Un distintivo policial no excesivamente conocido debido, fundamentalmente, al uso restringido del mismo, es la Placa-insignia con la que se dotó a los altos cargos de la Dirección General de Seguridad a partir de la promulgación de la Orden de 13 de mayo de 1942, por la que se crea el nuevo modelo de Placa para el recién creado Cuerpo General de Policía -marzo de 1941-. Esta Placa, fue reglamentada exclusivamente para el Director General de Seguridad, el Secretario General de la Dirección, los Comisarios Generales y los Jefes Superiores de Policía,

Altos cargos de la Dirección General de Seguridad, luciendo la Placa-insignia sobre el uniforme

Aquella Orden del Ministerio de la Gobernación que apareció publicada en el Boletín Oficial del Estado de fecha 26 de mayo de 1942, hacía referencia a esta Placa-insignia para altos cargos, señalado lo siguiente:

“La placa-insignia para el Director general de Seguridad, es de esmalte dorado y tiene 65 por 75 milímetros de diámetro; su forma es ovalada y termina en 16 puntas estriadas hacia la periferia, con dos óvalos concéntricos: el más exterior, de esmalte blanco, es asimismo estriado en su parte superior; en la inferior y en su anillo libre, en letras doradas, la inscripción siguiente: «Director General de Seguridad»; el óvalo más interior, también estriado y dorado, lleva el escudo de España en sus colores naturales y corona dorada; el águila y sus atributos son blancos, excepto la cabeza y columnas, que son doradas.

La del Secretario general y Comisarios generales, es de la misma calidad, tamaño y forma que la precedente. De esmalte dorado también, sólo lleva un óvalo concéntrico blanco, en cuya parte superior y bordeando su periferia, el título de «Dirección General de Seguridad»; en la tercera parte inferior y en el mismo sentido, «Secretario General» o «Comisario General», siendo estriado el espacio que dejan libres estas inscripciones, que serán en letras doradas; sobre este óvalo se asienta el. escudo de España en sus colores naturales, con águila y atributos dorados, excepto la cabeza, corona y columnas que han de ser de esmalte blanco.

La de los Jefes Superiores de policía es dé esmalte blanco o plateado, de igual forma y tamaño que las anteriores, lleva asimismo un solo óvalo concéntrico, de esmalte dorado y estriado en los dos tercios de su parte superior; en el otro tercio de la parte inferior y bordeando su periferia, la inscripción de: «Jefe Superior de Policía», en letras blancas; sobre este óvalo el escudo de España en sus colores naturales, con el águila y atributos blancos, menos la cabeza, corona y columnas, que son doradas.

Se trata pues, de un elemento distintivo de cargo que, junto al carné profesional que se expidió a este personal, constituyen sus atributos diferenciadores de uso, exclusivo, con ocasión del desempeño de los cargos referidos, toda vez que las divisas de empleo, caso de vestir de uniforme, se mantenían las reglamentarias para cada categoría.

En este sentido, podemos considerarlos un antecedente de los actuales distintivos de cargo, establecidos por Orden del Ministerio del Interior de 8 de febrero de 1988, que lucen sobre sus uniformes tanto el Director Adjunto Operativo, como los Subdirectores, Comisarios Generales, Jefes de División y Jefes Superiores de la Policía Nacional, distintivos que dejan de ser reglamentarios en el instante en que cesan en el desempeño de sus funciones en los puestos de referencia.

La Placa de altos cargos, dejó de ser reglamentaria con ocasión de la publicación de la Resolución de la de la Dirección de la Seguridad del Estado, de 25 de agosto de 1982 (BOE del 9 de septiembre siguiente), por la que se establecen nuevos distintivos, Placa-insignia y carné profesional, para los funcionarios del Cuerpo Superior de Policía, en la que ya no hace referencia a esta Placa para altos cargos.

No así, con relación al carné profesional que sí continuó siendo de uso.

Lamentamos no poder disponer de una fotografía con más detalle de este modelo de Placa-insignia para altos cargos, en consecuencia, hemos recurrido a la fotografía que ilustra estos comentarios, posiblemente tomada con ocasión de la celebración de la festividad del Santo Angel de la Guarda en Madrid, en la que se observa a altos mandos de la Dirección General de Seguridad, con uniforme de verano, en primer plano, y de invierno, en segundo, luciendo la Placa sobre las guerreras.