De entrada y antes de responder a la pregunta les voy a reproducir el ultimo diálogo que se produjo entre los líderes de la Derecha y la Izquierda el 15 de julio de 1936 (cuándo ya había sido asesinado Calvo Sotelo).

Así fue el último "diálogo" entre los líderes de la Derecha y de la Izquierda:

 

"¿No queréis Estado de Alarma?

¡Pues tendréis DICTADURA !

 

"¿No queréis Paz Civil?

¡¡ Pues, tendréis Guerra Civil !!.

Largo Caballero

Vamos a quitarnos las caretas

¡ O VOSOTROS O NOSOTROS !!

Gil Robles

Respuesta de Casares Quiroga, Presidente del Gobierno:

"Se acabó. Os expulsaremos de la legalidad. La CEDA ya no tiene nada qué hacer en el Parlamento ni en la legalidad"

 

Cuando he cogido la pluma ( que yo todavía escribo con pluma o con bolígrafo) para escribir este artículo había pensado nombrar, uno a uno, a los 10 columnistas más famosos de hoy que en los últimos días han comentado el aniversario del 18 de julio de 1936 y han calificado, sin dudas, la sublevación de parte del ejército como “Golpe de Estado”… pero no los cito porque ya de entrada compruebo que hablan de oídas y que ninguno ha tenido la paciencia de sentarse a leer el “Diario de Sesiones” del Congreso de los Diputados que recoge la reunión de la Comisión Permanente, ya que el Pleno estaba de vacaciones el día 15.

Porque si hubieran leído lo que allí se habló no estarían tan seguros a la hora de calificar el 18 de julio como un “Golpe de Estado” y tal vez se darían cuenta de que “aquello”  en cualquier caso sería un “contragolpe”, ya que cuando  los militares se echan a la calle es porque en la calle ya estaba el golpe marxista-comunista de la Revolución y el Poder, en el arroyo.

 

Tras el fraude electoral y la descarada manipulación de las actas de febrero con los resultados de las urnas manipulados las dos fieras ya estaban enfrentadas y a la espera de que sonara la trompeta para el ataque.

Por tanto, antes de calificar el 18 de julio como “Golpe de Estado” hay que leer el “Diario de Sesiones” ojo, redactado y hasta censurado por una Mesa de las Cortes con mayoría de Izquierdas porque los datos que allí se hacen públicos sobre la verdadera situación que vive el país incitan a pedir a gritos un sargento de hierro, como hicieron los españoles que no estaban dispuestos a dejarse matar por los demócratas ilegales comunistas que ya estaban celebrando la Dictadura del proletariado.

Desde el 16 de junio al 13 de julio inclusive se habían producido:

Incendios de iglesias, 10;

atropellos y expulsiones de párrocos, 9;

robos y confiscaciones, 11;

derribos de cruces, 5;

muertos, 61;

heridos de diferente gravedad, 224;

atracos consumados, 17;

asaltos e invasiones de fincas, 32;

incautaciones y robos, 16;

Centros asaltados o incendiados, 10;

huelgas generales, 129;

bombas, 74;

petardos, 58;

botellas de líquidos inflamables lanzadas contra personas o casas, 7;

incendios, no comprendidos los de las iglesias, 19.

Así estaban las cosas ¡Viva Rusia! o ¡Viva España! No había, no hubo, otra salida.

Dos días más tarde se iniciaba la sublevación en Melilla.