La Agrupación de Generales, Coroneles y Militares españoles retirados "Una Pica en Flandes" se felicita de semejante decisión judicial y alguno de sus miembros comentan sus pormenores en el siguiente vídeo.
 
Esa calle no es exaltación del Alzamiento (1936), pues la División Azul se creó en 1941, tampoco es exaltación de la Guerra Civil (1936-1939) por el mismo motivo, y tampoco es exaltación de la represión del Franquismo, pues nada hubo en ella que apuntara en ese sentido, ha señalado la Justicia.
 
Esa calle es exaltación en todo caso de los Caídos de una Unidad Militar Española que luchó contra el Bolchevismo en el periodo de 1941 a 1943 y por lo tanto cae fuera del ámbito de la Ley de la Memoria Histórica.
Esta sentencia es un claro varapalo para las políticas memorialísticas de Manuela Carmena así como también del actual Alcalde, Martínez Almeida, que decidió mantener el recurso de apelación interpuesto por el anterior equipo municipal comunista ante la sentencia de primera instancia que ordenó la reposición de esa calle, en espera de la decisión definitiva de la Justicia.
 
Se acaba por lo tanto la "caza de brujas" que inició Manuela Carmena contra esos "Caídos", y que se continuó después con los complejos de Martínez Almeida, y es de esperar que la Calle "Caídos de la División Azul" vuelva no sólo a Madrid sino a todos los pueblos y ciudades de donde fue retirada ilegalmente.
 
Esperemos que desde ahora en España se abra un proceso de Respeto hacia los combatientes de todos los Ejércitos que lucharon con Honor en cualquier conflicto militar, con independencia del bando en que lucharon, en especial los "Caídos" en dichas Batallas.
Los Combatientes Caídos merecen un respeto, el respeto que no les han dado ni Manuela Carmena ni José Luis Martínez Almeida.
 
Hay que respetar la Historia, en especial la Militar, y estudiarla con objetividad, y evitar a toda costa que la política sectaria, los complejos y la ideología extrema entren en ella.