Graciano, aunque nació en la localidad tinerfeña de Icod de los Vinos en 1918, al poco tiempo toda su familia se trasladó a Garachico, donde estudió el Bachillerato.
Inicia la carrera de Magisterio en la Universidad de La Laguna, y es cuando conoce a otros jóvenes patriotas como él, que integraban el entonces naciente sindicato de universitarios falangistas, el "SEU", al cual se afilia de inmediato.
Durante sus estudios de Magisterio compagina su actividad académica con la política, e incluso llega a formar parte de la milicia falangista tinerfeña, que aunque era escasa en número de militantes, lo compensaba con la bravura y valentía de los mismos.
Graciano se ve envuelto en distintos enfrentamientos con los estudiantes izquierdistas que pronto son superados por la naciente Falange tinerfeña.
Al iniciarse el alzamiento armado contra el gobierno frentepopulista de la República, Graciano es de los primeros que se presenta voluntario para el combate, y al tener la carrera de Magisterio acabada, le ordenan ingresar de inmediato en la Academia de Alféreces Provisionales consiguiendo el empleo después de aprobar el correspondiente cursillo.
Combate durante toda la Guerra, ya ascendido a Teniente, en una Bandera de Falange y luego en un Tabor de Regulares, y es distinguido por su arrojo en la pelea en diversas ocasiones.
Logra sobrevivir a la fratricida Guerra Civil Española y decide continuar en el Ejército a pesar de tener finalizada la carrera de Magisterio.
A mitad de los años 40, Graciano es destinado al Grupo de Regulares de "Alhucemas nº 5", y durante su servicio se enamora de esa tierra africana, aprendiendo la lengua árabe perfectamente, así como las costumbres de los indígenas.
En 1951 el Teniente Yanes es destinado a Sidi Ifni, incorporándose al Batallón de Infantería "Santa Cruz de Ifni nº 28", para al poco tiempo pasar al Grupo de "Policía de Ifni."
En este último destino de Graciano, como Jefe de la Sección de Seguridad de dicho grupo, es donde lleva a la práctica todos sus conocimientos sobre esa tierra africana y entonces española.
Pocos años después, desgraciadamente se inicia la guerra en Sidi Ifni, y es entonces cuando el Teniente Yanes, prepara y lidera un "comando" para actuar siempre en territorio enemigo.
Sus acciones se inician el 29 de diciembre de 1957, día en el que Graciano, a la cabeza de su "comando", formado por peninsulares e indígenas (integrado por Graciano, un cabo y ocho soldados), inicia diversos golpes de mano infiltrandose en territorio enemigo.
Desde ese momento, el Teniente Yanes se convierte posiblemente en uno de los militares españoles, que recordando la vieja tradición de la lucha hispana en forma de "guerrillas", la adapta a los nuevos tiempos y actúa con su grupo de policías indígenas como "comandos", combatiendo siempre como una unidad aislada en territorio enemigo.
Por razones obvias no hemos podido encontrar en forma detallada las acciones realizadas por Graciano en aquella ya lejana , desconocida y sangrienta guerra, pero la verdad nos indica que las bajas del Ejército Español en la guerra de Sidi Ifni, ascendieron a 184 muertos, más de 500 heridos y 54 desaparecidos.
Una vez más, rescatamos del olvido de la historia a otro joven estudiante falangista, que supo abandonar su carrera universitaria para luchar contra la "invasión de los bárbaros", permaneciendo durante el resto de su vida sirviendo al Ejército Español y siendo, si no el primero uno de los primeros en combatir contra el enemigo en forma de "comandos".
 
 
 
Puede ser una imagen de 6 personas, personas de pie, monumento y al aire libre
(Foto inédita de Graciano Yanes, al frente de su comando de Policía en Sidi Ifni, llama la atención la curiosa uniformidad y armamento de los integrantes del "comando", del Archivo de los Guardianes de la Memoria Azul).