Es mundialmente conocida la gesta de los defensores del Alcázar de Toledo, entre los que se encontraban 60 falangistas de la localidad.
Meses antes, Pepe Sainz el Jefe Provincial de la Falange toledana, había sido desterrado de la provincia no sin antes nombrar como su sucesor al camarada Pedro Villaescusa, un joven militante del SEU y de la Primera Línea de Toledo.
El 18 de julio, Villaescusa ordena a todos los falangistas con los que puede contactar que se concentren en la Plaza de Zocodover, para luego dirigirse a la Academia y ponerse a las órdenes del Capitán Emilio Vega, mientras los milicianos atacan a la Guardia Civil que se encontraba en la citada Plaza, es el comienzo del asedio.
El 20 de julio todos los falangistas que han podido reunirse en la Academia se trasladan al Alcázar, de entre ellos destacamos a Manuel Arija (Tesorero de la CONS), José Conde (Jefe del SEU), José Canosa (primer Jefe de la Primera Línea toledana), Carlos Espejo (militante del SEU que arrancó la bandera roja comunista que consiguieron colocar sobre los muros del Alcázar), Antonio de la Cuerda (uno de los fundadores de la Falange toledana), Maximiliano Fink (dirigente del SEU), Alejandro Manrique (fundador del SEU de Bachillerato), Alberto Martín Gamero (fundador y dirigente del SEU y Jefe local de la Falange toledana), Ángel Muñoz "Dinamita" (militante del SEU y posterior héroe en la División Azul), Pedro Villaescusa (militante del SEU, nombrado Jefe Provincial de Toledo desde marzo de 1936), y otras decenas de camaradas hasta llegar a los 60.
Ya dentro del Alcázar, los militares les entregan armas largas y a las órdenes del Capitán Serrano se les instruye sobre su manejo.
Se inician los continuos ataques y el 30 de julio cae muerto el primer falangista, Antonio Gálvez.
Comienzan los problemas para los defensores, más de 1800 personas, escasean los alimentos, y se ordena una salida para requisar todo el trigo que se pueda de un depósito cercano, interviniendo los falangistas en dicha operación, lo que se volverá a hacer en días sucesivos.
El asedio continúa, los ataques de los milicianos no cesan, han llegado incluso de fuera de Toledo, por las noches los defensores realizan salidas suicidas para intentar conseguir alimentos, salidas en las que se distinguen los bravos falangistas toledanos, que son los primeros en presentarse como voluntarios.
Ha pasado más de un mes del inicio del asedio y el 28 de agosto, Villaescusa como Jefe de las fuerzas de Falange, solicita a Moscardó que todas las milicias falangistas estén encuadradas bajo las órdenes del Capitán Emilio Vega, por ser este militar con anterioridad al inicio de la Guerra, instructor de la Primera Línea Falangista, Moscardó accede a dicha petición.
El 4 de septiembre, el estudiante falangista Maximiliano Fink, se distingue heroicamente al apagar un incendio en el edificio de Pabellones.
Pocos días después, el 7 de septiembre, se ordena a unas escuadras de Falange que realicen una salida fuera del Alcázar, saliendo por la Puerta de Carros.
En el combate cae muerto Maximiliano Fink, su cadáver es casi imposible de recuperar, pues se encuentra en un lugar muy batido por los milicianos.
A pesar de las órdenes en contra, su camarada y amigo Godofredo Bravo sale a intentar recoger el cadáver, cayendo abatido por el nutrido fuego de los frentepopulistas, que no están dispuestos a dejar que se lleven los cadáveres.
Sus camaradas, a pesar del gravísimo peligro, no consienten en abandonar los cuerpos sin vida de los dos valientes, y por ello, Canosa y Ventosa logran retirar los dos cadáveres de los caídos, el de Fink se recupera en el lugar donde había muerto, Plaza de Capuchinos, muchas horas después ya de noche.
Esta acción casi suicida para recuperar los cadáveres de Fink y de Bravo, fue ordenada y mandada por José Conde, que resultó herido en la misma.
Villaescusa, como Jefe Provincial de la Falange de Toledo, el 8 de septiembre propone la concesión de la "Palma de Plata" a los camaradas Godofredo Bravo, José Canosa, José Berzosa, José Conde, Feliciano González, José María Oliveros y Ramón Astarloa, todos ellos intervinientes en la operación de recuperar los cadáveres de los caídos.
En los días siguientes los combates no cesaron y siguieron cayendo bajo el fuego enemigo otros falangistas. El 11 de septiembre, muere Nicolás Hernández, que recibió un balazo al asomarse a una ventana para intentar ver a sus padres que se encontraban en una casa cercana al Alcázar.
Cuatro días después, caen muertos también Julián Gómez y José Quero, igual suerte tendría el camarada Antonio de Iraola.
El 20 de septiembre se encarga al Jefe Villaescusa y a una escuadra de camaradas, una peligrosa misión a realizar ante el fuego de la artillería enemiga, consistente en abandonar los pabellones que ocupaban por ser imposible ya su defensa. En ella encontrará la muerte Villaescusa, cuyo cadáver no pudo ser recuperado hasta muchos meses después de finalizado el asedio, al quedar totalmente cubierto de escombros, al igual que el de sus camaradas también caídos Marcelino Peces y Luís Figueroa.
Siguen luchando y cayendo falangistas, y el 26 de septiembre , en las estribaciones del Alcazar , un caza republicano derriba un trimotor de bombardeo nacional tripulado por el Teniente Eustaquio Ruiz de Alda, (falangista y hermano del fundador de Falange Julio Ruiz de Alda), increíblemente en el mismo avión derribado figura también como tripulante César Ledesma Ramos, (también camarada y hermano del fundador de las JONS Ramiro Ledesma), los dos resultaron muertos, ratificando con su sangre la unión de las JONS y la Falange Española.
El asedio del Alcázar finalizó cuando la Legión, como punta de lanza del ataque nacional, logró romper el cerco y liberar a los heroicos defensores.
La Falange una vez más demostró su heroísmo y compromiso de combate frente a los milicianos marxistas y al infame Gobierno del Frente Popular, cayendo muertos en la defensa del Alcázar casi un 20% de las milicias falangistas que lo defendieron.
- "PEDRO VILLAESCUSA"
- "GODOFREDO BRAVO"
- "ANTONIO DE IRAOLA"
- "LUÍS FIGUEROA"
- "MAXIMILIANO FINK"
- "ANTONIO GÁLVEZ"
- "JULIÁN GÓMEZ"
- "NICOLÁS HERNÁNDEZ"
- "MARCELINO PÉREZ"
- "JOSÉ QUERO"