Falangista soy yo. Estrofas de Fernando Moraleda; fueron muy conocidas hasta los años siguientes a la guerra, cayendo después en un oscuro olvido. Es la canción falangista más característica del periodo 1936-1939, como símbolo de lo que la Falange supuso y de todo cuanto se cantó.

Falangista soy,
falangista hasta morir o vencer
y por eso estoy
al servicio de España con placer.
Alistado voy con la juventud
a la lid de nuestra fe
mi camisa azul y el escudo
con el yugo y el haz
garantía son
en la España inmortal que triunfará.

1) Cuando se enteró mi madre
de que yo era de las JONS,
me dio un abrazo y me dijo:
¡Hijo mío de mi alma
así te quería yo!
Falangista valeroso
y con este patrimonio,
la Justicia, el Pan, la Patria
y una España Grande y Libre
que soñaba José Antonio.

2) Cuando estoy en las trincheras
dando la cara a la muerte,
si muero sólo lo siento,
madrecita de mi vida
porque no volveré a verte.
Pero sé que si me matan,
de la tierra en que yo muera,
se alzará como una espiga roja y negra,
de la pólvora y la sangre, mi bandera.