Uno de los grandes monarcas de nuestra patria. Felipe II. Destacó en él, por encima de cualquier otro interés, la defensa de la Fe Católica en todos sus dominios. Leal, austero, sacral, llevó el Evangelio hasta los confines del mundo conocido.