José Uzcudun ha tenido la amabilidad de atender a El Correo de España para hablar de su padre, una de las leyendas del boxeo español y mundial. Paulino Uzcudun era un hombre muy sencillo, al que no se le subió la fama a la cabeza, un buen padre y una persona familiar y cariñosa. Su hijo responde con la misma sencillez que le enseñó su padre.

¿Por qué cree que un deportista español tan relevante en su época está hoy tan olvidado?

Por dos cosas, por el tiempo que ha pasado, pues se murió en 1985 y porque el boxeo hoy en día en España está de capa caída.

Ciertamente su padre tuvo una vida apasionante, digna de una película, algo que a la industria cinematográfica no le ha interesado.

Desde luego tuvo una vida muy interesante y en su día mi padre firmó con la Paramount para hacer una película, pero al final no salió adelante.

Su militancia en Falange fue algo que no le perdonaron, incluso han llegado a vincularlo injustamente con la "represión franquista", ¿qué diría a los que le acusan de esto?

Fueron tiempos complicados. Por lo que yo sé, cuando acabó la guerra mi padre se dedicó a su familia, al campo y a descansar.

2c8d6d67-fcf5-4ca6-8202-6f7a9ca61e66

De ser cortador de troncos pasó a formar parte del olimpo del boxeo, algo muy meritorio...

Mi padre podría haber vivido una vida tranquila en el caserío, pero al ver lo que el boxeo podría ofrecerle y poseyendo él todas las características que este deporte requería, se animó a probar. Lo meritorio fue el no tirar la toalla en ningún momento.

Sus éxitos internacionales fueron seguidos por cientos de miles de personas en aquella época, ¿fue un fenómeno mediático?

Sí y no solamente en España. En Estados Unidos o allá donde peleara, las entradas se terminaban y la prensa cubría todos sus encuentros. Para la comunidad española en Nueva York, mi padre llegó a ser un importante símbolo de unidad de todos aquellos que tuvieron que abandonar el país; sus encuentros creaban comunidad y eran muy celebrados.

6927cbb0-d677-4e45-ac3a-455a6d7d52b0

Estuvo a punto de ser campeón del mundo, ¿qué puede decir del famoso combate contra Primo Carnera?

Debió ser algo espectacular. Combatió contra el púgil italiano más importante de la época, en un momento en el que el boxeo era el deporte más popular. Primo era un tipo enorme y peleaba en su país, delante de Mussolini; debió ser impresionante teniendo en cuenta el momento histórico y el escenario: la plaza de Siena.

En Estados Unidos fue un auténtico héroe popular, fue campeón de Europa de los pesos pesados y se enfrentó a figuras míticas como Joe Louis, ¿Cómo digirió la fama?

Llevó bien la fama y, aunque fue muy famoso, siempre fue una figura muy cercana. Le gustaba compartir anécdotas sobre América (que a la gente le fascinaba, pues era un país lejano) y sus combates con cualquiera que se le acercaba y demostraba interés.

94ba266d-7985-482e-985f-23fc299302fc

Era legendaria su capacidad de aguante en el ring, era capaz de soportar golpes de todo tipo y acabar ganando, ¿ha sido uno de los grandes encajadores de la historia?

Sí. Los críticos coinciden en ello.

¿Puede contarnos algunas anécdotas interesantes de la apasionante vida de su padre?

Antiguamente, cada sábado había veladas en el palacio de los deportes. Un día estando con él, un caballero se le acercó para saludarle y, al despedirse, mi padre dijo: la cara de este señor me suena. Y resulta que aquel señor era el entonces Príncipe Juan Carlos.

El hecho de dominar otros idiomas era algo inaudito en la España de la época...

Su lengua materna era el vasco, después marchó a Francia y allí aprendió algo de francés, luego volvió a España y recuperó el castellano que había aprendido de niño; más tarde cruzó el charco y fue a Estados Unidos, donde aprendió el inglés y algo de italiano. Yo le he oído tener conversaciones en todos estos idiomas. Sonaba el teléfono y lo mismo te lo encontrabas hablando inglés que francés...

¿Cómo era como padre y como persona?

Era como cualquier padre de la época. Tanto a él como a mi madre y a las personas mayores les tratábamos con mucho respeto y siempre de usted. Mi padre era una persona familiar y cariñosa.

ef874b3f-c26f-4e53-9927-1a4789579eae