Hoy nos encontramos con la figura prácticamente desconocida de una falangista, que fue en su época posiblemente la mejor y más completa deportista española en los años de preguerra del pasado siglo.
"María Josefa Chavarri Rodríguez-Codes", que así era como se llamaba, nació en Madrid el 13 de diciembre de 1911. De muy joven comenzó a practicar infinidad de deportes, esquí, golf, natación, hockey sobre hierba y especialmente el tenis.
De una fortaleza física increíble, ya que en esquí consiguió realizar tiempos extraordinarios muy cercanos a los records masculinos, "Pepa Chavarri", que así le gustaba que la llamaran como nombre de guerra deportivo, pronto también triunfó en los campos de hierba practicando el hockey, donde a pesar de que su puesto era de delantero centro, prácticamente jugaba en todas las posiciones del equipo.
Pepa llegó a ser la capitana de la selección española de hockey hierba, deporte que empezó a practicar con solo 16 años, entrenando por la tarde tres veces a la semana y los otros días los dedicaba a la práctica del tenis.
Pronto se trasladó a Francia durante una pequeña temporada, donde disputó varios torneos, y al volver a España se convirtió en la campeona nacional de tenis poco tiempo después de haberse proclamado también campeona nacional de hockey hierba.
Ya en 1934, la fama de Pepa Chavarri se exportó fuera de España, su excelente juego de piernas y sobre todo su dureza mental la hicieron sobresalir del resto de las jugadoras, incluso sus compañeras de tenis la llamaban "La Pared", pues devolvía prácticamente todas las bolas, por ello fue invitada a disputar el torneo de Wimbledon en 1934 y 1935.
Simultáneamente, Pepa era la líder del equipo nacional de hockey, y tuvo el honor de anotar el primer tanto de la selección nacional en su historia, cuando jugaba en el equipo del "Club de Campo".
Al inicio de 1936, Pepa Chavarri acepta la oferta del" Real Madrid" y se consolida como capitana del equipo merengue, cuyo objetivo era arrebatar la hegemonía del hockey hierba al "Athletic" de Madrid.
A lo largo de su vida, Pepa Chavarri fue 18 veces campeona de España de tenis (6 trofeos como jugadora individual, 8 en dobles y 4 en mixtos).
Pero a la vez que sublime deportista, Pepa Chavarri también tenía grandes inquietudes políticas, por eso ingresa en la Sección Femenina de Falange a mitad del año 1935, su hermano Bernabé, también otro gran deportista, ya militaba en el SEU, el sindicato falangista de estudiantes.
A pesar de que prácticamente los entrenamientos y competiciones no la dejaban tiempo alguno para dedicar a la política, Pepa colaboró todo lo que pudo con la Falange en aquella época.
Al iniciarse la Guerra Civil y para evitar la persecución frentepopulista, Pepa logra refugiarse junto con su madre en la Embajada Alemana en Madrid, ya que tenían contactos previos con el embajador alemán gracias al deporte.
Pero el 24 de noviembre de 1936, como consecuencia de que Alemania había reconocido oficialmente a la "Junta de Burgos" encabezada por el General Franco, el gobierno frentepopulista obligó a desalojar y cerrar la embajada en Madrid.
La Junta de Defensa de Madrid ordenó la evacuación del personal y de los refugiados de las embajadas de Alemania e Italia, por lo que Pepa Chavarri fue detenida y trasladada primero a una cheka y luego a una cárcel de mujeres.
En el mes de julio de 1937, la totalidad de los jugadores de tenis que tomaban parte en Londres en el torneo internacional de Wimbledon, solicitaron oficialmente a la Cruz Roja Internacional que realizara las gestiones oportunas para conseguir la libertad de la campeona española de tenis Pepa Chavarri.
Esta petición seguramente salvó la vida de Pepa.
Al finalizar la guerra, Pepa volvió a la práctica del tenis ganando diversos campeonatos de España y siendo nombrada Delegada Nacional de Deportes de la Sección Femenina.
Igualmente, en 1946 fue nombrada vocal del Comité Internacional de Hockey Femenino.
Pepa Chavarri, la gran campeona, en cambio era muy tímida, lo que propició que hasta el año de su muerte en 1993, prácticamente no asistiera a ningún acto social.
Nuevamente, desempolvamos de un escondido rincón de la Historia, la vida y trayectoria de una falangista, prácticamente desconocida y olvidada, Camisa Vieja de la Falange, que triunfó en el incipiente deporte femenino de aquella época.
Así eran las mujeres de la Falange.
(Fotografía inédita de Pepa Chavarri luciendo la camiseta del equipo de hockey hierba del Real Madrid, del Archivo de los Guardianes de la Memoria Azul).