Pasaron los años, pasaron casi 8 siglos y España ya no era la de los Reyes Católicos ni la del Imperio donde no se ponía el sol. La Guerra de la Independencia de 1808, las guerras civiles entre liberales y carlistas o los reinados desastrosos de Fernando VII e Isabel II la habían llevado otra vez a una encrucijada vital. 
Cuando se inician los años 60 (siglo XIX) la Monarquía ya hacia agua por todas partes y se hundía entre la corrupción política, económica y social y los escándalos amorosos de la Reina. Su caída era pues cuestión de tiempo. Y eso llegó en cuanto unos generales (Serrano y Prim) y los mandos de la Marina (almirante Topete) se sublevaron al grito de "¡España con honra!" en Cádiz. La Reina Isabel, la de los tristes destinos huyó al exilió de París y vino una Monarquía Democrática y Constitucional, con un Rey (Don Amadeo de Saboya) elegido por el Parlamento, cosa que sucedía por primera vez en la historia Española.
Pero, aquello ya era algo más que un guirigay político. Porque, ya se sabe, cuando el Gobierno Central no gobierna y las Cortes se pierden en discusiones absurdas, los pueblos se sublevan y rompen con todo. Así resurgieron los Reinos de Taifas de antaño, aunque ahora se les llamaran Cantones. En los primeros meses de República se declararon independientes los siguientes Cantones: 


*Cantón de Alcoy.
*Cantón de Algeciras.
*Cantón de Alicante.
*Cantón de Almansa.
*Cantón de Andújar.
*Cantón de Bailén.
*Cantón de Béjar.
*Cantón de Cádiz.
*Cantón de Camuñas.
*Cantón de Cartagena.
*Cantón de Castellón.
*Cantón de Córdoba.
*Cantón de Granada.
*Cantón de Gualchos.
*Cantón de Jaén.
*Cantón de Jumilla.
*Cantón de Loja.
*Cantón de Málaga.
*Cantón de Motril.
*Cantón de Murcia.
*Cantón de Orihuela.
*Cantón de Salamanca.
*Cantón de Sevilla.
*Cantón de Tarifa.
*Cantón de Torrevieja.
*Cantón de Valencia.


 
                  ¿Y cómo terminó aquel guirigay político? Pues, como siempre terminan las cosas cuando un gobierno no gobierna, una clase política se dedica a discutir el sexo de los ángeles, la corrupción se apodera del Estado y el pueblo pasa hambre. Porque un día, cuando ya se trataba de elegir al quinto Presidente de la República, el General Pavía mandó entrar en las Cortes a un pelotón de Guardias Civiles para echar por las ventanas a los señores diputados. Aquella misma jornada el General Serrano ocupó provisionalmente la Jefatura del Estado. Y decimos provisionalmente porque poco más después otro general, el general Martínez Campos, dio un Golpe de Estado se cargó la República, restauró la Monarquía y les devolvió la Corona a los Borbones.
                Y, naturalmente, hubo que desmontar aquella farsa y encarcelar a algunos líderes independentistas
 

                    Y LLEGÓ LA SEGUNDA REPUBLICA, la de 1931.
 
           ¿Y cómo llegó?  Vamos a analizarlo, aunque sea muy de pasada. Está claro que la Monarquía hacía otra vez agua por todas partes, tan solo 56 años después de su retorno por la fuerza y que el Borbón don Alfonso XIII se había quemado con la Dictadura de Primo de Rivera
(1923-1930). Está claro que la simiente republicana había retoñado y que los monárquicos, una vez más, no estaban por la labor de defender a un Rey en la picota.  Sin embargo, nadie podía pensar que por unas simples elecciones municipales fuera a derrumbarse el edificio y a pesar de ello sucedió lo imprevisto. Los republicanos no ganaron las elecciones del 12 de abril de 1931, salvo en las grandes ciudades, y no todas, pero supieron "vestir el muñeco" y aprovecharon el desconcierto y la desilusión del propio Rey, quien 48 horas más tarde salió de España, vía Cartagena, hacia el exilio. 
              Y "aquello" terminó como todos sabemos: con una Guerra Civil de tres años y unmillón de muertos.


           Y LLEGARON LAS AUTONOMIAS
    Y en 1978, con la nueva Constitución  (la 9ª del palmarés constitucional español, el Estado Centralista monárquico y republicano se transformó en el Estado de las Autonomías...y otra vez, a la vista están, volvieron los Reinos de Taifas y los Cantones, aunque con la apariencia democrática.
         O sea éstas 17 Autonomías.


                           * Castilla-León
                           * Galicia
                           * Cantabria
                           * Principado de Asturias
                           *  Euskadi
                           *  Navarra
                           *  La Rioja
                           *  Aragón
                           *  Cataluña
                           *  Comunidad Valenciana
                           *   Baleares.
                           *   Andalucía
                           *    Canarias
                           *   Extremadura
                           *   Castilla-la Mancha
                           *   Murcia
                           *   Madrid
                         y Ceuta y Melilla


     O sea, 17 Gobiernos, 17 Parlamentos, 17O Consejeros-Ministros y 231.532 funcionarios públicos.
                  Pero, de esto hablaremos otro día.