La última Placa-insignia utilizada por el Cuerpo General de Policía data de 1972, si bien, su uso, no se declaró reglamentario hasta más de un año después.

Placa-insignia del Cuerpo General de Policía de 1972 (col. Simón J. Iglesias Andrés)

La última promoción en recibir este modelo de Placa y el correspondiente carné profesional fue la de 1978, despachada al año siguiente, cuyos integrantes fuimos también los últimos en cursar nuestros estudios profesionales en la vieja Escuela General de Policía de la calle Miguel Angel de Madrid.

Aquella promoción, la primera en la que son despachadas mujeres como Inspectoras de 3ª clase, fue convocada para cubrir plazas en el entonces Cuerpo General de Policía, dándose la circunstancia de que, durante la etapa formativa, se promulgó la Ley 55/1978, de 4 de diciembre, de Policía, por la que desaparece el Cuerpo General, creándose, en su lugar, el Cuerpo Superior. Por tanto, técnicamente, aquella fue la primera promoción del Cuerpo Superior de Policía y, por tanto, la última del General que recibió, como uno de los atributos del cargo esta Placa-insignia.

La siguiente promoción, formada en el antiguo colegio de huérfanos de Ferrocarriles de Avila, sede de la primera Escuela de Policía ubicada en esta ciudad castellana, y en el actual Centro de Proceso de Datos de El Escorial, fue despachada en diciembre de 1982, recibiendo ya el modelo de Placa correspondiente al Cuerpo Superior de Policía.   

Volviendo a la Placa de 1972, el BOE nº 96 de 21 de abril de 1972, inserta una Orden del Ministerio de la Gobernación, fechada el 23 de marzo anterior, por la que se establece la nueva Placa-insignia para los funcionarios del Cuerpo General de Policía.

Como en ocasiones anteriores, el pequeño preámbulo de la Orden alude a que, durante el tiempo transcurrido desde la promulgación de la Orden de 5 de septiembre de 1962 por la que se estableció el anterior modelo de Placa-insignia, se han producido algunos extravíos que hacen aconsejable su sustitución por otro distintivo que reúna mejores condiciones de seguridad.

Por todo ello, se dispone lo siguiente:

1.º La actual Placa-insignia de los funcionarios del Cuerpo General de Policía será sustituida por otra cuyas características se detallan en el anexo a la presente Orden.

2.º La Placa-insignia para el Director General de Seguridad, el Subdirector General, el Inspector General de Personal y Servicios, los Comisarios Generales y los Jefes Superiores de Policía, continuará siendo la establecida en la Orden de 1 de mayo de 1942.

3.º La Placa-insignia que se establece se llevará colocada sobre el lado izquierdo del pecho, encima del chaleco o debajo de la solapa de la americana, y cuando por circunstancias especiales tenga que llevarse en forma visible, será con autorización expresa del jefe inmediato, colocándola en el mismo lado sobre la prenda exterior que se use.

4.º Solamente podrán ostentar la Placa-insignia que se establece los funcionarios en activo y los miembros honorarios del Cuerpo General de Policía.

5.º Se reitera lo dispuesto en el artículo 5º del Decreto 12 de febrero de 1954, sobre prohibición a otros Cuerpos del empleo de Placa-insignia cuya forma puede dar lugar a confusiones con lo que se establece para el Cuerpo General de Policía, y que el uso indebido de esta o de otra semejante que pueda inducir a error será perseguido con arreglo a lo establecido en el capítulo VII del título III del libro II del Código Penal.

6.º Se faculta a esa Dirección General para fijar la fecha en que se deberán quedar retiradas las anteriores Placa-insignia y empezará a usarse la que se establece por la presente Orden.

Anexo

Descripción de la Placa:

La Placa-insignia será de forma ovalada y sus ejes medirán cincuenta y tres por cuarenta y tres milímetros. La circundaran hasta el arranque de la cartela superior dos ramos de hojas en forma de laurel, en ritmo asociado sobre fondo en oro y abrochados en su estreno inferior por un lazo.

En la parte superior ira una cartela de siete milímetros de altura, silueteada en oro con fondo en verde esmeralda y la inscripción, también en oro, “Dirección General de Seguridad”.

En la parte inferior llevara unas cartelas con fondo en blanco y letra en oro con la inscripción “Cuerpo General de Policía”, apareciendo la palabra “POLICIA”, en caracteres más destacados.

En el centro llevara el escudo nacional, esmaltado en sus colores propios, con el águila imperial en negro. En el fondo del citado escudo irá un campo en oro de dieciséis radios concéntricos en ligera forma de media caña progresiva, con el eje al centro del escudo.

En el reverso, y en sentido longitudinal, llevará un alfiler de acero para la sujeción, con un seguro de tornillo y grabado en caracteres de cuatro milímetros el número asignado a la placa-insignia.

Todos los detalles irán esmaltados a fuego, con una terminación en baño de oro de dieciocho quilates.

Publicada esta Orden, no es hasta el 1º de mayo de 1973 cuando se autorizó su uso reglamentario.

Esta Placa estuvo vigente hasta el 25 de agosto de 1982 (BOE del 9 de septiembre siguiente), en que se crea el nuevo distintivo para dotar al Cuerpo Superior de Policía en el que ya aparece el diseño del escudo nacional vigente desde octubre de 1981.

Con la desaparición de este modelo de Placa de 1972, desaparece también la denominada de altos cargos, presente desde 1942.

Igualmente, esta Placa es la última en la que aparece cualquier referencia al tradicional color verde de tantas reminiscencias policiales.

También, a partir de 1982 el carné profesional formará un todo con la Placa-insignia, desapareciendo el formato independiente que venía usándose hasta entonces.