El 14 de febrero de 1992, es otra fecha que ha pasado a la historia de La Coruña remarcada de forma muy especial. Ese día, a las 12 de la mañana, la Delegación del Gobierno en Galicia, con sede en La Coruña, hizo solemne entrega de la Bandera de Combate a la Fragata de la Armada Española “Victoria” (F-82).

La Fragata “Victoria”, segundo buque de la clase “Santa María”, derivada de la clase norteamericana “Oliver H. Perry”, fue construida en los astilleros ferrolanos de la Empresa Nacional Bazán, siendo autorizada su construcción en 1977. El buque fue botado en julio de 1986 y entregado a la Armada el 29 de octubre de 1987, quedando encuadrada dentro de la 41ª Escuadrilla de Escoltas, con base en Rota (Cádiz).

Este buque, que, por lo que se sabe, inicialmente iba a recibir el nombre de “Murcia” y, más tarde, el de “Pinta”, en recuerdo de otra de las carabelas que participaron en el primer viaje de Colón, finalmente fue bautizada, creemos que, con mucho acierto, con el nombre del buque con el que el glorioso marino español Juan Sebastián de Elcano, completó, en 1522, la primera circunnavegación de la tierra.

La Fragata, con un desplazamiento a plena carga de 3.982 t., tiene una eslora de 137,7 m., 14,3 de manga y 7,5 de puntal. Dispone de dos turbinas de gas LM2500 y una hélice de cinco palas que le proporcionan una potencia de 40.000 cv. y un andar de 29 nudos.

Su armamento está integrado por un lanzador Mk 13 mod 4, de un raíl, para 32 misiles AA GDC Pomona Standard SM-1MR y 8 misiles antibuque RGM-84 Harpoon; un cañón Otto Melara de 76/62 mm. Mk75; un FABA Meroka mod. 2A3 CIWS 20/12 mm.; dos tubos triples lanzatorpedos de 324 mm. y otras piezas menores.

Dispone de radar aéreo Raytheon AN/SPS-49(V)4, con un alcance de 457 km.; uno de superficie Raytheon AN/SPS-55, banda I y RAN 12L; direcciones de tiro Mk92 y Sperry VPS-2; un sonar de casco Raytheon SQS-56. Gould SQR-19(V); un equipo interceptador de comunicaciones y otro de supresión de ruidos.

Cuenta con los siguientes elementos de guerra electrónica: un lanzador de chaff de seis tubos; señuelos: 4 FMC SRBOC Mk 36. Bengalas infrarrojas y lanzadores de chaff y señuelo para torpedos SLQ-25 Nixie.

Como medios aéreos, dispone a popa de una plataforma para aterrizaje y un hangar para dos helicópteros y esta dotado de un Seahawk SH-60B Lamps III.

Su dotación es de 223 tripulantes.

El Patrullero “Bergantín” (P-28)

Desconocemos el motivo de que fuese La Coruña la ciudad elegida para el abanderamiento de este buque, si bien creemos que podría guardar relación con el hecho de que el 24 de julio de 1525, de la bahía coruñesa, partió la expedición de García Jofre de Loaysa, con dirección a las islas Molucas, compuesta de siete buques -Santa María de la Victoria, Sancti Spiritus, Anuncia, San Gabriel, Santa María del Parral, San Lesmes y Santiago-, siendo el segundo jefe de la Escuadra Juan Sebastián de Elcano quien perdería la vida en aquella expedición. Tal vez, el hecho de que fuese La Coruña una de las últimas tierras españolas que vio el ilustre marino, animaron a las Autoridades coruñesas a ofrecer la Bandera de Combate a la Fragata.

Actuó como madrina de la solemne ceremonia Elena Tormo de García Sabell, esposa del entonces Delegado del Gobierno en Galicia. El acto estuvo presidido por el Capitán General de la Zona Marítima del Cantábrico, Almirante López de Arenosa, contando con la presencia del Presidente de la Xunta, del Capitán General de la VIII Región Militar, del Delegado del Gobierno y de otras autoridades y representaciones.

En el muelle de Trasatlánticos, donde se celebró el acto, se encontraba formada una Compañía mixta integrada por Escuadra de Gastadores, Banda y Música, una Sección del Ejército de Tierra, otra de Infantería de Marina, una tercera de la Escuela de Maniobra de Ferrol y otra de la dotación del buque que, finalizado el acto, desfilaron ante las autoridades y el numeroso público que acudió a la ceremonia.

La madrina, hizo entrega de la Enseña Nacional al Comandante del buque, Capitán de Fragata Antonio González-Aller Suevos, siendo bendecida antes de oficiarse una Misa de campaña previa al izado de la Bandera, con los honores de ordenanza, en el buque.

A popa del navío se encontraba el Patrullero “Tabarca” (P-28) y a proa el, por entonces, de igual categoría “Turia” (P-54).

El Patrullero “Tabarca” (P-28), perteneciente a la larga clase “Anaga” -Anaga, Tagomago, Marola, Mouro, Grosa, Medas, Izaro, Tabarca, Deva y Bergantín-, conocidos en la Armada con el sobrenombre de “Tacañones”, fue construido en San Fernando (Cádiz). Con un desplazamiento de 320 tn., tiene una eslora de 44,26 m. y una manga de 6,60. Dispone de un motor Bazán MTU, que le proporciona una potencia de 4.500 cv. y una velocidad de 15 nudos. Va armado con un cañón de 76/50 mm. y otras piezas menores. Su dotación es de 27 tripulantes. Fue entregado a la Armada el 30 de diciembre de 1981. A fecha de hoy, sigue en activo, dependiendo del Mando de la Fuerza de Acción Marítima de Ferrol, y tiene su base en la Escuela Naval Militar de Marín.

Dragaminas “Turia” (M-27)

El Dragaminas “Turia” (M-27), ex USS MSC-130, pertenecía en origen a la clase norteamericana “Adjuntant” y fue construido en astilleros de California entre 1952 y 1954. De casco de madera, desplazaba 383 tn., a plena carga, con una eslora de 44 m., 8,24 de manga y 2,6 de calado máximo. Disponía de dos motores General Motors de 800 cv., que le proporcionaban una velocidad de 13,6 nudos. Iba armado con dos cañones antiaéreos de 20 mm. y otras piezas menores. Disponía de equipos de rastreo para destruir minas magnéticas, acústicas y de contacto. Contaba con un radar de navegación TM626 y un sonar de rastreo de minas UQS-1. Su dotación era de entre 39 y 45 hombres.

Por las fechas que nos ocupa, reconvertido a Patrullero, ya había recibido su nuevo numeral con las marcas de cotado “P-54”, habiendo ostentado antes el de “PVZ-54”.

Este buque, que fue dado de alta en la Armada en 1955, causó baja en 1993.