran cantidad de correos electrónicos, mensajes de texto, fotos y documentos entre Hunter Bide, su familia y sus asociados que detallaban sus negocios en Ucrania y China. Entre muchas fotos, Biden aparece dormido con una pipa de crack en la boca, con prostitutas a cuatro patas o en la cama, desnudo con cara de ido y en actitudes muy comprometidas. También contiene fotos inquietantes en las que aparece con Hallie Biden, la viuda de su hermano Beau, que murió a causa de un tumor cerebral en 2015[8]. Y en otras se “demuestra” que tuvo una aventura con su otra cuñada, la hermana de Hallie.

Fotos extraídas del portátil de Hunter Biden

 

En plena guerra de Ucrania, Estados Unidos está viviendo con estupor el caso de Hunter Biden. Los senadores republicanos Chuck Grassley y Ron Johnson han publicado pruebas que demuestran la existencia de transferencias de dinero realizadas por varias empresas ‎chinas cercanas al Partido Comunista de China dirigidas a Hunter Biden. ‎Algunas de esas transferencias van directamente a empresas controladas él, pero otras van dirigidas a su nombre. Se trata ‎de transferencias cuyo valor fluctúa entre 100.000 dólares y 5 millones de dólares. ‎

Ciertamente, algunos de los negocios del hijo de Biden en China, son conocidos públicamente y de ellos él mismo ha hablado en entrevistas y documentos publicados por los republicanos del Senado en la Comisión de Finanzas y la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales. Tras dejar su padre su mandato de Vicepresidente de Estados Unidos, Hunter Biden trabajó para CEFC China Energy para invertir en proyectos energéticos de Estados Unidos. En estos documentos aparecen curiosidades como el regalo, en 2017, de un diamante de 2,8 quilates que Hunter recibió del fundador de CEFC, Ye Jianming, después de una reunión de negocios en Miami. En 2019, Biden proporcionó a la revista New Yorker un relato sobre la recepción del diamante de Ye. Las investigaciones pusieron en un aprieto fiscal a Biden jr., por no haber declarado ese regalo. Aunque eso era simplemente la punta del iceberg de una red de corrupción de los Biden.

Más adelante, representó como abogado a Patrick Ho, quien fue condenado en 2018 por sobornar a funcionarios en Chad y Uganda para beneficiar los proyectos de energía de CEFC en esos países y de paso se aprovechó de comisiones. Ho fue condenado a una pena de prisión federal de tres años. Anteriormente, en 2013, en pleno mandato de Obama, Hunter Biden se involucró en la creación de un fondo de inversión llamado BHR Partners para acuerdos fuera de China. Hunter Biden era miembro no remunerado de la junta de BHR. La prensa del momento no dudó en ver en este asunto conflicto de intereses por el cargo que ocupaba su padre.

Las causas de la Guerra en Ucrania son complejas y van desde lo Geopolítico hasta las ambiciones más miserables. Por eso nos hemos querido entretener en esta serie de artículos sobre este conflicto, en este personaje deplorable.

NOTAS:

[7] “Hunter Biden Paid Tax Bill, but Broad Federal Investigation Continues”, ‎‎The New York Times, 16 de marzo de 2022

[8] Tras la muerte de Beau, Hunter se divorció de su mujer, Katheleen, madre de sus tres hijas, y se refugió en brazos de su viuda, Hallie. La relación era secreta pero acabó aireada en la prensa y rompieron.