El 5 de mayo del 36, la lista de Caídos de la Falange, llega a "42" muertos, los últimos han sido: "José Fierro" en Carrión de los Condes (Palencia), "Máximo Inclán" en Villamuriel (Palencia) y "Rafael Leal" en Calzada de Calatrava (Ciudad Real), la Falange pide venganza.
En Madrid el 6 de mayo, se reúnen los Mandos de la 3ª Centuria de la 1ª línea, cuyo jefe es Luis Laguna, a sus órdenes está su hermano Ramón, que manda una falange de la Centuria, buscan un objetivo socialista que pague con su sangre los últimos caídos de Falange.
El 8 de mayo, el Jefe de la Primera Línea de Madrid les ordena vengar las tres últimas muertes y a las órdenes de Ramón Laguna, los camaradas Vidosa, Arranz, Gabela y Camino se suben al vehículo matrícula M-40024 y esperan al Capitán de Ingenieros "Carlos Faraudo" en la esquina de la calle Lista con la de Alcántara, dónde vivía el citado militar en el número 43.
El capitán "Carlos Faraudo", de 35 años, era Instructor y Jefe de las "Milicias de las Juventudes Socialistas", íntimo amigo de Largo Caballero y uno de los dirigentes de la UMRA (Asociación clandestina de militares antifascistas) que organizaban y ejecutaban los atentados contra Falange.
Al caer la tarde del 8 de mayo, la escuadra falangista se encuentra esperando dentro del coche a que pase el Capitán Faraudo, éste al poco rato aparece paseando en compañía de su mujer Elena Guiloche y en ese momento Ramón Laguna sale del vehículo y le hace un único disparo con un revólver con balas explosivas "Dum-Dum", que le impacta al Capitán en la región glútea izquierda.
El capitán Faraudo muere al día siguiente después de ser operado por el doctor Bastos.
Todos abandonan el lugar del atentado y dejan el coche en la calle Rafael Calvo, pues se les estropea la batería. Posteriormente vuelven a recoger el vehículo pero son detenidos por la policía, que les estaba esperando.
En el momento de la detención y en el domicilio de Ramón Laguna se le encuentran 5 revólveres y un cartucho de dinamita.
El camarada Ramón Laguna es condenado a 7 años de prisión, como encubridor del asesinato ( en el juicio no se pudo demostrar que fuera Ramón el autor material del disparo), y a otros 6 años , como autor de un delito de tenencia y depósito de armas.
De la Cárcel Modelo de Madrid es trasladado a la prisión de Alicante, donde llega a encontrarse con "José Antonio".
Allí, con los presos de la Falange madrileña y los camaradas de la Falange alicantina, organiza una "quinta columna" dentro de la Cárcel y del Reformatorio.
Los milicianos alicantinos, seguramente por un soplo, logran averiguar qué Ramón Laguna fue el autor del atentado contra el capitán Carlos Faraudo, y por ello el 1 de julio de 1938 es fusilado (se le volvió a juzgar de forma ilegal por los mismos hechos en Alicante y condenado a muerte por auxilio a la rebelión).
Triste destino el de los "Hermanos Laguna", ya que su hermano Luis también es asesinado el 25 de octubre del 36 al sacarle de la cárcel Modelo y darle un "paseo".
Su hermano Enrique cae muerto en acción de combate en Peguerinos en la guerra, y su hermano Gonzalo también muere por un disparo de obús, cuando estaba encarcelado en la prisión de San Antón de Madrid.
Antes de que finalice la guerra civil, los quintacolumnistas falangistas de Alicante crean la centuria "Ramón Laguna" y nombran jefe a Miguel Primo de Rivera, que se encontraba preso en la cárcel de Alicante, Miguel es canjeado en Valencia logrando la libertad y el mando de la centuria lo asume Diego Ródenas junto con Fernando Chausa.
Los miembros de la "Centuria Ramón Laguna" logran tomar el control de Alicante antes de que entre el ejército.
Miguel Primo de Rivera vuelve a Alicante y acude al cementerio para buscar la tumba de su hermano "José Antonio" y allí, hasta su traslado, el cuerpo del " JEFE " es honrado y velado por miembros de la centuria " Ramón Laguna".
 
 
( Retrato de Ramón Laguna, no existen fotos del mismo, a su lado una cruz hecha con barrotes de celda, sería el emblema de la Centuria " Ramón Laguna ", del Archivo de los Guardianes de la Memoria Azul )