32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34

Hoy, al abrir este "baúl de los recuerdos", me ha saltado a la cabeza algo que viví la noche del 17 de noviembre de 1976. Una reunión que, tal vez por "intereses creados", no pasó a la Historia de la Transición, pero que fue tan real como la vida misma. Sucedió en la calle Moreto nº 8 de Madrid, justo detrás del Museo del Prado. Allí, en la primera planta, había tenido su Redacción el semanario "Servicio" siendo su Director Antonio Izquierdo y yo Redactor-Jefe. Aquella tarde-noche se presentaron primero José Antonio Girón de Velasco y Dionisio Martín Sanz,(en aquellos momentos líderes del franquismo) y luego Torcuato Fernández Miranda, Presidente de las Cortes, y Adolfo Suárez, Presidente del Gobierno (yo no sabía nada), y tras los saludos de rigor pasaron al despacho del Director (Izquierdo se quedó fuera). Naturalmente, los de fuera, con nosotros estaba la Secretaria María Dolores, que era una buena taquígrafa, no fuimos testigos directos, pero pudimos enterarnos de todo. Habló primero Torcuato y a su estilo seco dijo dirigiéndose a Girón: "José Antonio, si mañana no aprobáis la Ley (se refería a la Ley de la Reforma Política que iba ser votada al día siguiente en las Cortes) podemos ir a otra Guerra ¿es eso lo que queréis?" A lo que Girón respondió, con su vozarrón natural: "Torcuato, te das cuenta que nos estás pidiendo un harakiri, te das cuenta que vas a entregar España al comunismo...Entonces ¿para que hicimos la Guerra?...y te recuerdo que tú estabas a nuestro lado". En ese momento intervino Suárez:

"José Antonio, te aseguro que donde yo esté no habrá comunismo, se aprobarán los Partidos, pero nunca, nunca, el PCE"...Y con esa promesa formal los del "bunker" votaron al día siguiente la Ley que daba carpetazo al Régimen franquista.