Hoy día 20 de Septiembre, se cumple el 101º aniversario de la Fundación del “TERCIO DE EXTRANJEROS”

¿Quién era D. José Millán-Astray?

Nacido el 5 de Julio de 1879 en La Coruña. Fallecido el 1 de Enero de 1954, hijo de José Millán-Astray y Pilar Terreros. Casado con Dª Elvira Gutiérrez de la Torre (1906-1954). Hija Dª Peregrina Millán-Astray. Hermana, Dª Pilar Millán-Astray

Sepultado en el Cementerio de la Almudena de Madrid.

¿Por qué se valió de presos muy peligrosos, en los que confió?

A últimos del siglo XIX y principios del XX, existían muchos bandoleros y criminales, con apodos amenazantes entre los condenados, con algún mote de pueblo: “el Rubio”, “el Tiznao” o similares. Había uno al que todos conocían como “Tiburón” era señal inequívoca de que aquel era una bestia, sin moral ni escrúpulos, al que nada importaba la vida ajena, ni la propia, si se terciaba. Un día el hijo del director de la prisión; D. José Millán-Astray, en la que se encontraba preso Tiburón, cuando paseaba por la misma, se cruzó con él. El criminal se acercó al pequeño y le dijo:

“Dame un beso”

 A lo que el niño respondió inocentemente plantando dicha caricia en su mejilla y siguió paseando.

Cuentan que poco después hubo un motín en dicha prisión. Enseguida tomaron al director como rehén y estaba claro que su siguiente paso era matarlo. Pero entonces, sorpresivamente, Tiburón, que apenas se había dirigido hasta entonces, al resto de los presos, dijo:

“Al director ni tocarlo·

 Aquello no sonó a sugerencia, sino a orden y más les valía seguirla si querían sobrevivir alguno de aquellos amotinados.

Algún tiempo después de sofocada la revuelta, el alcaide fue a ver al preso para agradecerle dicho gesto, consciente de que le debía la vida. A lo que Tiburón respondió:

“No, me importaba que a usted lo matasen, me daba igual. Pero su hijo es la única persona que me ha besado en mi vida, y por lo tanto, no podía permitir que se quedase huérfano”

 Aquel niño se llamaba José Millán-Astray. Existen distintas versiones de este hecho, variando los apodos de los presos y la edad de Millán-Astray, en algunos relatos tiene 3 años y en otros cuenta con 6 años. De lo que no cabe la más mínima duda, es que este hecho influenció toda su vida.

Nuestro Fundador D. José Millán-Astray, fue el “alma mater” de su fundación y se creó mediante Real Decreto del 28 de Enero de 1920, por el Ministro de la Guerra D. José Villalba Riquelme, con el nombre de: “Tercio de Extranjeros”.

Su objetivo era hacer frente, como ya había hecho Francia, a la dureza de los combates en la Guerra del Rif (Marruecos), para las que estaban las tropas de reemplazo, que caían como moscas, por su apenas preparación militar y enviados urgentemente, desde la península al frente de guerra.

Su ideólogo, fue D. José Millán-Astray, que se sirvió de todo tipo de hombres, incluso delincuentes en prisión, que no tenían miedo a nada, por lo que nada les ofreció. Hombres curtidos en la vida, que sabían que iban a morir, pero luchando ferozmente y poco les importaba su vida, salvo el restituir su nombre y hacer el bien común, luchando por un ideal: EL HONOR

Se admitían todo tipo de personas, con  el Lema de:

“Cada uno será lo que quiera
Nada importa su vida anterior
Pero juntos formamos Bandera
Que da a la Legión el más alto Honor”

Millán-Astray, sentía admiración por el culto de los Samurais en Japón, lo estudió y aplicó el Código y los principios básicos del “Bushido”

Fue el primer Comandante Jefe y como Teniente Coronel, tras su experiencia en Filipinas, al mando de nativos Tagalos, en Marruecos, al mando de los Regulares indígenas y habiéndose trasladado desde su anterior puesto en el Regimiento Príncipe nº 3(sucesor del Tercio de Lombardía), le daría a la nueva fuerza su peculiar estilo y mística. Esta unidad encuadraba a los españoles y extranjeros que voluntariamente se alistaban para luchar en Marruecos.

Inicialmente el Tercio constaba de una plana mayor de mando y administrativa, y cuatro Banderas (unidad equivalente a un batallón). Cada Bandera constaba de una compañía de Plana Mayor, dos compañías de fusileros y otra de ametralladoras.

El entonces Comandante D. Francisco Franco, fue el jefe de la Primera Bandera y lugarteniente de Millán-Astray. Los siguientes jefes del Tercio fueron los Tenientes Coroneles Valenzuela (1922–1923), Franco (1923–1935, posteriormente como Coronel y de nuevo el Coronel Millán-Astray.

El «Tercio de Extranjeros», que posteriormente se llamó «Tercio de Marruecos», «Tercio» y finalmente «La Legión» (nombre que ha llegado hasta la actualidad), participó en la Guerra del Rif desde su fundación en 1920 hasta su término, en 1927, siendo la acción más destacada en ese tiempo. el conocido como “Desembarco de Alhucemas”

Mucho se ha escrito de La legión y de su Fundador, pero las gentes, unos con mala fe, otros con cobardía manifiesta y casi todos, porque “No es políticamente correcto”, se olvidan del principal Caballero Legionario, el hombre que luchó siempre en la vanguardia de su Legión, que gano con ella, al frente, mil y una batallas, que con ella sofocó en octubre 1934 “La Revolución de Asturias”, organizada por los Socialistas y la izquierda más radical, por toda España, pero su foco más extremista, se realizó en Asturias, a donde al mando el General D. Francisco Franco, en defensa de la 2ª República Española (De esto no se habla en la “MEMORIA COMUNISTA”), contra los insurrectos de los Partidos: FSA-PSOE, UGT, CNT y PCE.

El General Franco, desplazó para contrarrestar y poner orden, a lo más granado de nuestras tropas africanistas; Sus fieles marroquís, los Regulares y a La legión, que acabaron con ellos, poniendo orden y reanudando la convivencia.

En dicho motín, una vez sofocado perdieron la vida entre 1500 a 2000 revolucionarios y se detuvieron entre 15.000 a 30.000

¡De eso no se habla, porque fue El Caudillo, defendiendo a la República, quién salvó la vida de ésta!

Pero también se le ningunea, por los mismos motivos expuestos, que gracias a todos los componentes del Bando Nacional, entre los que se cuentan marroquís, regulares y otros militares, fue La Legión el Cuerpo más eficaz, para destruir al enemigo de Dios y de la Patria.

Por tanto; El primer Caballero Legionario, por delante del Coronel Valenzuela, incluso del Fundador, fue D. Francisco Franco Bahamonde, que como Oficial, Jefe y General, al mando de su amada Legión, derrotó a los bolcheviques y creo el Mito, creó La Legión, que hoy día tiene un gran prestigio y es reconocida en el mundo entero, gracias a su Caudillo que la elevó a Epopeya, a Épica, a Mito,…. a Realidad

Una vez El Caudillo en el poder y llevando muy dentro de su corazón a su Legión, fue tan justo con las demás Tropas, que desfilaban por el Paseo de la Castellana de Madrid, que prohibió que lo hicieran con su Banda de Música, para que los demás militares, no se encontraran menospreciados y solo después de muerto, es cuando La Legión desfila siempre, con su propia Banda de Música.

Los legionarios de hoy, tienen (yo no) dos deudas contraídas y no cumplidas, tales como

1º).- No acudir en Auxilio y Socorro de su Fundador, cuando unos Talibanes, tiraron su monumento en su  ciudad natal de La Coruña

2º).- Y el no acudir en Auxilio y Socorro, en ayuda del Cuerpo de su Jefe Supremo, PROFANADO, por los mismos Talibanes, con el Decreto firmado por otro talibán, un tal Felipe VI, por la desgracia de su Mentor y con el beneplácito de esa derechona asquerosa, repugnante y traidora de Partido del Populacho (P.P.)

¡VIVA CRISTO REY!

¡VIVA LA LEGIÓN!

¡VIVA MILLÁN-ASTRAY!

¡VIVA FRANCO!

¡ARRIBA ESPAÑA!

 

LOS PRINCIPIOS DEL BUSHIDO SEGÚN EL GENERAL MILLAN ASTRAY Y SU REFLEJO EN LA LEGION

 

DEDICADO A TODOS LOS LEGIONARIOS Y DAMAS LEGIONARIAS