En plena guerra civil, en el bando nacional, se determina la adopción de una nueva Placa insignia para el personal policial, en consonancia con la imagen del nuevo régimen y así, el Boletín Oficial del Estado nº 578 de 22 de mayo de 1938, inserta una Orden del Ministerio de Orden Público, fechada el 17 anterior, por la que se establece una nueva Placa-emblema para el personal del Cuerpo de Investigación y Vigilancia, afecto a la referida zona nacional que, al contrario con lo sucedido en la zona controlada por el frente popular, mantuvo esta denominación, de forma inalterada, hasta 1941 en que se crea el Cuerpo General de Policía.

Placa-insignia de 1938

El pequeño preámbulo de la Orden refiere que, desde su publicación, queda sin efecto ni validez la Placa que se venía utilizando desde el 7 de diciembre de 1931, de la que ya hablamos en un artículo anterior.

El texto de la Orden nos permite conocer, además de la descripción pormenorizada de la Placa, la estructura orgánica del Cuerpo por aquellas fechas y, con ello, las distintas categorías y empleos vigentes. El texto señala lo siguiente:

1º. Se crea una nueva Placa-insignia, que se declara obligatoria para los funcionarios de la Policía que se citan, como signo característico de Autoridad, a más del carnet hoy en uso.

2º. Solamente podrán ostentar esta insignia el Jefe del Servicio Nacional de Seguridad, Comisarios Generales, Secretarios Generales, Comisarios Jefes, Comisarios de primera, segunda y tercera; Inspectores de primera y segunda; Agentes de primera, segunda y tercera y Agentes Auxiliares de tercera, que son los únicos que ejercen la función de Agentes de la Autoridad en el Cuerpo de Investigación y Vigilancia.

Por excepción, y como premio a la constancia en el servicio, tendrán derecho a ostentarla los funcionarios pertenecientes a la Escala técnica del Cuerpo de Investigación y Vigilancia jubilados con más de 25 años de servicio en la Policía y que hayan sido nombrados funcionarios honorarios del Cuerpo con arreglo al artículo 150 del Reglamento Provisional de la Policía Gubernativa, quedando absolutamente prohibido el conceder el uso de la misma, por ningún concepto, más que a los que se señala.

3º. La Placa-insignia que se crea por esta Orden consistirá en un óvalo de esmalte blanco de 60 milímetros de eje mayor por 48 de eje menor, sobre el que aparecerá y en su centro el escudo Nacional, orlado en la parte superior con la bandera española y la inscripción:

“Jefatura del Servicio Nacional de Seguridad”, y en la parte inferior del mismo una franja verde con la de “Cuerpo de Investigación y Vigilancia”, llevando en el reverso cada una un número correlativo y un cajetín, donde irá colocada una tarjeta que identifique al propietario de la misma.

Esta insignia se llevará colocada sobre el lado izquierdo del pecho, encima del chaleco o debajo de la solapa de la americana, y cuando por circunstancias especiales tenga que hacerse visible, que sólo los Jefes pueden autorizar, se colocará en el mismo lado sobre la prenda exterior que se use. Al cesar el funcionario en el Cuerpo, la entregará en el Centro directivo, devolviéndole el importe de la misma.

La Sección de Personal de la Jefatura del Servicio Nacional de Seguridad pasará los cargos de aquéllas a los habilitados respectivos para que éstos los hagan efectivos a los funcionarios al serles satisfechos sus haberes y su importe lo remitirán a esa Jefatura.

4º. Para evitar posibles confusiones, queda prohibido a ningún otro Cuerpo el empleo de placa-insignia, cuya forma tenga parecido a la que se crea por esta Orden y sin efecto todas las disposiciones que se opongan a la presente.

De la lectura de esta Orden se desprende que, al menos en principio, el carné profesional no sufrió modificación alguna, si bien creemos que, con motivo de la adopción de la nueva simbología del Estado Español, debió procederse a eliminar las coronas murales y cualquier otro elemento evocador del régimen republicano.

Esta Placa-emblema estuvo vigente hasta 1942, año en el que se dispone la adopción de un nuevo modelo del que se hablará oportunamente.

Placa-insignia del personal destinado en el Protectorado marroquí.

Placa-insignia adoptada para el personal destinado en el Protectorado marroquí (1938)

Tras la adopción, por Orden de 17 de mayo de 1938 del Ministerio de Orden Público, de la nueva Placa-insignia para el personal del Cuerpo de Investigación y Vigilancia de la zona nacional, este modelo, con algunas variaciones, se hace extensivo al personal de este Cuerpo destinado en el Protectorado Español de Marruecos.

En la obra "Policía Española. Notas e imágenes" de Camino del Olmo y Cabo Meseguer, encontramos una fotografía de esta Placa-emblema que, manteniendo el mismo diseño que la adoptada en la península, incorpora el tradicional emblema de la Mehala jalifiana, en grafía árabe, así como la leyenda "Marruecos" sobre una media luna verde, color tradicional marroquí.

Con relación a la publicación de la Orden por la que se establece el uso de esta Placa en la Zona Española del Protectorado, no hemos encontrado referencia alguna a ella lo que nos hace suponer que tal disposición fue publicada en el Boletín Oficial de la Zona del Protectorado.

 

Otras Placas-insignia usadas en la zona nacional.

 

Placa-insignia del Servicio Especial de Zaragoza

También en la interesante obra "Policía Española. Notas e imágenes", ya citada, aparece esta Placa-insignia utilizada por el personal del Cuerpo de Investigación y Vigilancia de Zaragoza, durante la guerra civil. Como se advierte, la Placa se timbra con la Corona mural republicana y mantiene el lema “honor y justicia”, implantado por la II República, sin embargo, han desaparecido los colores de la bandera que orlaban la Placa reglamentada el 7 de diciembre de 1931. Por lo demás, aunque en menos calidad, su diseño está inspirado en la Placa usada por el Cuerpo de Investigación y Vigilancia desde 1931.

La denominación de “Dirección General de Seguridad” ha sido sustituida por la de “Delegación de Orden Público”, añadiéndole la leyenda “Servicio Especial”. A igual que en la Placa reglamentada en 1931, el escudo nacional está ornamentado por hojas de laurel y roble.

Suponemos que esta Placa es anterior a la reglamentada en 1938 y que este modelo, utilizado exclusivamente en Zaragoza, sería paulatinamente sustituido por el establecido con carácter general que estuvo vigente hasta 1942.

Volviendo a la Placa-insignia diseñada en 1938, la adopción de esta nueva Placa, vigente como hemos dicho hasta 1942, tras la promulgación de la Ley de marzo de 1942, es consecuencia de la entrada en vigor del Decreto 470 de 2 de febrero de 1938, por el que se define el nuevo Escudo Nacional de España.