El Buque-escuela “Galatea” en el puerto de La Coruña

En plenas fiestas de verano, en la tarde del sábado 20 de agosto, arribó al puerto de La Coruña, procedente del Polígono de Tiro Naval “Janer” de Marín, el Buque-escuela de la Armada “Galatea” que permaneció en nuestra ciudad hasta primeras horas del miércoles 24 en que zarpó con dirección a la Base Naval de Ferrol.

Este buque, con aparejo de Fragata, se construyó en los astilleros Anderson Rodgers Bay Yard (Glasgow) y fue botado en diciembre de 1896. Tras prestar varios años de servicio como buque mercante, en 1922 es adquirido por la Armada, asignándole funciones de buque-escuela de Guardiamarinas, que comparte con la vieja Corbeta “Nautilus” y el Crucero “Carlos V”, hasta que, en 1928, fue relevado por el “Juan Sebastián Elcano”.

Botado en origen con el nombre de “Glenlee”, tras ostentar otras denominaciones durante su vida civil, en diciembre de 1922, al causar alta en la Armada, fue transformado en los astilleros Echevarrieta-Larinaga de Cádiz y rebautizado como “Galatea” y con ese nombre permaneció en servicio hasta diciembre de 1982 en que fue dado de baja.

Con desplazamiento de 2.500 tn., su eslora era de 74,87 m., 11,85 de manga, 7,45 de puntal y un calado de 5,80. Poseía aparejo de Fragata con 21 velas y 2.800 metros cuadrados de velamen. La altura de su palo mayor alcanzaba los 54 m.

Disponía de dos motores diésel Atlas-Polar que le proporcionaban una potencia de 800 cv., y una velocidad de 8 nudos. Iba armado con dos cañones de 57 mm. y otros dos de 37 mm. para salvas.  

A partir de 1928, tras ser relevado como Buque-escuela de Guardiamarinas, pasó a serlo de Marineros especialistas en Maniobra, manteniéndose en ese cometido, convertido desde 1959 en Pontón-escuela, en la Base Naval de La Graña (Ferrol), hasta su baja definitiva en la Lista Oficial de Buques de la Armada en 1982.

Como se ha señalado, el buque, arribado a La Coruña, procedía del Polígono de Tiro Naval “Janer” inaugurado en 1921, en las instalaciones de la Base Naval de Marín, activada el año anterior. Este Polígono Naval, situado en los terrenos que hoy ocupa la Escuela Naval Militar, recibió, en 1924, el nombre de su primer Comandante-director, el Capitán de Corbeta del Cuerpo General de la Armada, Jaime Janer Robinson, muerto en acto de servicio.  

Volviendo al Buque-escuela “Galatea”, en su llegada al puerto coruñés venía mandado por el Capitán de Corbeta del Cuerpo General Juan González Rueda y en él, de acuerdo con lo que señala la prensa de la época, navegaban un total de 160 Marineros especialistas.

Es muy posible que el Capitán de Corbeta González Rueda, pese a venir a La Coruña al mando del buque, fuese en realidad su Segundo Comandante ya que, por otros datos que poseemos, creemos que, por estas fechas, el titular era el Capitán de Fragata Francisco Montero y Belando que entregaría el mando en octubre de ese mismo año.

Como hemos señalado, la presencia del buque y de su dotación, coincidió con la celebración de las fiestas mayores del verano coruñés que resultaron tan animadas y concurridas como siempre, merced a la presencia de muchos veraneantes que se sumaban a una población ávida de festejos.

Metopa del “Galatea”

Aquel sábado, día 20, por la tarde, se celebró, en la bahía, contando con gran afluencia de público, la regata de balandros organizada por el Club Náutico que contó con la participación de siete embarcaciones. El triunfo final se lo adjudicó el “María Teresa” que empleó 57 minutos en efectuar el recorrido de la prueba.

Tras esta regata, se inició otra de canoas y bucetas a cuatro remos en la que participaron cinco embarcaciones sobre un recorrido de 1.800 m. Resultó ganadora la representante del Club Náutico.

A la conclusión de esta prueba se inicio la regata de traineras profesionales, sobre un recorrido de 2.700 m., en la que participaron tres embarcaciones, alzándose con el triunfo la “Elvira” de Santa Cruz. La última de las pruebas fue la de traineras de aficionados en la que participaron una del R.C. Deportivo y dos del Náutico, con un recorrido similar a la anterior, logrando el triunfo final una de las representantes del Náutico.

También aquella noche, en la plaza de María Pita, se celebró la primera sesión de cine publico que tuvo su continuación a lo largo de las dos noches siguientes.

Un número habitual, “el paseo en el Relleno”, tuvo aquella noche como protagonista a la Música del Regimiento de Infantería “Isabel la Católica” nº 54.

El domingo, día 21, continuaron las fiestas, celebrándose, además de la segunda sesión de cine público en María Pita y el “paseo en el Relleno”, que contó con el concurso, además de la Música del “Isabel la Católica”, de la Banda de las Escuelas Populares Gratuitas, la fiesta anual de los Exploradores.

También, ese día, se celebró la “Fiesta atlética y de fútbol” que concitó la presencia de numerosos atletas y público en general en el campo del Real Club Deportivo, finalizando la jornada con un encuentro entre el Racing de Ferrol y el Emden coruñés.

El lunes, día 22, comenzó la “Semana Agrícola”, con numerosas actividades. Se celebró, en la plaza de María Pita, la tercera jornada de cine popular y, por la noche, el tradicional “paseo en el Relleno”, un numero festivo que contaba con gran aceptación en nuestra ciudad.

El martes, 23, último día de permanencia del “Galatea” en nuestro puerto, de nuevo la Música del “Isabel la Católica” animó el paseo del Relleno.

El buque-escuela “Galatea” atracado delante del patio del Cuartel de Instrucción de Ferrol

Suponemos que, a lo largo de estos días, la dotación y marineros alumnos embarcados en el buque-escuela “Galatea”, disfrutarían, en su franco de paseo, de este abigarrado programa de actos festivos.

Sin embargo, todavía esta misma semana, La Coruña se vería honrada con la visita, el sábado, día 28, de la Escuadra de Instrucción, al mando del Vicealmirante Antonio Roghi, integrada por los Acorazados “Jaime I” y “Alfonso XIII”, así como el Crucero rápido “Reina Victoria Eugenia”, con un total de 2.150 hombres integrando sus dotaciones.

Sobre esta visita ya hemos hablado en un artículo anterior.

Un triste epílogo.

Tras causar baja en la LOBA, el “Galatea” quedó amarrado en Ferrol a la espera de que decisión tomar con él. Hubo varias ciudades españolas que solicitaron su cesión para diferentes fines. Incluso en 1992 se traslada a Sevilla, quedado en las proximidades de a Torre del Oro, para convertirlo en Centro de Comunicaciones de la Expo-92 y, a su finalización, en Museo Naval. Sin embargo, los costes del proyecto se disparan y se abandona la idea.

Por aquellas fechas, varias Entidades y colectivos iniciaron una campaña para su recuperación y conservación que, pese a todo, no logra el objetivo.

Desprovisto ya de su mascarón de proa y de sus palos, en 1993, es remolcado al Glasgow donde se inicia su reparación y puesta a punto, contando con el aporte económico además del propio Ayuntamiento de la ciudad británica, con la financiación del Fondo Europeo de Desarrolló Regional y otros organismos.

En 1999, tras recibir, procedentes de La Carraca (San Fernando), sus palos originales, se convierte en un museo flotante, constituyendo, hoy en día, un atractivo turístico de primer orden en la misma ciudad en la que fue construido.

Nosotros, tan solo conservamos su mascarón de proa.