Yo tenía un camarada. Corresponde esta canción a los primeros tiempos de Falange Española, y surge para testimoniar el respeto que en la misma se tenía hacía el camarada caído. La música es una adaptación de la canción tradicional alemana "Ich hatt' einen kameraden", cuyo autor es Ludwig Uhland (1787-1862). Escrita en 1809, se hizo famosa en el resto del mundo durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de tener ya entonces casi 150 años de antigüedad.

Yo tenía un camarada.
!Entre todos el mejor!
Siempre juntos caminábamos,
siempre juntos avanzábamos,
al redoble del tambor.

Cerca suena una descarga.
⎼¿Va por ti o va por mi?
A mis pies cayó herido
el amigo más querido
y en su faz la muerte vi.

Él me quiso dar la mano,
mientras yo el fusil cargué.
Yo le quise dar la mía
mientras tanto él me decía:
⎼!Por España moriré! 

!Gloria! !Gloria!
!Gloria y victoria!
Con el cuerpo y con el alma,
con las armas en la mano,
¡por la Patria!

Nuestros cantos, que vuelan,
el viento los lleva por ahí,
que en España, que en España,
empieza a amanecer.

Yo tenía un camarada.
!Nunca lo hallaré mejor!
Que en la gloriosa jornada
iba, firme la pisada,
al redoble del tambor (bis).

¡Una bala, compañero!
¿Para quién de los dos es?
Era el dialogo postrero,
y, bajo el plomo certero,
cayó tendido a mis pies. (bis)

Hace un esfuerzo y, en vano
quiere mi mano estrechar.
-¡Duerme en paz, querido hermano!
La Patria quiere mi mano
para volver a atacar. (bis)