Este mausoleo es concretamente un monolito de estilo egipcio construido en granito, con un techo en forma de pirámide de 6 metros de altura aproximadamente y con una puerta de bronce decorada con "extraños símbolos". Parece ser que no hay llave para abrirla. Se comenta que la única llave se perdió en torno a 1980, además, dato curioso, es el único mausoleo de todo el cementerio del cual no hay planos cuando era necesario para poder construirlo allí.

Bueno la historia del mausoleo comienza con Hannah "Peters", (Peters, era su apellido de soltera) que llegó a Londres en el año 1800 y trabajó como empleada de hogar del acaudalado francés John Courtoy, aunque el nombre real de este hombre era Nicholas Jacquinet. Hannah sedujo a Courtoy, se hizo con la mayor parte de la herencia de los Courtoy, y, con ese dinero, se dedicó a disfrutar de la egiptología y de las llamadas "ciencias ocultas". Durante ese tiempo se hizo amiga de un egiptólogo llamado Joseph Bonomi "el joven". Se decía que el tal Bonomi había descifrado unos papiros encontrados en el Valle de los Reyes que enseñaban cómo viajar en el tiempo.

Hannah murió en 1849 y su amigo Bonomi mandó construir el mausoleo siguiendo las instrucciones de ella. Curiosamente ya el padre de Bonomi construyó en 1797, para un noble inglés, un "mausoleo piramidal".

Bonomi murió en 1878. Su esposa y sus hijos fueron enterrados con él. Un dato chocante es que sus hijos murieron en el plazo de una semana. En la lápida de Bonomi  hay un grabado de un chacal sobre un templo egipcio y la cabeza del chacal parece ser que señala hacia el mausoleo Courtoy, ¿coincidencia?.

Según se comentaba, Joseph Bonomi junto con un tal Samuel Alfred Warner crearon una máquina para poder viajar en el tiempo desde dentro del mausoleo. Por otro lado, hay otra versión que dice que el mausoleo es parte de una especie de sistema de cabinas de teletransporte que construyeron Warner y Bonomi. Parece ser que el tal Warner también había creado armas muy avanzadas para su época. El mismo año en que se terminó el mausoleo, (1852), Warner murió "en extrañas circunstancias" y está enterrado también en Brompton pero con una lápida sin nombre.

Resumiendo. ¿Máquina del tiempo?, ¿cabina de teletransporte?, sin duda todo un misterio este extraño mausoleo.