En los periódicos es frecuente que salgan erratas. Unas pasan sin pena ni gloria, otras, por el contrario, se ganan un puesto en la Historia. La mía es de éstas últimas y figura en cuadro de honor. Se escapó el martes 27 de marzo en "El Imparcial", cuando yo era su Director. El día anterior se había celebrado el "Día Internacional del Subnormal" (todavía no se utilizaba la palabra "discapacitado") y con ese motivo el Presidente del Gobierno, a la sazón Adolfo Suárez, había visitado a un grupo de niños con el síndrome Down en el Hospital del Niño Jesús de Madrid. Pero también se había celebrado una reunión del Rey Juan Carlos con un grupo de nuevos generales en la Escuela Superior del Ejército. Ambas informaciones iban en el periódico del 27, en las páginas 8 y 9. La del subnormal en la par, con un titular que decía: "Ayer se celebró a nivel mundial EL DIA DEL SUBNORMAL"  y debajo una foto del Presidente Suárez con los niños en el hospital y en la impar, la del Rey, con este titular: "En la Escuela Superior del Ejército EL REY CON LOS GENERALES", y debajo su foto correspondiente.

Pues bien, por una mala jugada de los "duendes de la imprenta" se cambiaron las fotos y el Rey salió debajo del título EL DIA DEL SUBNORMAL y los pobres niños y Suárez con los generales. ¡Dios, la que se armó! A las 9 de la mañana ya me estaba llamando "Don Sabino" (entonces todavía Secretario Real) para saber qué había pasado y para decirme que Suárez ya había pedido mi cabeza como Director y hasta el cierre del periódico. Al final, afortunadamente, no pasó nada porque el Rey se lo tomó con humor y frenó los deseos del Presidente.