"Esto es una jaula de locos. Me voy.
    (Amadeo de Saboya)
          "Señores, estoy hasta los cojones de todos nosotros"
          (Don Estanislao Figueras)


     Alguien dijo que los pueblos que olvidan su Historia están condenados, antes o después, a repetirla y por eso creo que es oportuno recordarle a SM el Rey don Felipe cómo se marcharon de España dos de sus últimos reyes (Don Amadeo de Saboya y Don Juan Carlos de Borbón, su padre) y el primer Presidente de la Primera República (Don Estalisnao Figueras).
          Y no voy a entrar, no quiero entrar, en las circunstancias históricas que les obligaron a marcharse ni por qué se tuvieron que marchar... hoy me limito a reproducir las palabras que dijeron en su despedida... por si, dada la situación que está viviendo tras la humillante firma de los indultos de la ruptura de la Unidad de España, estuviera pensando en marcharse antes de que le echen.
                Así que vayamos a los hechos históricos.
                                 
                                 DON AMADEO DE SABOYA
            El duque de Aosta que reino en España con el nombre de Amadeo de Saboya entre 1870 y 1873 se despidió con estas palabras:


  "Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia de pazzi"

 
       ("No entiendo nada. Esto es una jaula de locos")
  
               " Dos años largos -decía en su carta de abdicación- ha que ciño la corona de España, y la España vive en constante lucha, viendo cada día más lejana la era de la paz y de ventura que tan ardientemente anhelo. Si fueran extranjeros los enemigos de su dicha, entonces, al frente de estos soldados tan valientes como sufridos, sería el primero en combatirlos; pero todos los que con la espada, con la pluma, con la palabra agravan y perpetúan los males de la nación son españoles; todos invocan el dulce nombre de la patria; todos pelean y se agitan por su bien, y entre el fragor del combate, entre el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos, entre tantas y tan opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible afirmar cuál es la verdadera, y más imposible todavía hallar remedio para tamaños males. Los he buscado ávidamente dentro de la ley y no lo he hallado. Fuera de la ley no ha de buscarlo quien ha prometido observarla. Me voy de España".
           
                                 DON ESTALISNAO FIGUERAS
         El catalán republicano Federal Don Estalisnao Figueras fue elegido Presidente de la  I República por su gran prestigio y su pasión republicana en las Cortes monárquicas (curioso) en febrero de 1873 y sólo aguantó el guirigay de los cantones tres meses y medio.
             Una tarde, cansado ya y desilusionado, no soportó más, pidió la palabra y con voz templada, pero sincera, dijo en catalán, su idioma materno:
 

        "Senyors, ja no aguanto més. Vaig a ser-los franc: estic fins als collons de tots nosaltres".
  
        "Señores, ya no aguanto más. Voy a serles franco: ¡estoy hasta los cojones de todos nosotros!". 
             Y el bueno de Don Estalisnao dejó su asiento,se fue a la estación del Norte y sin detenerse no se detuvo hasta llegar a Paris.


                                     DON JUAN CARLOS I
               Y dando un salto en la Historia nos encontramos con otra "espantá" real, la de Don Juan Carlos I. Sucedio el 3 de agosto del 2020. El Rey de la Transición (1975-2014), cansado y perseguido por las IZquierdas y la Prensa, decidió marcharse de España, ya había abdicado antes en favor de su hijo Felipe de Borbón y Grecia, y lo hizo con esta carta:                
"Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

 
Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España.

Una decisión que tomo, con profundo sentimiento pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante 40 años y durante todos ellos siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

Con mi lealtad de siempre. TU PADRE

               PUES NO SE HABLE MÁS. QUE DIOS REPARTA SUERTES...y que Don Felipe noolvide la Historia.