El otro día, comenzamos a tratar de que la señora esa -Diputada regional o Concejala de Madrid por el PSOE-, que tan agraviada se sintió cuando otro representante de su misma Cámara la puso en evidencia al referirse, de pasada, al historial del partido al que la dama en cuestión representa, conozca un poco mejor la historia del grupo en el que milita y la de sus socios en el gobierno actual de España, vamos, ahora, a proseguir con nuestra labor didáctica.

Pues bien, aprovechando el marco legal que nos permite la Ley de Memoria Democrática, aprobada recientemente con los votos de toda la anti España, al entender que dicha Ley no puede dar de lado a una parte de los muertos, y dejando atrás a Madrid, vamos a iniciar un recorrido por diferentes provincias y ciudades españolas donde el Frente popular -socialistas, comunistas e izquierda, en general-, tan loado por el partido de esta señora, cometió auténticas tropelías, llevándose por delante a muy buenos profesionales de la Policía Española, servidores de la República, cuyo único delito fue cumplir con su sagrado deber y no comulgar con aquel régimen totalitario, miserable y criminal que, finalmente, provocó una guerra civil de tres años de duración.  

Comenzamos nuestro recorrido por esta otra faceta de nuestra memoria histórica.

Albacete:

Tras la rendición de la guarnición de Albacete, el 25 de julio de 1936, la ciudad cae en poder del frente popular, con lo que empiezan las detenciones indiscriminadas de todo el personal no afecto a su ideología totalitaria. 

En uno de los autobuses que conducía a los detenidos al campo de aviación de La Torrecilla, viajaba el Agente del Cuerpo de Vigilancia Aberlardo Martínez Martínez que fue obligado a bajar de vehículo, entregándoselo a las hordas milicianas y otros de ideología marxista, con el fin de que lo lincharan. 

A punto de perecer el Agente Martínez, consecuencia de los golpes que estaba recibiendo, fue reconocido por una prostituta, delincuente habitual, de ideología comunista, quien al grito de “aquí está el policía fascista”, colocó una pistola en la nuca del Agente. 

También fue asesinado, el 4 de enero de 1937, el Agente de la plantilla albaceteña Octavio Rodríguez de la Vera, quien su único delito, por el que recibió un traidor tiro en la nuca, fue su ejemplar conducta profesional y la valentía demostrada ante sus captores negándose a facilitar el emplazamiento de una emisora de radio que funcionaba al servicio del Alzamiento. 

En la localidad de La Roda, sufrió igual suerte, el Agente, adscrito a la Brigada Móvil, Mariano Corralejo Puche. 

Alicante:

Plantilla de Alicante: Agente de 2ª Clase Alejandro Real Postigo, vilmente asesinado.

Plantilla de Alcoy: Agente de 1ª Clase Miguel Más Valdés. Agente de 3ª Clase José Jiménez Urdampilleta y Agente de 3ª Clase José Pastor Gual.

Almería:

Agosto de 1936:

Día 14. Agente de 2ª Clase Alfredo Márquez Martínez.

Día 14. Agente de 2ª Clase Antonio Lao Martínez.

Septiembre de 1936:

Día 23. Inspector de 2ª Clase Rafael Salazar Cervantes.

Día 25. Inspector de 2ª Clase Rafael Bas Sánchez.

Día 25. Agente de 3ª Clase Eudosio Rueda López.

Día 26. Agente de 2ª Clase Carlos Sedano Burnao.

Octubre de 1936.

Día 31. Agente D. Florián Soler García.

Noviembre de 1936:

Comisario de 3ª Clase Antonio Lupión Lupión.

Noviembre de 1936:

Comisario de 2ª Clase Lorenzo López Salinas.

Sin fecha:

Agente Auxiliar de 1ª Clase Andrés Santos Martínez.

Agente Auxiliar de 3ª Clase Lorenzo Orellana.

Otros asesinados de la plantilla:

Agente de 1ª Clase Jesús Miranda Cánovas.

Conductor de 3ª Clase Juan Yufera Jorquera.

Badajoz:

En esta provincia, en el mes de octubre de 1936, se registra la muerte del Agente de 2ª Clase del Cuerpo de Investigación y Vigilancia José Prieto Uña.

Barcelona:

Inspectores de 1ª Clase: Julio Casal Sánchez (octubre de 1936); Hilario Polancos Palero (julio de 1938); Benito Chico García (julio de 1938); Luis Camilo Congost Sanz (agosto de 1936); Emiliano Ferrer Castelló (julio de 1938); Antonio Gil Basagoitia (septiembre de 1936) y Pablo López Pérez (agosto de 1938).

Inspector de 2ª Clase: Francisco Cabrera Hernández (enero de 1937).

Inspector de 3ª Clase: Salvador Gramaje García (julio de 1938).

Agentes de 2ª Clase: Celso Hernández Calvo (abril de 1938); Martín Casuso Albas (noviembre de 1936); Galo de la Cámaras Mingueza (septiembre de 1936); Manuel Herrera Faura (marzo de 1937); Juan Salgado Fernández-Villabrille (octubre de 1936) y Marcelo Pérez Fonseca (abril de 1938)

Agentes de 3ª Clase: Martín Holguín Guillén (agosto de 1937); Gregorio Martín Cedeira (agosto de 1936); Alberto Rodríguez Velázquez (mayo de 1938); David Varela Corredoira (abril de 1938); Gregorio Alonso Santamaría (agosto de 1938); Angel Mora Fernández (febrero de 1937).

Agente Auxiliar de 3ª Clase: Enrique Turégano Turñegano (julio de 1938).

Agente Conductor: Rafael Gómez García (julio de 1938).

Otro personal fusilado o asesinado en 1938 del que se desconoce empleo:

José Alonso de Medina; Manuel Parra Fernández-Montes; Ismael Bofarull Alonso; Salvador Gramaje García y Evaristo Rutea Murciano.

Bilbao:

Pese a que parte del personal tanto del Cuerpo de Vigilancia como del de Seguridad, logró salir de la ciudad para evitar ser vilmente asesinados, fue muerto el Agente de 3ª Clase Manuel Pinilla Losilla.

Cartagena:

Dando cumplimiento a las órdenes dadas por el Ministro Giral, la chusma social-comunista, comienza las matanzas en la ciudad, cebándose de manera especial en la Oficialidad de la Armada cuyos integrantes son asesinados y arrojados por la borda. En el caso del Cuerpo de Vigilancia, cae muerto el Agente de 1ª Clase Juan Cerón López.

Ciudad Real:

En la capital de la provincia: Agente de 2ª Clase Gregorio Daimiel Sánchez, asesinado en diciembre de 1936.

En Puertollano: Agente de 2ª Clase Francisco García Fernández, fusilado.

¡Pro patria mori eternum vivere!

Compañeros caídos por España, ¡Presentes! 

(Fuente: “El Libro de Oro de la Policía Española”. Eduardo Comín Colomer).