Veamos que pasó.

En el proceso revolucionario de octubre del 34 en Cataluña , Pérez Farras, como jefe militar de los Mossos, se puso a las órdenes de Luis Companys y apoya el golpe de estado que proclamaba la independencia de Cataluña ,incluso llegó a disparar contra los militares leales al Gobierno de la República, y se le atribuye la muerte del Capitán Suárez.

Una vez sofocada la rebelión , Perez Farras fue juzgado por estos hechos y resulto condenado a muerte, aunque posteriormente el gobierno derechista de Lerroux le conmutó la pena capital, rebajando la misma a reclusión perpetua.

De todos es conocida la postura radicalmente contraria de José Antonio y la Falange ante los sucesos revolucionarios de octubre del 34, pero hoy veremos una faceta más desconocida del Jefe, la inquina personal y política que desarrolló contra Pérez Farras, al no perdonarle que un militar se pusiera al lado de los separatistas catalanes e incluso acabara con la vida de un compañero de armas.

Sí , es verdad, "Jose Antonio" amenazó de muerte a Perez Farras, y ademas de forma pública.

El 12 de enero de 1936, en el Teatro Calderón de Valladolid , la Falange realizó un mitin en su campaña electoral, Jose Antonio en su intervención afirmó textualmente: " Qué si dentro de semanas o de meses ,Pérez Farras saliese de la prisión, los muchachos de la Falange evitarán que paseé por las calles españolas".

A los pocos días en el Teatro Norba de Cáceres, en otro mitin, también José Antonio se dirigió al traidor Perez Farras, al que acusaba de "que pronto se reirá sobre la tumba del heroico Capitán Suarez a quien asesinó".

La amenaza de José Antonio corrió como la pólvora y el propio Pérez Farras, recluido entonces en un Centro Penitenciario de Cartagena, le remitió una carta a Jose Antonio por medio del periódico" La Humanitat" , en esta publicación, Perez Farras trataba de disculparse diciendo que siempre había cumplido órdenes y que nunca había matado a nadie, estaba seguro de que las amenazas de la Falange al final acababan cumpliéndose.

También el 24 de enero de 1936, en un mitin en el Ateneo Republicano de Gracia, organizado por Esquerra Republicana de Cataluña, uno de los intervinientes, Jaime Miratvilles manifestó:
" recogemos el reto de Primo de Rivera, si Perez Farras es asesinado, Primo de Rivera caerá también asesinado por nosotros".

Estaba claro que los separatistas catalanes no se tomaban en broma la amenaza de José Antonio.

El Frente Popular gana las elecciones de febrero del 36 y al poco tiempo, en el mes de marzo, el Gobierno indulta y pone en libertad a Perez Farras que regresa a Cataluña y vuelve a tomar el mando de los Mossos.

La Falange Catalana no olvido nunca las palabras de José Antonio , y por eso el 15 de Marzo , dos camaradas de las milicias , Antonio Noya y Julio Lamua intentaron atentar contra la vida de Pérez Farras en un homenaje que le hacían en Vilassar del mar, no lo consiguieron debido a las imponentes medidas de seguridad.

En junio ,Luys Santamarina y una escuadra de camaradas de la Primera Línea, también intentaron atentar contra Perez Farras, está vez en su domicilio particular ,al final desistieron por la gran escolta que siempre le acompañaba.

Pérez Farras, ya en plena Guerra Civil ,se convirtió en asesor militar de Durruti, aunque harto volvió a Barcelona y murió en Méjico muchos años después.

Puede decirse que Perez Farras, "se escapó" de la amenaza de José Antonio.

Al lector que le escandalicé la amenaza de muerte vertida por boca de José Antonio contra Perez Farras ,solo queremos recordarle que esta es parte de la historia de la Falange, y aquí en " Memoria Azul " contamos íntegramente toda la historia ,con sus luces y sus sombras , al final que cada cual saque sus conclusiones.

( publicamos una foto- composición del traidor Perez Farras junto a José Antonio, con cara de pocos amigos)

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano