Antonio Molle Lazo es el ejemplo de un joven formado en el amor de Dios y en la recta y santa Doctrina Tradicional de la Iglesia Católica, que dio sus 21 años por defender los Derechos de Dios, de la Iglesia y de la Patria, ahora, de nuevo, sigue siendo un ejemplo edificante para los jóvenes de hoy que aspiran a seguir los mismos ideales; ideales de eternidad.

 ¡MORIR POR CRISTO REY!

 URGE VOLVER A LA ENSEÑANZA TRADICIONAL CATÓLICA

 Antonio Molle Lazo, caído por Dios y por España (1936), sigue estando de actualidad más que nunca, de suyo, nunca dejará de ser actual su ejemplo y su vida por el simple hecho de que jamás los actos heroicos, la vida virtuosa y edificante, el martirio o el celo por la gloria de Dios y la salvación de las almas dejarán de ser expurgados de la historia, pues son ejemplo a seguir para los jóvenes, y no tan jóvenes, independientemente de la época en la que nos encontremos, por mucho que algunos gobernantes e “intelectuales librepensadores” quieran ocultar y extinguir memorables y trascendentes acontecimientos y personalidades. La virtud será siempre virtud, ayer, hoy y mañana.

 La ignorancia y la indiferencia educativa, el pensamiento relativista y progresista inculcado astutamente en los jóvenes, cargado de valores perversos y malvados, está destruyendo y aniquilando, a pasos agigantados, no sólo nuestra historia patria, edificante y ejemplar, sino que tratan de expurgar nuestra santa Fe de los colegios, universidades e incluso de los hogares por medio de una vil y perversa manipulación, preferentemente, de los medios de comunicación (televisión, cine, literatura, radio, música, Internet, móviles...). El joven de hoy se ve dirigido y sumergido en una ciénaga de lodos putrefactos a base de ideologías demoníacas hábilmente planificadas y legisladas cada vez más expansivas y admitidas por una población, al parecer, atolondrada y anestesiada que vive para su comodidad y capricho.

 Recorriendo anécdotas de la vida de Antonio Molle Lazo, y desde su más tierna infancia, vemos en él un marcado deseo de agradar en todo a Dios nuestro Señor, fruto de un arraigo y desarrollo muy vivo de la Gracia Santificante en su alma.

 ¿Y cómo lo logró? Por medio de la oración, de los Sacramentos, el ejercicio de las virtudes cristianas... compendio bien sabido y aprendido, primero, en su hogar paterno, por medio de unos padres muy piadosos, y, segundo, a través de la instrucción y formación de las, antaño, Escuelas Cristianas de los Hermanos de La Salle, sin olvidar su amor y entrega incondicional a su Madre del cielo, la Virgen Santísima, como Terciario Carmelita.

 ¿Y sabes también cómo? porque fue un gran estudioso y practicante de las normas de vida y conducta del CATECISMO CATÓLICO, que es el MEJOR LIBRO PARA APRENDER A VIVIR.

 Antonio Molle Lazo fue un joven COMPROMETIDO que, en su afán generoso por la honra y gloria de Dios, dio su vida con una viva confesión de Fe en un cruel y sanguinario martirio al grito de:

 ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva España!.

 Este libro es un acicate contra la amoralidad y envilecimiento reinante de nuestros días, tan consentido como asimilado ya por muchos. Un libro contra la corrupción de las costumbres sociales y culturales en los hogares, en los colegios, en las universidades, en las calles, en los medios de comunicación, en los trabajos… un grito de alarma, un llamamiento a los responsables de educación a que dirijan sus esfuerzos en recuperar la antigua formación católica que tanto bien hizo a las almas. Porque fueron muchos los santos quienes instituyeron la mejor REFORMA EDUCATIVA válida tanto para los jóvenes de hoy como para las futuras generaciones.

 Antonio Molle Lazo fue un joven comprometido con Dios y con la Patria, y lo llevó hasta las últimas consecuencias. Lleno del amor de Dios, lo dejó todo, lo dio todo, y esperó en Dios:

 "Invicto soldado de la Tradición: ¡Has dado, generoso, tu juventud para Cristo!”.

 PARA ADQUIRIR ESTE LIBRO, DIRÍJASE A:

agnusdeiprod@gmail.com.

 Tef. 638.150.336