Inicio esta Sección, que he querido bautizar con el título de "Historias de ayer" en recuerdo de  aquella gran película, "El Cid", que interpretaron los míticos Charlton Heston y Sophia Loren y que para mí fue durante un tiempo  como un talismán que  me salva de depresiones o "cabreos",  porque me gustaría resucitar algunos  pequeños "acontecimientos" que la Gran Historia ha dado por perdidos y que, sin embargo, pueden servir para aclarar otros Grandes Acontecimientos.

Por ejemplo, el de la amistad que mantuvieron en vida José Antonio Primo de Rivera, el fundador de la Falange, y Federico García Lorca, el alma de la "Generación del 27" y mito de la izquierda comunista.

Para ello, nada mejor que recordar lo que sucedió la noche del estreno de "Yerma",  el 29 de diciembre de 1.934, en plena ebullición del "Golpe-Revolución" del  PSOE de Largo Caballero que quiso hacerse con el Poder e instaurar en España una República Socialista y la Dictadura  del Proletariado.

"Aquella tarde se presentó José Antonio en el "Lyon" en busca de Foxá (que sería el que lo contara), a quien acompañaban Sánchez Mazas,  Eugenio Montes y Miquelarena.

---  Venga, querido Agustín, nos vamos al estreno de Lorca y tú te vienes con nosotros.
---  ¡Oh no, José Antonio!... Seguro que allí va a estar el poeta comunistay no quiero ni verlo. (Foxá se refería a Rafael Alberti).
--- Pues te vienes, después de la función quiero invitar a Federico y a la Xirgú a una copa ( la gran Margarita Xirgú, que ya le había estrenado a Lorca "Bodas de sangre", "María Pineda" y otras a Casona y Benavente)

Y en el estreno estuvieron los cinco y los cinco acabaron aplaudiendo con verdadero entusiasmo. Después, y como les había prevenido José Antonio, se fueron de copas al "Gijón".

---   Maravillosa, maravillosa, Margarita, eres la mejor actriz que yo había visto en mi vida  -- dijo José Antonio mientras se sentaba-- y la obra genial, Federico ¡eres un genio!.
---   No, mi querido José Antonio,  no soy un genio, yo me he limitado a unir el alma del pueblo español y la realidad española.

Naturalmente, la reunión duró hasta que los primeros rayos de sol entraron por los grandes ventanales... y naturalmente se acabó hablando de política...¡y cómo no, de la Falange y del himno que habían compuesto los poetas de José Antonio y que Federico y la Xirgú acabaron cantando con ellos, el "Cara al sol"!)

--- ¿Habéis visto cómo aplaudían Alberti y Bergamín?,parecía que la obra era suya. El del Puerto se apunta a todo lo que pueda favorecer a la Izquierda.
---  No, Sánchez Mazas  -dijo Federico--  Rafael no es de izquierdas, Rafael es más comunista que la Pasionaria. Sobre todo desde que ha vuelto de Moscú. AHORA PARA ÉL STALIN ES DIOS. A mi ya no me gusta, un poeta converso, y más al comunismo, ya no es poeta.
--- Por favor ¿y qué hacemos con "Marinero en tierra?-- añadió Montes.
---  Si, "Marinero en tierra" es genial, pero lo de ahora ya no es poesía --remató Rafael  Sánchez Mazas.
---  ¿Y la tercera, cuándo? -- le preguntó José Antonio a Federico, cuando ya nos despedíamos en la calle.

---   No lo sé, José Antonio, no lo sé...bien sabes tú, que también eres poeta, que el "duende" es más caprichoso que la "fortuna" y aparece o desaparece cuando quiere...

---  ...¡Ooo le da la gana! --  dijo Foxá, entre risas.

 

DESGRACIADAMENTE LOS DOS, JOSÉ ANTONIO Y FEDERICO, FUERON VÍCTIMAS DE LAS DOS ESPAÑAS