Himno de campamentos. En el año 1944 se celebró el Campamento Nacional "Ordoño II" que estrenó emplazamientos en la explanada de Riaño (León). En él surgió esta canción, creación de Félix Tellería y Anselmo Redondo. Tiene un contenido  equilibrado: unidades juveniles en marcha, con meta España; el campamento, presidido por el mástil, que evoca el Signo de la Cruz; la lealtad a los caídos y la fidelidad a las consignas de la Falange.

En marcha las centurias con paso firme van;
en sus labios vibra una canción primaveral.
Por rutas imperiales, forjan con afán
la España Inmortal.

Campamentos juveniles
con la enseña redentora de la Cruz,

y al viento nuestras banderas,

son de la Patria la luz.

Camaradas, siempre alerta estad
y a nuestros caídos siempre recordad.

Caudillo, a ti te juramos seguir,

en haz unidos lucharemos hasta el fin.

Camaradas, siempre alerta estad,
y a nuestros caídos siempre recordad.

¡Franco! a ti te juramos seguir

hasta la Victoria o morir.