El general Juan Chicharro, presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, ha tenido la amabilidad de atender a El Correo de España sobre la última hora en torno a esta institución. Orgulloso de la labor de la FNFF lamenta que una gran mayoría de españoles, sigue con miedo de significarse a favor de Franco, incluso hasta para pronunciar su nombre, o identificarse abiertamente con su legado, por temor a ser señalados.

Gracias a SND Editores, el Correo de España (y otras páginas y editoriales afines) y, muy especialmente, a la labor de la Fundación Franco se sigue publicando mucho en torno al Caudillo y defendiendo su figura con orgullo...¿Cómo valora el hecho de que los tribunales no vean motivos para ilegalizar la FNFF?

La Ley de Memoria Histórica vigente y sobre todo el actual proyecto de Ley de Memoria Democrática es la herramienta política principal de este Gobierno socialcomunista para revertir la reciente historia de España durante el denominado “franquismo” y durante la transición política de los años 70/80. Es una Ley totalitaria, sectaria e inconstitucional.

Ilegalizar la FNFF es objetivo de este Gobierno y la LMD la vía para ello. Sucede que un reciente informe del CGPJ advierte al Gobierno de que no se puede ilegalizar la FNFF porque atentaría contra la libertad de expresión e ideológica tal como plasma la CE en diferentes artículos. Sólo se ampararía esta posibilidad si lo que denominan apología del franquismo se hiciera con menosprecio y humillación a las víctimas. Sucede que la FNFF jamás ha caído ni caerá en esa situación pues nosotros dejamos el juicio a lo que denominan víctimas a la justicia divina muy al contrario de lo que hace este Gobierno pseudocomunista con los miles de personas que fueron asesinadas por sus antecesores ideológicos durante la guerra civil y, aún más, en estos días permitiendo, cuando no alentando, el menosprecio y humillación a las víctimas de ETA, el FRAP o el GRAPO.

Si España fuera un Estado de Derecho, que cada vez lo es menos, no vería motivo de preocupación alguna respecto a esa ilegalización pues no veo donde está el problema de recordar la gran obra social de Franco durante los 40 años de su capitanía. ¿Van a considerar apología del franquismo explicar cómo salvó a España de la II GM, salvó a miles de judíos, industrializó y reforestó España, elevó el nivel de vida y bienestar hasta unos niveles nunca alcanzados, estableció una protección de los trabajadores que ya quisiéramos hoy o creó una clase media antes inexistente y tantas otras medidas que requerirían un libro de grandísimas dimensiones ….etc ?

Pero lamentablemente, y como ya he dicho, España dista mucho hoy de ser un Estado de Derecho y hay pruebas sobradas en estos días de ello por lo que sí existen razones para estar preocupados.

De por hecho que la FNFF que no es una plataforma política de ningún partido, sino que se atiene a su carácter netamente cultural, humanístico y docente y a estos fines se atiene por lo que seguiremos contando la verdad de nuestra historia y el legado del Caudillo. Sin duda.

Franco está de moda, incluso algunos personajes públicos, como uno de los componentes del Dúo Dinámico, se atreven a hablar de todo lo bueno que hizo Franco.

Franco es un gran desconocido para las jóvenes generaciones por la tergiversación continua que se ha hecho de su figura durante los últimos 40 años. No se puede decir que esté de moda, sino que ha sido el propio Gobierno quien en su afán de destruir su legado le ha puesto de actualidad. No es de extrañar que figuras relevantes que vivieron aquellos tiempos acaben reconociendo la verdad que conocieron, pero son las menos. Una gran mayoría sigue con miedo incluso hasta para pronunciar su nombre o identificarse abiertamente con su legado por temor a ser señalados.

¿Qué nos puede decir en torno a la celebración del 18 de julio (este año parece con menos restricciones)?

Como ya he dicho la FNFF no tiene propósito político alguno sino cultural, humanístico y docente, por lo que, salvo en lo que se refiere a la organización de la misa funeral del 20N, no participa en ningún acto político de ningún tipo. Los ve con cariño y de justicia y a título personal son muchos los simpatizantes de la FNFF que intervienen en dichos actos. Actos que son responsabilidad de aquellas organizaciones que se mueven en el ámbito de la política.

¿Alguna novedad en torno al Valle y a la posible resignificación del lugar?

Todo cuanto he dicho respecto a la FNFF es aplicable al Valle de los Caídos y cuanto vemos al respecto lo venimos anunciando desde hace mucho tiempo. El problema principal del Valle y su Basílica es la actitud dudosa y tibia de quien debería ser su principal valedor: la Jerarquía de la Iglesia católica pero no albergo muchas esperanzas en ella toda vez que no me olvido de que fueron colaboradores de la profanación de la Basílica y posterior profanación de la tumba del Generalísimo. Sólo el Prior de la Basílica, el Padre Santiago Cantera, mantuvo la dignidad en aquellos momentos.

Resignificar el Valle y su reconversión en un cementerio civil como pretenden hacer será el fin de una Basílica sagrada y de la Comunidad Benedictina sin duda. Si es un cementerio civil ¿cuál sería el significado de la presencia de los monjes entonces?

Según Periodista Digital preocupa al gobierno un duro manifiesto que escribió contra el gobierno socialcomunista...

Francamente no creo que al Gobierno le preocupe lo más mínimo mi opinión sobre su gestión. No soy tan importante. Más bien pienso que lo expresado por “Periodista Digital” no fue otra cosa que una llamada mediática sin más recorrido.

Usted a título personal estuvo en Colón protestando contra los indultos. ¿En qué medida este hecho escandaloso puede propiciar una reacción de los españoles?

El pueblo español está adormecido y abúlico. Siento ser tan pesimista. Sí, estuve en Colón y de camino a la plaza le aseguro que había ese día más gente en el Retiro paseando que en la plaza citada. El relativismo moral ha hecho un gran destrozo. Y el lamento de los españoles que allí estábamos duró hasta la hora del aperitivo y poco más. La indignación contra los indultos duró dos días y esto lo sabe bien el Gobierno.

¿El hecho de que el gobierno de Sánchez (según las encuestas) tenga los días contados hace que la FNFF se vea menos amenazada?

Si así fuera por supuesto, pero me temo que conociendo la historia del PSOE y sus “colegas” comunistas y secesionistas esta vez han aprendido bien la lección y despojarles del poder va a ser difícil en esta sociedad adocenada y borreguil. Añádase a esto que si en el transcurso de dos años de legislatura han sido capaces de desactivar casi todas las instituciones y en camino están del último asalto al poder judicial, tiempos difíciles nos quedan por la proa a los españoles que nos resistimos a ver desaparecer a la España grande que conocimos. Aún mantenemos la esperanza y nos agarramos al dicho marinero de que el momento más oscuro se produce siempre antes del amanecer.