Repasamos en otro artículo  la interesante temática de la poesía épica de la Hispanidad. Como vimos, uno de los más importantes ejemplos de ese género es "La Araucana", la obra magna  de Alonso de Ercilla, sobre la conquista española de Chile.

La guerra de Arauco, como se la llamó, es decir la conquista de Chile, la lucha entre conquistadores e indígenas araucanos o mapuches, fue tan épica, durante más de un siglo, que Chile fue llamado " el Flandes indiano". Se establecía así la comparación con la interminable guerra de la España imperial contra los holandeses, en Flandes.

En la estela de "La Araucana", en 1596, se publicó un nuevo poema épico,  sobre la historia de la conquista de Chile, el "Arauco domado". Su autor fue Pedro de Oña, poeta y cronista, ya nacido en Chile, aunque hijo de españoles. La gestación de la obra fue muy curiosa, ya que fue un encargo del Virrey de Perú, don García Hurtado de Mendoza. Don García, fue, como Virrey de Perú, el caudillo militar que, a partir de 1557, sofocó, después de grandes combates, la primera gran rebelión de los araucanos, en la que murió el primer gran conquistador de Chile, Pedro de Valdivia.

Se había dado la circunstancia de que en " La Araucana", que ya era muy famosa en su época, el autor, Ercilla, que había luchado en aquella conquista, había casi ignorado a la figura de Don García Hurtado de Mendoza, dado que, posteriormente éste le había condenado a muerte, por la implicación de Ercilla, en una importante pelea en una taberna, aunque al final no fuese ejecutado. Pero Ercilla se había vengado ignorándole en su inmortal poema.

Don García, deseoso de que sus hazañas bélicas, tuvieran también reflejo en un poema épico, encargó un nuevo poema a otro autor, Pedro de Oña. Y así surgió el "Arauco domado". Es una obra, con sus casi 700 páginas, también extensa, aunque menos que "La Araucana". El Arauco domado se compone de 19 cantos y está compuesto en octavas reales.

Aunque Oña no fue soldado, su obra refleja también la guerra del Arauco, entre conquistadores y araucanos, básicamente con rigor histórico, aunque embellecida con recursos literarios y poéticos. En su obra, Don García Hurtado de Mendoza, a quien compara con  los grandes guerreros de la Antigüedad, es indudablemente, el héroe principal.

El gran hispanista británico Hugh Thomas, dijo, refiriéndose al Arauco domado, que tiene grandes méritos y habría recibido grandes elogios, de no haber sido  por la inmensa superioridad de La Araucana. Efectivamente, aunque hay consenso en que la obra de Ercilla, tiene una calidad literaria superior, no obstante, el Arauco domado, está también considerado por los especialistas, como una obra relevante y digna de ser leída.

En definitiva, otro exponente de este bello género literario que es la poesía épica de la Hispanidad.