Guardias del Cuerpo de Seguridad de La Coruña con uniforme de verano estrenado en 1912 (Archivo Municipal de La Coruña)

Existe constancia de la presencia de la Policía Gubernativa en La Coruña desde, por lo menos, el año 1887. De hecho, la prensa, en este caso “La Voz de Galicia”, en su edición correspondiente al 2 de julio de ese año, da cuenta de la plantilla tanto del Cuerpo de Vigilancia como del de Seguridad -creemos que este último hace referencia al antiguo Cuerpo de Orden Público- de la plaza de La Coruña, señalando que su constitución se había producido el día anterior y que sus efectivos eran los siguientes: un Inspector de 1º Clase, dos de 4ª, dos Agentes de 1ª y 14 de 2ª del Cuerpo de Vigilancia y un Teniente, un Alférez, un Sargento, cuatro Guardias de 1ª y 25 de 2ª del de Seguridad.

Tan solo dos años después, en 1889, la Gaceta, en su número correspondiente al 1º de agosto, inserta un Real Decreto, fechado el 28 de julio anterior, por el que se reorganiza la Policía Gubernativa en todo el territorio Nacional lo que provocará modificaciones en este despliegue.

La nueva reorganización, trae como consecuencia la desaparición del Cuerpo de Orden Público en provincias, cuyos componentes dejan de prestar servicio en la jornada del 31 de julio -creemos que todavía se mantuvieron activos algún tiempo más-, manteniendo únicamente operativo el Cuerpo de Vigilancia, quedando el de Seguridad -denominación que recibe en 1877- constreñido su despliegue únicamente a Madrid.

Por lo que se refiere a la plantilla del Cuerpo de Vigilancia que se asigna a La Coruña tras esta reorganización queda configurada con un Inspector de 1ª, dos Inspectores de 3ª, dos Agentes de 1ª y 20 Agentes de 2ª, algunos de ellos procedentes del extinto Cuerpo de Orden Público. 

Suponemos que, pese a los incrementos habidos en el Cuerpo de Vigilancia, con la asignación de personal del empleo Vigilante, que comienza a realizar sus funciones de uniforme, la medida de disolver el Cuerpo policial uniformado no debió dar los resultados apetecidos, por ello, entre los años 1907 y 1908 comienza la fase de planeamiento del despliegue del Cuerpo de Seguridad en una buena parte del territorio nacional a imitación de lo que anteriormente había sucedido en Madrid y Barcelona.

Con anterioridad a este año, un proyecto de junio de 1904 estudia la creación de unidades de este Cuerpo en Barcelona, Zaragoza, Valencia, Cádiz, Sevilla y Málaga. Este proyecto no prosperó y salvo Barcelona que contaba ya con personal, aunque agregado de Madrid desde 1902, el resto de las ciudades de las relacionadas tuvieron que esperar a 1907 o 1908, incluso algo más en el caso de Cádiz.

A finales de 1907 se determina, finalmente, la creación de distintas Unidades del Cuerpo de Seguridad, de diferente entidad, en Valencia, Sevilla, La Coruña y Bilbao y tan solo cinco seis meses después, en mayo de 1908, se ordena la implantación del Cuerpo en Zaragoza, Valladolid, Alicante, Murcia, Málaga, Salamanca, Granada y Santander.

Las plantillas de estas últimas Unidades quedan fijadas por los Presupuestos de 1909, año en el que se hacen efectivas, de acuerdo con la siguiente distribución: Murcia-Cartagena: 1 Capitán, 2 Tenientes y 100 Guardias; Málaga: 1 Teniente y 80 Guardias; Alicante, Granada, Santander, Valladolid y Zaragoza: 1 Teniente y 56 Guardias y Salamanca: 1 Teniente y 32 Guardias.

Presentación de los nuevos uniformes en La Coruña en enero de 1912 (Museo Policial de La Coruña)

Con fecha 20 de noviembre de 1910, la Gaceta, publica el Escalafón del Cuerpo de Seguridad, cerrado a fecha 31 de octubre anterior, que aporta datos esclarecedores en cuanto a la entidad de la fuerza presente en cada una de las localidades donde existía dotación.

El citado escalafón nos permite, en primer lugar, observar que efectivamente en las ciudades de Madrid; Barcelona; Valencia; Murcia; La Coruña; Málaga; Bilbao; Sevilla; Santander; Salamanca; Valladolid; Zaragoza; Granada y Alicante, el Cuerpo disponía de unidades de Infantería de diferente composición y entidad, en tanto que las de Caballería estaban solo desplegadas en Madrid y Barcelona.

Con relación a La Coruña, la entidad de fuerza que se fija en un principio es la de una Sección reforzada, al mando de un Teniente, integrada por un Sargento, dos Cabos, 8 Guardias de 1ª y 39 de 2ª, un total de 51 hombres que comienzan a prestar servicio, aunque no con la totalidad de efectivos, el 12 de marzo de 1908 al mando del Teniente Antonio Fernández Gago, procedente de la Guardia Civil, que había llegado a la ciudad el 27 de febrero anterior para hacerse cargo del mando de su Unidad cuya Prevención se instala en el denominado Palacio Provincial, donde, además de la Diputación, se asentaba el Gobierno Civil, la Inspección del Cuerpo de Vigilancia y el Teatro Principal -hoy Rosalía de Castro-, en la coruñesa calle de Riego de Agua.

Se asignan inicialmente, en este inmueble, las dependencias ocupadas con anterioridad por el Archivo provincial, habilitando dos espacios diferenciados, uno para despacho del Teniente jefe, el ocupado previamente por los Secretarios del Gobierno Civil, y otro para Prevención y retén, disponiendo de un armero para los cincuenta Mauser de dotación de la Unidad. Terminadas estas obras se iniciaron otras de saneamiento de la Inspección de Vigilancia, situada en el mismo edificio, pero con acceso por la calle del Agar.

No es hasta principios de mayo de ese mismo año -1908- en que la Sección queda constituida en su totalidad teniendo que hacer frente, en unión del Cuerpo de Vigilancia de la plantilla coruñesa, a los graves sucesos acaecidos entre el 24 de ese mismo mes y el 17 de junio siguiente que provocaron gran alarma entre la población por tratarse de una oleada de atentados anarquistas con artefactos explosivos que fueron colocados en diferentes puntos de la ciudad (ver artículo titulado “1908. Primavera explosiva en La Coruña”. ECE 20/09/2020), logrando la identificación y detención del autor de estas criminales acciones.

 

Guardias del Cuerpo de Seguridad de La Coruña con el uniforme anterior a 1912 (Archivo Municipal de La Coruña)

Tras la publicación en la Gaceta de 13 de enero de 1911 de una Orden, fechada el día anterior, por la que se fijan las plantillas del Cuerpo de Seguridad en las localidades en las que se hallaba implantado, se procede a incrementar las dotaciones asignándole a La Coruña una Unidad de entidad Compañía al frente de un Capitán y compuesta además por dos Tenientes, cuatro Sargentos, cuatro Cabos, 12 Guardias de 1ª y 100 de 2ª, en total 123 hombres, lo que en la práctica supone un incremento superior al doble de los efectivos en revista con los que contaba.

El 20 siguiente, se posesiona del mando el Capitán Manuel Pena Vidal, de la Escala de Reserva del Arma de Infantería, cuyo destino anterior estaba fijado en Murcia. Con tal motivo, el nuevo jefe del Cuerpo de Seguridad pasó revista a la fuerza bajo su mando en los soportales del Palacio Provincial, situado, como se ha señalado, en la calle Riego de Agua. El acto contó con la presencia de numeroso público y concluyó con el desfile de la Compañía delante de su Capitán.

Para atender las necesidades del despliegue del nuevo contingente se determina dividir la ciudad en dos Distritos, uno de ellos, el segundo, con su Prevención en el inmueble 108 de la calle del Orzán, al que se destina la mitad de los efectivos, así como un Agente del Cuerpo de Vigilancia en unión de varios Vigilantes.

En cuanto al primer Distrito se mantiene la Prevención en el edificio del Palacio Provincial, donde también se ubicaba la Inspección del Cuerpo de Vigilancia a cuyo frente se encontraba, en aquel momento, el Inspector de 2ª Clase Félix Pérez-Fajardo Rubio.

Sin embargo, consecuencia de las obras acometidas para la ampliación de las dependencias del primer Distrito, a mitad del mes de marzo del citado 1911, se trasladan al inmueble número 50 de la calle de Riego de Agua.

Dependientes de la Compañía de La Coruña figuran las Secciones desplegadas en Ferrol y Santiago de Compostela, con una entidad de fuerza, en cada una de ellas, de un Teniente, un Sargento, dos Cabos, 4 Guardias de 1ª y 20 de 2ª.

Ese mismo año, concretamente el 27 de mayo, se crea en la localidad de Noya (La Coruña) un Puesto del Cuerpo de Seguridad integrado por un Cabo y cuatro Guardias de 1ª, dependiente, igualmente, de la Compañía de La Coruña.

Guardia de Seguridad de la plantilla de La Coruña, con uniforme de verano (hacia 1913)

Andando los años, alrededor de 1919, se crean, con una entidad de fuerza similar al de Noya, destacamentos en Puentedeume, Betanzos y Ortigueira, todos ellos dependientes de la misma Compañía.

Volviendo a la Compañía de La Coruña, a las 13,00 horas del miércoles 10 de enero de 1912 se celebró en la Avda. de la Marina, a espaldas del Palacio Provincial, una revista de la fuerza integrante de la Unidad, a cuyo frente se encontraba su Capitán.

El acto estuvo presidido por el Gobernador Civil, Felipe Romero Donallo, quien revistó la fuerza que vestía el nuevo uniforme declarado reglamentario en septiembre del año anterior. El acto concluyó con el desfile de la Unidad, precedida de la Banda de Cornetas, ante el Gobernador, causando admiración entre el público asistente al acto.

Tanto la Autoridad gubernativa, como el público de La Coruña y la prensa local, elogiaron la nueva uniformidad, equipo y armamento presentado, capaz de conferir a las Clases y Guardias del Cuerpo un aire más marcial.

En este sentido el diario coruñés "La Voz de Galicia" en su primera página de la edición correspondiente al jueves, día 11, se hace eco de la noticia comentando, sobre esta nueva uniformidad, lo siguiente: "El conjunto luce muy bien. Los Guardias están irreprochables. ¡Qué diferencia entre esta lucida tropa, bien vestida, bien armada y equipada, y aquellos Guardias astrosos de antaño, tantas veces ridiculizados en caricaturas y sainetes!".

A lo largo de los siguientes años, la entidad de fuerza del Cuerpo de Seguridad de La Coruña no varió de forma sensible si hacemos excepción de la creación, en enero de 1925, de un destacamento Ciclista, compuesto por seis Guardias que comenzaron a prestar servicio el 5 de marzo siguiente.

Sección del Cuerpo de Seguridad, ante la iglesia de San Jorge, con motivo de la celebración de la festividad del Angel de la Guarda, Patrón de la Policía, en 1931 (Archivo Municipal de La Coruña)

También en este año de 1925 se dio traslado al Gobernador Civil del anuncio de la inminente creación, en nuestra ciudad, de un Pelotón de Caballería, dotado con doce plazas, que, sin embargo, no llegó a constituirse.    

Habrá que esperar al advenimiento de la II República para que, debido a la reorganización del Cuerpo de Seguridad, se incrementen notablemente los efectivos al establecer en La Coruña la 8ª Comandancia de la que dependen las plantillas de Servicios Locales de las cuatro provincias gallegas y fijando en nuestra ciudad la Plana Mayor del 8º Grupo de Asalto integrado por la 16ª Compañía, presente en la plaza desde 1932, así como la 31ª en Pontevedra, creada al año siguiente.