Otra de mis lecturas predilectas para descongestionar algo la mente e intentar dar soluciones a estos tiempos de tribulación que nos ha tocado vivir es el magnífico libro que aconsejo leer de Antonio J. Planells titulado ''Pétain, Mariscal de Francia'' del cual extraigo para este texto los puntos esenciales de la Revolución Nacional propuesta en su día por el Régimen de Vichy. Un régimen de Vichy (1940-1944) dirigido por el Mariscal Philippe Pétain (1856-1951) que se apoyaba en el ejército, en la Iglesia, que rechazaba de plano los partidos políticos y que creó un orden corporativista.


-La Iglesia-

 La religión es ensalzada como método para dar fin al período de decadencia, en respuesta a la postura de la III República. Se restablece la enseñanza facultativa de religión en los colegios públicos. Las escuelas católicas reciben ahora las subvenciones tanto tiempo reclamadas. Los bienes de la Iglesia, que habían sido confiscados en 1905, son reintegrados a las asociaciones diocesanas el 15 de febrero de 1941. Uno de los ejemplos más destacados es la gruta de Lourdes que se cede a la Asociación Diocesana de Tarbes. Vichy sigue las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia y los valores morales.

-La enseñanza-
  
 Una ley prohíbe la función pública a los profesores francmasones. Se crean unos programas que distinguen si la enseñanza se imparte en el campo o en la ciudad, entre los niños o entre las niñas. Hay más de 20 agrupaciones de juventudes libres, aparte de los oficiales como los Compagnons de France, que constituyen la élite de la Revolución Nacional.

-La familia-
  
 Recibe un tratamiento especial. Pétain se había quejado de la falta de natalidad, fruto de una mala planificación de los gobiernos anteriores, permitiendo todo cuanto ayudaba a la descomposición de la familia : la igualdad ante la herencia, la facilidad para obtener el divorcio, la prostitución autorizada o el alcoholismo. La solución radica, según la Revolución Nacional, en sustituir al individuo por la verdadera unidad orgánica de la sociedad, la familia. La ley del 2 de abril de 1941 prohibía el divorcio durante los tres primeros años de matrimonio. Transcurrido este período, se podía invocar malos tratos pero no adulterio.
   
La familia recibe ayudas según el número de hijos y es desfavorable si no los tiene. La madre es glorificada en el hogar y los solteros no pueden ascender, a no ser que aceptaran cualquier empleo.
    
La dificultad de elevar la tasa de natalidad se debía también a los dos millones de prisioneros que estaban en los campos de concentración en Alemania.

-La administración-
  
 La Revolución Nacional aporta la ley de 15 de octubre de 1940 por la que los funcionarios consiguen una de sus más antiguas reivindicaciones : el estatuto de funcionarios, que les permite el derecho de asociación y de huelga, siempre que no se realice para mejorar sus condiciones de trabajo.
  
El campesino es ascendido al segundo lugar en la Revolución Nacional, después del ama de casa. El renacimiento del folklore se promociona desde los más altos cargos del gobierno. El hecho rural, por cuanto posee de autárquico, es considerado como la fuerza del país, en contraposición al urbano que representa la debilidad.
  
La Revolución Nacional propone el corporativismo como organización de la población activa. La composición es simple: patronos, técnicos y obreros. Esta concepción representaba una tercera vía entre el fascismo y el socialismo.