Rafael de Mendizábal era uno de los muchos oficiales jóvenes que se habían afiliado clandestinamente a la Falange (pues legalmente no podían pertenecer a ningún partido político) en la primavera de 1936.
Rafael había nacido en Santurce, ingresando en la Academia de Caballería, ya de oficial y destinado en Alcalá de Henares junto con otros 28 compañeros fueron arrestados por negarse a cumplir una orden de Presidencia del Gobierno, siendo desterrados a Palma de Mallorca, se les conoció como los "Jinetes de Alcalá".
Antes de ser desterrado, Rafael había contactado con su amigo y compañero de armas Fernando Primo de Rivera, hermano de José Antonio, que servía de enlace entre la oficialidad joven del Ejército y la Falange, desde ese momento Rafael se integra en la organización clandestina-militar de la Falange.
El 18 de julio de 1936 sorprende a Rafael en Palma y de inmediato apoya el alzamiento armado contra el Gobierno republicano del Frente Popular, junto con otros camaradas de la Falange mallorquina, toma el Ayuntamiento de la capital e interviene en numerosas acciones hasta que la isla queda bajo control de los alzados.
Vuelve de nuevo a la Península e ingresa en el Arma de Aviación, primero como observador y más tarde como piloto en la gloriosa escuadrilla de cazas a la orden directa de Joaquín García Morato, donde llegó a ser Capitán.
Pronto Rafael destaca notablemente realizando más de 300 horas y consiguiendo dos derribos como miembro de la "Patrulla Azul".
Al comenzar las operaciones en el Frente de Cataluña, el día 24 de diciembre de 1938, por un error mecánico su avión cayó y Rafael resultó herido y prisionero.
Sin ni siquiera curar sus heridas, fue trasladado a la cárcel Modelo de Barcelona, pero el Ejército Nacional avanzaba por tierras catalanas con mucha rapidez, lo que obligó a las autoridades republicanas a trasladar a los presos en dirección a Francia.
Supuestamente, el piloto Mendizábal iba a ser utilizado para un intercambio de prisioneros, pero uno de sus guardianes, al conocer su filiación falangista, desde el inicio del traslado le amenazó de muerte, le escupió en la cara la sentencia definitiva "tú no saldrás con vida de este viaje".
El día 25 de enero de 1939, el camión en el que trasladaron a los presos hizo una parada en Vic, y en ese momento el guardián aprovechó para bajar del camión a Rafael y en la misma cuneta le descerrajó dos tiros acabando con su vida.
Una vez más el odio frentepopulista acababa con la vida de un falangista.
Rafael de Mendizábal tenía como miembro de la Patrulla Azul dos Medallas Militares Colectivas y a título póstumo se le concedió la Medalla Militar Individual.
Su hermano Ramón, también piloto, cayó en el Frente de Badajoz el 11 de febrero de 1938.
Rafael de Mendizábal fue uno de los muchos oficiales jóvenes que bajo su guerrera militar vistieron la camisa azul de la Falange.
 
 
(Foto inédita de Rafael de Mendizábal, vistiendo el uniforme de caballería, del archivo de los Guardianes de la Memoria Azul).
La imagen puede contener: 1 persona, primer plano