Tanto los niños como los refugiados estaban repartidos en casas entre Moscú, Leningrado, Odessa, Jarkov, Sarátov, Eufratoria, Poltava, Kaluga y Uniskaya.

Primeramente la NKVD inició una depuración contra los maestros, también refugiados de España, ya que había que arrancar la educación de los niños, para colocarla en manos del Estado comunista. Aquellos maestros, aunque comunistas, tenían algunos principios, ya que eran españoles y al considerarlo una injusticia, poco a poco fueron depurados. Fueron detenidos y encerrados en Lubianka bajo la acusación de "troskistas", alrededor del 60% de los maestros españoles y los restantes fueron enviados a trabajar, a las siempre "modélicas" fábricas rusas. Una vez separados de sus maestros comenzó, una verdadera inquisición contra aquellos niños españoles, con el pretexto de acercarles a la disciplina comunista.

No podemos olvidar que hubo españoles responsables de aquella aberración contra los niños españoles, como el sevillano Borneo, muerto más tarde en Moscú, el valenciano Uribe, el madrileño Virginio Llanos y el asturiano Pita, este último con la gravedad que había conocido a la mayoría de los padres de los niños exiliados a Rusia y terminó siendo el más duro con ellos. A los niños mayores de 15 años se les mandó a trabajar a las fábricas y a ls más indisciplinados a la cárcel acusados de "troskistas".

Otros tenebrosos personajes españoles, como Modesto y Líster fueron enviados a la escuela de Kaluga a poner orden, ya que ésta escuela tenía fama de ser la más indisciplinada. Según testimonio del propio Valentín González "El Campesino", Líster se emborrachó y violó a cinco menores, con el pretexto de que eran fascistas y por supuesto Lister no sufrió reprimenda alguna.

Pero la verdadera tragedia vino después de la invasión nazi a la URSS, ya que los menores españoles, fueron abandonados a su suerte y muchos niños españoles fueron hechos prisioneros y posteriormente fusilados por los nazis.

El número de refugiados llegados desde España a la URSS fue casi de 4000, más 102 maestros y los 1700 niños mencionados. ¿Cuántos de esos casi 6000 españoles quedaron con vida? Es muy dificil saberlo, pero hay datos que se aproximan a que no superarían los 1200. Es decir que unos 4800 españoles que habían confiado en el comunismo, seguramente de buena fe, fueron asesinados por el propio comunismo y entre ellos nuestros niños.

¿Explicará algún dia Rusia como fallecieron esos 4600 compatriotas nuestros?¿La nueva Ley de Memoria Democrática hará por averiguarlo? ¿Tratará la Ley de Memoria democrática de juzgar a aquellos españoles responsables de las muertes de nuestros compatriotas, que había con mando en la URSS y sus decisiones, como Dolores Ibárruri, Jesús Hernández, Martínez Cartón, Lister, Modesto, Tagueña, Uribe, Pozuelo y Vidiella? Gracias a los testimonios de éstos, muchos de los españoles fueron ejecutados.

Memoria histórica, que quieren olvidar y que mientras nos quede un halo de fuerza, desde aquí no olvidaremos.