Hace casi tres años no estaba de moda que los youtubers hablasen de política e Isaac Parejo fue de los primeros que se lanzó a la aventura y tuvo mucho éxito por lo novedoso y por su manera de comunicar un mensaje desafiante contra la ideología dominante. Hoy son muchos más los que lo hacen y parecen que lleven toda la vida, pues no, el mundo de internet avanza muy rápido y nos hace perder la noción del tiempo.

¿Cómo nace su vocación de youtuber, teniendo en cuenta que hay tantos canales que si no lo tienes muy claro no obtienes ninguna repercusión?

Bueno, realmente yo fui de los primeros youtubers “disidentes”. Cuando comencé en septiembre de 2017 prácticamente no había youtubers que hablaran de política y criticaran el pensamiento políticamente correcto, recuerdo a AlonsoDM y poco más. Respecto a dónde nació mi vocación para hacer vídeos, mi actividad profesional siempre ha estado ligada al mundo audiovisual. Yo realmente me metí en esto escribiendo en mi blog en 2013, nunca tuve la intención de ser youtuber. Pero hubo un día que necesitaba explicar algo que no era capaz de hacerlo escribiendo y me parecía importante, por tanto decidí hacerlo en vídeo. Ese vídeo se hizo viral, luego llegó el segundo y así hasta hoy.

¿Es positivo que a través de estos medios se pueda llegar a tener a veces más
influencia que los medios tradicionales?

Por supuesto, yo no dependo de ningún partido, no me financia ninguna empresa, no le rindo cuentas a nadie más a que a mis suscriptores y mis patreons. Por tanto tengo total libertad para decir lo que quiera sin presiones.

Un medio de comunicación tradicional siempre se va a guiar por lo que diga el que tienes más arriba. La ventaja de ir por libre es no tener a nadie diciéndote lo que puedes publicar o no.

¿Cuál ha sido el secreto del éxito de su canal  InfoVlogger?

Creo que el contar las cosas de forma diferente y sobre todo con un lenguaje que todo el mundo entiende. Suelo huir de tecnicismos y explico las cosas como si se las estuviera contando a un colega pero sin perder el rigor y con el toque ácido e irónico que suelo darle. El unir crítica, humor, parodias, videoclips etc, creo que ha sido un cóctel que me ha salido bastante bien ya que nunca sabes por dónde voy a salir en mi próximo vídeo, lo mismo aparezco con una brutal crítica al Gobierno o cantando disfrazado de Pedro Sánchez o de astronauta.

Háblenos de la importancia de combatir la farsa del marxismo, que bajo capa de los supuestos derechos del pueblo es una de las peores dictaduras fuente de miseria y violencia....

Lo fascinante del marxismo es su capacidad de reinventarse, lleva un siglo haciéndolo y siempre cuela porque le ponen un disfraz distinto cada vez, pero al final es la misma mierda: control del pueblo, sumisión, división de la sociedad, pobreza y miseria mientras se enriquecen los gobernantes.

La izquierda además siempre alardea de libertades, cuando realmente son terriblemente sectarios imponiendo su ideología...

Sí, es verdaderamente maravilloso envolverse en la bandera de la libertad y la tolerancia siendo tan terriblemente totalitarios. A la izquierda española nunca le ha gustado la libertad y la democracia, más bien lo que busca es la sumisión y control de los ciudadanos coartando cualquier tipo de disidencia y pensamiento diferente al que quieren imponer. Odian la violencia siempre que no la ejerzan ellos, odian las dictaduras solo si no son de izquierdas y odian la falta de libertades si esa falta no la decretan los suyos. Así funcionan.

¿Percibe que se está acabando con la superioridad moral de la izquierda con una reacción cada vez más fuerte y valiente contra sus mentiras?

Lo bueno que nos ha traído el auge de las redes sociales es que nos podemos organizar para combatir las mentiras a las que siempre nos ha tenido sometidos la izquierda, en especial el PSOE. Cuanto más consigues aplastar su relato más furiosos se vuelven. Así asistimos a una escalada de violencia verbal y en ocasiones física de los sectores más sumisos de la izquierda y sus activistas cibernéticos pues ven que el relato victimista y el de su supuesta superioridad moral se está acabando frente a una gran parte de la sociedad, que ya ha perdido los complejos. Eso les asusta, el miedo a perder la hegemonía de la moral les tiene aterrorizados. Y seguramente irá a más.

¿La pandemia ha sido un punto de inflexión para la reacción?

Totalmente, al igual que lo fue el intento de golpe de Estado del 1 de octubre. En otra época seguramente no nos habríamos enterado de todos los actos mafiosos que se están produciendo, y el Gobierno lo sabe. Creían que podían hacer y deshacer a su antojo como han hecho siempre sin ninguna consecuencia y esta vez no ha ocurrido. Es muy importante calificarlos no como inútiles, es muy fácil deshacerse de esa etiqueta, sino como lo que son: autoritarios y represores.

¿Cómo valora iniciativas como el programa de Javier Negre en YouTube Estado de Alarma y qué supone participar en él?

Es una gran iniciativa que ha ayudado y reforzado un discurso que muchos llevábamos tiempo haciendo en las redes. Estoy encantado de seguir participando. Mucha gente dice que se echan en falta voces discordantes o afines al Gobierno para potenciar el debate pero, según dicen sus creadores, no paran de invitarles a participar y siempre declinan. En cambio la derecha siempre acude a los programas y cadenas que les machacan. El miedo al debate les puede porque prefieren la imposición.